22 ene 2022

Intentando explicar de una forma didáctica la crisis en Ucrania ...sin morir en el intento

La nueva Ucrania nacida en 2014, dominada por grupos fascistas paramilitares
Una de las muchas concentraciones 
de neonazis ucranianos admiradores de Bandera

Veo un exceso de soflamas belicistas en prensa y mucha gente preguntándose "¿Qué está pasando en Ucrania?" y lo entiendo honestamente, porque es difícil, y cada vez más, separar el trigo de la paja en el universo de propaganda habido y por haber. Porque escandaliza, al menos a quiénes alguna vez hemos escrito sobre Ucrania o hemos seguido lo sucedido en ese país desde 2013, leer algunos de los argumentos y las simplerías, en unos casos, y la manipulación sectaria y descarada, salida del mismo Departamento de Estado de EE.UU, sobre lo que verdaderamente está pasando en la frontera de Ucrania y los motivos de la crisis. Y como siempre, cuando se trata de un conflicto o un asunto complejo, las mayores mentiras están no tanto en lo que se dice, sino precisamente en lo contrario: en aquello que se oculta.

Para poder hablar de la crisis de Ucrania es preciso explicar algunas consideraciones previas y algunos datos sobre el país. Ucrania no es un estado homogéneo, como desde 2014 se está vendiendo en la prensa occidental. Ucrania es un país con unas importantes minorías: la rusa, la más importante de todas, constituía un 25% de la población en 2014. Pero hay más minorías: los tártaros, los búlgaros, los rumanos, los húngaros y los griegos. Constituían porque la política seguida por la Ucrania nacida del golpe derechista del Maidán, rabiosamente nacionalista y con grupos destacados de ultraderecha, ha hecho que esa presencia de minorías se reduzca considerablemente, mediante una limpieza étnica en el país de la que después hablaré con detalle. 2014 es el año en el que hay que situarse para comprender el origen del conflicto ucraniano. 

Composición de Ucrania y minorías étnicas. 



En noviembre de 2013 estallan unas protestas, comandadas por grupos de derechistas, nacionalistas y extremistas de derecha, con símbolos fascistas, que se asientan en la Plaza de Maidán de Kiev. Una de sus reclamaciones es contra la corrupción y por alianzas con la Unión Europea y un marcado discurso nacionalista y antirruso. Esas protestas son dulcificadas por la prensa occidental, tratadas con cariño y reciben incluso la visita de dirigentes de Europa y Estados Unidos. Como después se supo, su inicio, financiación y apoyo partió de Occidente. Protestas que se fueron intesificando hasta que se derribó al gobierno de Yanukovich, un gobierno votado mayoritariamente en el sur y el este del país, frente a la zona más nacionalista ucraniana. En las protestas se usaron paramilitares que disparaban a los manifestantes, para lograr así las imágenes buscadas en la prensa occidental y lograr el apoyo mundial en Occidente a los manifestantes, ocultando la presencia de ultraderechistas y nazis coordinando los comandos armados de la Plaza Maidán. Nos tuvimos que enterar, por supuesto, después, que los francotiradores eran de los manifestantes para así generar las muertes entre sus filas. Antes algunos lo habíamos denunciado, pero, como siempre, era "propaganda del Kremlin"

Fascistas ucranianos presentes en el Maidán, a los que EL PAÍS llamaba "jóvenes nostálgicos"

De esta forma, por la fuerza, ciscándose en la elección popular y en la voluntad de los electores, en Kiev Occidente impuso, con ayuda de grupos de extremistas de derechas y los restos de la "Revolución Naranja" un Gobierno ultranacionalista y partidario de la OTAN y con los grupos de ultraderechistas y filonazis enseñoreados de la calle, e incluso, siendo integrados dentro tanto de la Policía como del Ejército ucraniano

Resultado de las elecciones de 2010, en las que se mearon los ultraderechistas del Maidán y Occidente


Una vez instalados en los resortes de poder, no duraron en usarlos contra opositores: quemando sedes del Partido Comunista de Ucrania, como ya habían hecho en numerosas ocasiones desde la caída de la URSS, persiguiendo a minorías o acosando a sus detractores. El tono fue subiendo hasta la masacre en Odessa en mayo de 2014, donde miembros del Partido Comunista y entidades panrusas fueron quemados vivos con la participación de grupos miembros del nuevo Gobierno ucraniano y fascistas de Svoboda y Pravy Sektor. Dichos grupos contaron hasta tal punto con apoyo del régimen de Kiev que hoy, 8 años después, no hay un solo detenido por la masacre. 

Masacre de Odessa realizada por fascistas ucranianos, matando a decenas de personas

Es en ese contexto de violencia desatada por los elementos ultraderechistas ucranianos, afines al régimen del Maidán, que la población rusoparlante, señalada y estigmatizada por las nuevas autoridades ucranianas, con gente subiendo al poder  como la diputada del partido ultraderechista Svoboda, Irina Faron, diciendo que en Ucrania hay "cinco millones que deberían estar en la cárcel por no hablar ucraniano" o celebrando la matanza de Odessa, que se produce la secesión de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk o en Crimea se produce un movimiento ciudadano partidario de la escisión, teniendo en cuenta que allí la población rusa es el 92% y que se realiza un referéndum por parte del Gobierno autónomo con una votación altísima, que Occidente no reconoce (pese a reconocer otros con menos garantías y participaciones ridículas). Todo en un contexto informativo que desde 2014 se ha basado en presentar a Ucrania como un régimen democrático donde, bueno, hay algunos excesos, pero son pecata minuta, ya que es agredido constantemente por Rusia mediante la presencia de las repúblicas secesionadas, ignorando que Moscú no las ha reconocido siquiera y que la supuesta colaboración entre esos territorios y Moscú se basa simplemente en ayuda humanitaria, obviando la asfixia económica a la que Kiev ha sometido a esas regiones. Pero, sobre todo, las matanzas realizadas contra ciudades y civiles desarmados en las Repúblicas de Donetsk y Lugansk, algo que no solo es una guerra silenciada, sino una auténtica limpieza étnica cometida por el régimen ucraniano, lo cual es demandado por los sectores más ultraderechistas del Maidán. 



Entre 2014 y 2015 los ataques del Ejército ucraniano y las tropas paramilitares neofascistas contra el este de Ucrania fueron brutales, teniendo escaso eco en prensa española o siendo analizados siempre desde la perspectiva de Ucrania, como en la masacre de Mariupol, teniendo que irnos a medios rusos en castellano para conocer lo sucedido, ante el relato ucraniano transcrito por toda la prensa, desde la extrema derecha de Intereconomía a los "progresistas" de Público y EL PAÍS, el medio más afín al régimen del Maidán. Paralelamente a esto, el régimen de Kiev ha realizado una auténtica limpieza étnica en la zona, obligando, directamente o por medio de sus tropas de choque neofascistas, la huida de miles de refugiados de lengua rusa, principalmente a Rusia y otras zonas, casi medio millón de personas solo el primer año de las razzias maidaneras. Todo esto, al tiempo que el régimen de Kiev ilegalizaba partidos más votados en la zona rusoparlante o contrarios a su línea ideológica, como la vergonzosa ilegalización del Partido Comunista de Ucrania y todo ello, con el silencio cómplice de Occidente, que no solo ha censurado la limpieza étnica, las matanzas de Ucrania contra su propio pueblo, el ascenso y auge de la extrema derecha o la ilegalización de partidos de izquierdas, sino que conforme todo ello se ha intensificado, Occidente y la OTAN ha apoyado más al régimen del Maidán instalado en Kiev. 

Desde entonces, y pese a los acuerdos de Minsk, violados reiteradamente por Ucrania, en la zona ha continuado la tensión. Año tras año se ha denunciado, convenientemente silenciado por la prensa occidental proatlantista, la limpieza étnica en este de Ucrania, las masacres de civiles y la violación de los acuerdos de Minsk por parte del régimen ucraniano, así como el auge de los grupos abiertamente nazis que son los amos y señores del país desde 2014 y tienen derecho a decir quien es un "buen ucraniano" y quien es un "perro comunista o un cerdo ruso". Del mismo modo que la política del Estado ucraniano contra las minorías étnicas es cada vez más descarada, hasta el punto que un diario, o mejor dicho, el diario más abiertamente pro-Maidan de España, denunciaba esta política que busca un auténtico genocidio cultural contra las minorías, incluyendo las trabas para aprender lenguas minoritarias. Por no hablar del revisionismo histórico: El Maidán ha convertido la historia oficial ucraniana en un lodazal donde los que lucharon contra el nazismo son insultados y sus estatuas vandalizadas, sus calles quitadas, sus honores retirados, mientras se pasa a celebrar actos en memoria de asesinos, colaboradores nazis y auténticos criminales de masas, como Stephan Bandera, colaborador nazi y responsable de la masacre de Volinia. Tan escandaloso que hasta un periodista de derechas, poco sospechoso de simpatía con el comunismo como César Vidal, lo ha denunciado y le ha valido un veto de entrada a Ucrania


Todo esto en un contexto donde
Ucrania lleva años armándose hasta los dientes y realizando compras intensas de armamento, que, además busca integrarse en la OTAN, poniendo en riesgo la seguridad propia de Rusia como estado, ante la posibilidad de poner misiles apuntando a Moscú a menos de 900 kms de Moscú. Y todo ello con el comodín constante de los dirigentes ucranianos ante la mala situación política y económica del país, de denunciar que Rusia les intenta invadir, como hicieron en 2014, en 2015, 2016, 2017, 2018 y todos los años. Si a ello le añadimos los negocios de la familia Biden en Ucrania desde el Maidán, la belicosidad mayor de los demócratas contra Rusia y el hundimiento de la popularidad de Biden, tendrán las claves de por qué está pasando lo que está pasando.

Para terminar, me gustaría acabar con un consejo: En la guerra, la primera víctima es la verdad. Busquen ustedes información contrastada, cuestionen todo lo que lean, incluso este escrito, que, para evitar sesgo, he preferido dotar de enlaces, mayoritariamente a fuentes de medios occidentales. Lean medios occidentales y no occidentales como RT en Español o Xinxua, conscientes de que todos dan parte de su versión y fabriquen ustedes la suya propia, sin servidumbres ni dependencias. Siendo conscientes de que los que hay en España son todos, sin distinción, favorables a uno de los bandos, transmiten casi calcada la propaganda de guerra norteamericana y cuya labor no es informarles, sino formarles una opinión: que ustedes vean a Ucrania como alguien agredido, cosa que la historia muestra, desde 2014, que es faltar -y mucho- a la verdad. 

Y por último, aunque todos sabemos que como en 2014, 2015, 2016 y el resto de años, la "inminente invasión rusa" será igual de falsa que siempre, reclamen al Gobierno, del que forman parte tanto PSOE como Podemos, donde sea posible, que no colabore en la escalada hacia la guerra, como hizo el ministro de Exteriores en Washington como un perrito faldero en EE.UU. De haber una guerra con Rusia, las consecuencias serían devastadoras. ¿Alguien en su sano juicio querría poner su ciudad en el blanco de un posible ataque ruso?¿O no son conscientes de que, igual que Rusia es atacada por la OTAN y los facciosos ucranianos, tendría el derecho a responder ante una agresión en la que, España, como miembro de la OTAN, sería uno de los agresores? Quiénes hablan tan alegremente de guerra, como se está viendo estos días en las redes sociales, serían los primeros en salir corriendo de materializarse. 




20 nov 2021

Carta abierta a los trabajadores del metal de Cádiz en lucha

Querido/a trabajador/a del metal gaditano que estás en la calle, luchando y peleando, en la huelga del metal indefinida, que lleva varios días en desarrollo, por tu pan y el de los tuyos: 

Lo primero que quiero hacer es presentarme. Pertenecemos a sectores muy diferentes, yo soy un trabajador del sector educativo y vivo a cientos de kilómetros de ti, en la otra punta de la Península, en Alicante. Nuestras realidades y trabajos son, obviamente, diferentes. Conozco lo básico y necesario de vuestro sector, las condiciones laborales, los salarios, la grave situación de paro en la zona de Cádiz y poquito más. Lo normal, en estas circunstancias, es que vuestra lucha y vuestra huelga me resultara ajena o me uniera al coro criminalizador, si me dejase intoxicar por la propaganda de los medios de comunicación. 

Sin embargo, mis ideas y mis principios, que adivinarás en este escrito, me tienen vacunado contra todo ello, desde hace ya mucho tiempo. De hecho, el primer motivo por el cual escribo esta carta es para darte las gracias. Te preguntarás "¿por qué? Yo solo estoy luchando por mi pan y el de mi familia.". Aquí debo contradecirte, porque no solamente estás haciendo eso. Estás mostrando que no nos han domesticado, que aún queda espíritu combativo, que todavía hay gente dispuesta a no dejarse pisar sin luchar y sin plantar cara. Vuestra huelga es un revulsivo que nos da fuerzas a otros sectores y otras zonas, porque no son pocos los que necesitan lucha y reivindicación para mejorar las condiciones, máxime con unas subidas de precios que se comen nuestros sueldos. Vuestra huelga y vuestra pelea nos indica que la llama viva de la lucha histórica de nuestros padres y nuestros abuelos, de esa clase obrera que arrancó derechos a base de dejarse la piel en la barricada y con la presión en la calle, no han conseguido apagarla y sigue viva y fuerte. Por eso, lo primero que quiero, es darte las gracias. Porque tu lucha, en un momento de supuesta paz social, nos anima a imitarla y a tomar ejemplo. Nos da esperanzas, muchas. 

Realmente, debo decirte que no es algo nuevo, por eso hablo de "supuesta paz social". Numerosas luchas se reparten a lo largo del Estado de forma silenciosa y desde hace meses, y no porque no hagan ruido, sino porque la prensa del poder, esa que a vosotros os señala con el dedo y os quiere criminalizar, a otros les tiene totalmente invisibilizados y silenciados. Las trabajadoras del Museo Guggenheim llevan casi 200 días en huelga, los bomberos forestales valencianos llevan más de mes y medio en huelga. Por no hablar de la dura lucha de los trabajadores de Tubacex, de vuestro sector, que estuvieron más de 240 días hasta ser readmitidos en su puesto de trabajo, una de las victorias más importantes en los últimos tiempos. Podría tirarme el día enumerando colectivos en lucha, que he recogido en esta lista. El problema es que vivimos en la sociedad del click, del tweet, de la imagen, de lo viral. Y en esta sociedad, si no se te ve, no existes, y eso enlaza con otro punto importante que es necesario señalar. 

Habrás visto cómo esos mismos medios que han silenciado tantas y tantas luchas, luchas laborales que apenas se han mencionado en las TV, radios y periódicos, han empezado la campaña brutal de criminalización contra todos vosotros. En primer lugar, no informando de los motivos reales de la huelga, que es lo primero que se debería explicar al tratar un conflicto laboral: Podrían detallar que pedís la recuperación de poder adquisitivo, que no queréis renunciar a ninguna paga y que no aceptais aumentar los días de trabajo como exige la patronal. Podrían denunciar las más que innumerables muestras de represión policial por parte de los piquetes del patrón. Pero tanto tú como yo sabemos que, a estas alturas, su misión real no es esa. La verdadera labor de los medios de comunicación, controlados en su mayoría por bancos y accionistas de esas mismas empresas a las que hacéis la huelga, es la de criminalizar y demonizar vuestra lucha: presentaros como unos monstruos que cortáis carreteras por gusto, que os gustan las barricadas y que practicais lo que, según ellos, es "violencia". Por eso se inventaron el bulo de las ambulancias, de la supuesta mujer que tuvo que parir en una ambulancia y que en realidad nunca existió. Fue una técnica ya usada en Colombia durante los paros y huelgas de estos pasados meses. 

Es por ello que, con la experiencia de haber apoyado otras luchas en el pasado, como la de los mineros asturianos y leoneses en 2012 o la de los estibadores en 2017, te daré dos consejos, con mucha humildad y respeto, si me lo permites. Haced el caso justo a los medios de desinformación: no dejéis que os marquen la agenda. ¿Ellos hablan de violencia?¿De qué violencia hablan?¿De una barricada o de un corte de carretera?¿Desde cuándo las ruedas o unos palés ardiendo sufren como animales o seres humanos? La verdadera violencia, que ellos no van a denunciar, es la miseria y el paro que asolan la provincia de Cádiz y a su juventud, los sueldos justitos y congelados del metal, por no decir cosas mayores, o la temporalidad que afecta a vuestro sector. La verdadera violencia que van a justificar y legitimar es la de la policía que os lanzaba pelotas de goma y gases asfixiantes. La violencia es la de una patronal que, ganando dinero a cascoporro, quiere ganar más a costa de vuestro sudor y esfuerzo. Contra dicha violencia, es legítimo hacer una barricada para defenderse y defender a los tuyos. Porque fue así como se consiguieron los derechos laborales y sociales que estamos perdiendo, con barricadas que echaban humo, no haciendo batucadas ni convirtiendo una manifestación en un desfile de disfraces. 

Y el segundo consejo que os sugeriría es que tengáis en cuenta que hoy las redes sociales son la otra barricada en la que hay que ganar la batalla, además de en la calle y en la mesa de negociación. Aunque los medios tengan aún el monopolio de la información, debéis colonizar las redes sociales y hacer que se escuche vuestra voz: vuestras razones, vuestras reivindicaciones, vuestra garra y vuestra dignidad y neutralizar a los voceros de la Patronal, algunos pagados y destinados a criminalizar cualquier lucha de clases y con contenido (no solo pasará con vosotros, ocurre de forma constante). Tenéis que conseguir que vuestros motivos y vuestra reivindicación se escuche, alta y clara. Es gracias a las redes como muchos hemos sabido de luchas laborales silenciadas, como las que os he comentado más arriba, estaban teniendo lugar. Es gracias a las redes que estamos leyendo a algunos, aún pocos, de vuestros compañeros. Y nos está ayudando a comprender y a solidarizarnos con vuestra lucha. 

Aunque, a decir verdad, tampoco es que yo necesitase mucho, como habrás podido adivinar, para ponerme de vuestro lado. Mis ideas marxistas y mi conciencia de clase ayudan a que la palabra solidaridad no sea un cascarón vacío o una mera pose. Allí donde haya una lucha, allí donde los trabajadores luchen por su pan, allí donde haya conflicto entre el empresario y el trabajador, allí donde los trabajadores necesiten el apoyo y la difusión, allí debemos estar, apoyar y solidarizarnos. Ayer fueron otros sectores, hoy sois vosotros y en el futuro seremos o serán otros. 

Imagino que, como en toda lucha, vas a tener altibajos, momentos donde pensarás que vais a hacer la revolución y lograr un acuerdo decente, pero también ratos de bajón o decaimiento, sobre todo si lees a determinados voceros del poder, a juntaletras a sueldo de la patronal o pones media hora el programa derritecerebros de Susanna Griso o Ana Rosa Quintana. Cuando eso pase, recuerda que son unas cuantas, y no precisamente pocas, las personas que os estaremos respaldando en vuestra lucha y en vuestras reivindicaciones. Porque la victoria de los trabajadores del metal, como cada una de las luchas laborales existentes y en desarrollo, no será solo una victoria de los trabajadores de uno u otro sector, es una victoria de la clase obrera en su conjunto

Me despido atentamente de ti, pidiendo que compartas este escrito con tus compañeros y tomando apuntes de todo lo que haces y de las lecciones que aprendamos de vosotros, porque, aunque yo sea profesor y me dedique a la docencia, hoy eres tú y tus compañeros los verdaderos maestros en la lucha. De obrero de la educación a obrero del metal. Un abrazo solidario,

Julián Jiménez, profesor de Educación Secundaria.  

18 abr 2021

Desmitificando el franquismo. El texto para rebatir a los cuñados que hablan y dicen que "Con Franco se vivía muy bien"


 ¿Tienes un cuñado que habla maravillas de la dictadura?¿Tu tía Paqui la del pueblo o el cuñado que se sienta en el bar te dice que en sus tiempos mozos vivían muy bien con Franco? Entonces has venido al sitio adecuado para rebatir con datos a esos que no paran de poner propaganda en Facebook diciendo cosas como que "Franco creó la Seguridad Social". 

¿Significa eso que en los 40 años de franquismo no hubo avance? Hasta el gobernante más inútil y decrépito es capaz de mejorar algo en esa enorme cantidad de años. Pero lo que dicen los datos no miente: España perdió un tren en la Segunda República que no recuperaría en muchos casos hasta 1960-1965, quedando, eso sí, los últimos años de la dictadura y gracias a la asistencia de EEUU, que convirtió a Franco en uno de sus mejores aliados, ya que ambos tenían un enemigo común, el comunismo, en un país que experimento cierta mejora y modernización en sus estructuras, ayudado también por las divisas enviadas por los emigrantes españoles en Europa. Pero, en definitiva, de esos 40 años, 25 prácticamente supusieron tirar el tiempo a la basura. No es algo que diga yo, es algo corroborado por la estadística. 

Llegada de la luz a Sostres en 1981
Doc 1. Llegada de la luz eléctrica a pueblos de España a los 6 años de morir Franco


Por poner un simple ejemplo, pero muy característico: Numerosos pueblos españoles tuvieron que esperar años a morir el dictador para ver llegar a sus calles y hogares la luz eléctrica. Sí, cuando la URSS llevaba años electrificada con el GOELRO y los sucesivos planes quinquenales, allá por 1950, en España aún cortaban en 1981, en pueblos como Sotres, en Asturias, la cinta inaugurando la llegada de la luz al pueblo.

   Doc. 2. Beneficios empresariales en España
 
La España de Franco es una España donde los ricos recuperaron sus privilegios, a costa de someter por la violencia a la mayor parte de los españoles, obreros y campesinos fundamentalmente, pero también las capas de la pequeña burguesía adictas a la República. 

Desde el primer momento, las empresas más importantes del país, bancos, industriales y gran patronal vieron como el franquismo hacía disparar sus beneficios y riquezas, que nunca se traducían en mejorar alguna de las capas de trabajadores del campo y de la ciudad. Ellos no solo vieron no mejorar su situación, sino que la durísima represión contra cualquier forma de sindicalismo y huelga permitió mantener salarios de miseria en campo y ciudad durante casi las dos primeras décadas del franquismo, como muestran la evolución de los salarios durante este periodo. 

De esta forma, los salarios se desplomaron en el campo y tardarían hasta casi los años 60 en recuperar el nivel que tenían durante el Gobierno del Frente Popular en junio de 1936. En el caso de algunas industrias fue mucho peor. Y todo esto, como veremos después, con una inflación disparada. 

Doc. 3. Tabla de salarios reales en la agricultura. 

Doc 4. Evolución del salario rural y agrario. 

Doc. 5. Tabla de salarios de la industria en España 

Doc. 6. Evolución del salario real en España 


Como se puede observar, los salarios permanecieron en todos los casos por valores inferiores a los tiempos del Frente Popular, cuya acción breve de gobierno había mejorado los salarios, pese a la crisis económica que vivía el mundo y España en ese momento. De hecho, tal y como podéis ver en la tabla final el salario real en valor constante de 100 para 1919 se desploma tras 1936 y no llegaría a los niveles de ese año hasta 1970. Para que esto fuese posible, fue necesaria una represión feroz y sanguinaria contra el movimiento obrero, disciplinando así a una gran masa de trabajadores, que solo en los tiempos finales del franquismo mediante huelgas y lucha forzaba al régimen y los empresarios afines a tener que subir sueldos y mejorar condiciones laborales. Por eso, la reflexión en muchos hogares ante la situación fue: La única salida sería la emigración, como después veremos. 

Doc. 7 Huelgas y conflictividad social



Doc. 8. Tabla de productividad y costes laborales de la industria española

Seguramente alguna persona te habrá esgrimido "Pero Franco puso las pagas extras". En esencia es verdad, aunque entonces solo representaba un pequeño pago en navidades para compensar la inflación y otra el 18 de julio como forma de "celebrar la victoria facciosa en la guerra civil". Pero tiene truco: Su implantación, que no equivalía a un sueldo, sino a un aguinaldo de 7 días inicialmente. Y como reconoce un diario poco sospechoso de comunista como ABC, la razón fue compensar la terrible y dramática caída de los salarios en los años 40: Sueldos cayendo un 10-20% mientras las tasas oficiales de IPC se disparaban al 30% y el IPC real hacía que los precios de productos se multiplicasen hasta por seis en 10 años. 

Doc. 9. Evolución de los precios de los diferentes productos. 



Doc. 10. Tabla de evolución del IPC por años con base 100 en 1896

Doc. 11. Evolución del IPC por décadas

Doc. 12. La inflación estaba disparada. Solo a partir de los años 60 y debido al movimiento obrero, los salarios subirían más que los precios. 



Como podéis observar en las gráficas de precios, el aumento de los mismos era descomunal, habiendo algunos productos con subidas acumuladas de un 600% en pocos años, y eso oficialmente, pues como sabemos, el mercado negro y el estraperlo, hacían su agosto en medio de la escasez de la postguerra, duplicando o triplicando el valor de los precios oficiales. 

El resultado de todo ello era el que todo el mundo puede imaginar: hambre, miseria, escasez y necesidad. Pero no para todos. Las clases vencedoras de la guerra, como ya hemos visto, no sufrieron nada de eso. Sin embargo, los relatos de viajeros en esa España que, supuestamente sus apologetas, nadaba en la abundancia, son estremecedores. 

Doc 13. Fragmento de Holocausto Español de Paul Preston 


Doc. 14. Fragmentos de la tesis "Morir de hambre: autarquía y escasez" de Miguel Ángel del Arco

Y ello se reflejaba en datos que son poco difíciles de manipular con la estadística, como por ejemplo el dato de estatura de los jóvenes que hacían la mili, que refleja como la estatura media de ellos desciende durante parte de los años 40, 50 y parte de los 60 para dispararse a mediados de esa década, reflejando la mala y la falta de alimentación, que determinaba una menor estatura de los niños y luego de los jóvenes que realizaban el SMO. 

Doc. 15. Evolución de la estatura media de jóvenes en la mili según el año de nacimiento

Por otra parte los datos de alimentación ofrecidos por la FAO señalan que España era el país con menor consumo de calorías en comparación con países de la zona hasta los 70. Como se puede observar en esta gráfica, España se situaban por debajo, mucho respecto al país con mayor consumo de calorías según la FAO hasta 1990, que era la Unión Soviética y Francia. Otro dato que nos ayuda a entender esto es ver los alimentos más consumidos, donde destacan aquellos más económicos y baratos como pan o alubias frente a productos frescos o carnes. 
Doc. 16. Tabla de calorias por persona. Datos de la FAO/ONU

Doc. 17. Consumo de alimentos en España. Anuario Barcelona e INE



Con estos datos, no era descabellado que la inmigración al extranjero se disparase, ya fuese por motivos políticos y de represión o bien por motivos económicos. Pero incluso aquí, contrastando los datos de Francia, Suiza o Alemania y los del INE se observa una manipulación de las cifras por parte del régimen franquista. 

Doc. 18. Tabla de emigración con datos de INE y países receptores. 

Doc. 19. Emigración. Reparto. 



Fueron cientos de miles los españoles que se fueron a Europa, haciendo dos cosas que beneficiarían al régimen franquista: generando divisas y reduciendo la conflictividad social. De esta forma, pudo sostenerse el dictador. 

Si nos vamos a los datos macroeconómicos, se sostiene aún menos la teoría de que Franco hizo crecer como nunca España o que España fuese tan bien como decían sus palmeros. 

Doc. 20. Evolución del PIB francés y español

En primer lugar, el PIB y la renta nacional bruta, tal y como vemos en los gráficos nº 20 y 23 muestra que nuestro PIB solo llegó al nivel del francés a partir de finales de los años 60. Y tal y como se muestra en ambos gráficos y tablas, la renta bruta no alcanza el nivel de 1936 hasta bien entrados los años 50. 

Dentro de los sectores económicos, un signo claro de retroceso es como aumenta el sector primario, el sector más importante cuando un país es subdesarrollado. En el gráfico 21 y 22 se puede ver como, mientras eso sucede, la industria se estanca, no despegando hasta los años 60, cuando el país, con el apoyo de EEUU y la llegada de divisas aprovecha para modernizarse mínimamente. 
Doc. 21. Porcentaje de la población ocupada en el sector primario

Doc. 22. Porcentaje de la población en el sector secundario industrial

Doc. 23. Evolución de la renta per cápita en España. 

Doc. 24. Comparación salarial entre países de Europa. 

Doc. 25. Producción de diferentes productos con base 100 en 1940. 

Sin embargo, como puede observarse, los salarios españoles eran de los más bajos de Europa. Ello permitía que, mientras los trabajadores estaban en la cola de Europa, la burguesía española disfrutase de algunos de los mejores beneficios empresariales del continente. 
Doc. 26. Beneficios empresariales en España durante el siglo XX


Otro sector que vio como el franquismo le daba una posición de ganancia y privilegio fue la banca. Aumentando sin cesar sus activos y clientes, con un mercado bastante protegido y cerrado, la banca española hacía pingües beneficios durante todo el franquismo, viendo como sus depositantes aumentaban y sus beneficios, también. 
Doc. 27. Evolución de depósitos bancarios en relación con el PIB

Doc. 28. Evolución de la deuda pública en España 

Además, el bajísimo nivel de inversión pública, cuando ya en la mayoría de estados europeos se establecia un Estado del bienestar y se disparaba el gasto público y ascendía la deuda, en España ese gasto era bajo y la deuda, al igual que ya había hecho la República, bajaba, haciendo que el sector privado, banca, fuera el principal beneficiado. Con unos tipos de interés oficiales que daban un margen importante a la banca privada. 

Doc. 29. Tipos de interés oficiales en España. 

Incluso datos en los que el franquismo podía presumir, como tener una tasa de paro muy baja, inferior al 5%, tiene su trampa. Todos los países europeos tenían datos mucho mejores (Francia un 2%, la URSS un 0.9% o la RFA un 1%). Pero esos países tenían una mayor incorporación de la mujer al mercado laboral que aquí no se había producido hasta bien entrados los años 70, haciendo que España fuese uno de los países con una menor tasa de actividad, solo pudiendo maquillar las cifras de paro y desempleo mediante la no introducción de la mujer al mercado laboral y la espita de la emigración, que hacía que la tasa de desempleo no se disparase. 
Doc. 30. Cifras absolutas de trabajadores en España y tasa de actividad 


Por lo tanto, como podemos ver, los datos no corroboran las afirmaciones. Los datos económicos son bastante claros. Pero no nos quedaremos solo en los datos macroeconómicos para ver la mediocridad y estancamiento que supuso el franquismo. 

Otro de los mantras más repetidos es que Franco estableció las vacaciones. Nada más lejos de la realidad: Fue Largo Caballero en 1931 quien lo hace, en el primer gobierno republicano-socialista, como podéis observar en el doc. 31. De hecho, Franco cambió el decreto republicano, no estableciéndose los días de vacaciones legalmente, lo que hizo que en amplios sectores se aplicase a convenciencia del empresario o de la presión de los trabajadores, no siendo hasta su muerte cuando ese permiso se ampliase legalmente a 21 días, debido a la presión de los trabajadores en huelga, al gobierno del ultraderechista de Arias Navarro en 1976. 

Doc. 31. Gaceta de Madrid que decreta las vacaciones pagadas en la II República. Enlace aquí

Pero si hay un mantra repetido hasta la saciedad por más gente es "Franco creó la Seguridad Social". Y el dato, en sí, tiene, como suele pasar, una parte de verdad y mucha de mentira. Primero hay que explicar que el antecedente, muy rudimientario, de lo que conocemos como Seguridad Social es la labor realizada por los conservadores en las primeras décadas del s. XX, creando el Instituto de Previsión Social en 1908. El retiro obrero y el SOM (Seguro Obligatorio de Maternidad se establece en este periodo, ampliándose durante la Segunda República. 

La llegada del franquismo supone la aparición del SOE y luego el SOV. Ambos, no obstante, recaían mayoritariamente en el trabajador y se mostraban insuficientes y alejados del carácter social y de protección que conocemos hoy. De hecho, los trabajadores cubiertos por el SOE eran una minoría, como se puede ver comparando la tabla 30 y la 32. Solo un 29% disfrutaba de cobertura. 

No sería hasta la aprobación de la Ley de la Seguridad Social en 1966 cuando nos acercaríamos a un sistema parecido al actual, pues el sistema seguía abogando por el mutualismo en lugar de la cobertura integral, que llegaría en 1985 y 1990 con el nacimiento del sistema de Seguridad Social actual y cobertura universal y la aparición de las pensiones no contributivas. 
Doc. 32. Proyecto de Ley de Seguridad Social y laboral del trabajador del Frente Popular. 


¿Por qué hablamos de trampa? Porque en 1936 el Gobierno de izquierdas empezó a diseñar una Ley que hubiera supuesto el nacimiento de algo parecido a la Seguridad Social actual. El estallido de la guerra civil, debido a la sublevación fascista, lo evitó. Y el sistema de Seguridad Social no vería la luz hasta ¡30 años después! 30 años tirados a la basura, con millones de trabajadores sin una cobertura mejor al perder una guerra, donde los vencedores, si planteaban conceder mejoras a los trabajadores, era porque les necesitaban para seguir ganando. Basta leer las declaraciones de algunos dirigentes franquistas. 


Doc. 33. Declaraciones del general franquista Gonzalo de Aguilera a un periodista británico en 1937


Doc. 34. Informe Brockington de la OMS denunciando la Sanidad franquista. 


Por cierto, debemos añadir lo precario y rudimentario del sistema sanitario franquista, ligado a esa Seguridad Social y el sistema sanitario. Mientras los países socialistas pero también la Europa Occidental desarrollaban el sistema sanitario público, copiado del modelo soviético implantado en los años 20 y 30, la sanidad española era la vergüenza de Europa, estando a peores niveles que países en vías en desarrollo, según un demoledor informe llamado INFORME BROCKINGTON, fechado en 1968, casi en las postrimerías del régimen franquista, donde la OMS carga contra el sistema sanitario franquista, detectando cientos de fallos que muestran un interés nulo de la dictadura franquista en homologarse a los países europeos, incluso superado por países como Argelia o Túnez. Dicho informe estuvo oculto al público durante 47 años hasta que en 2010 una historiadora lo sacó a la luz, sacando las vergüenzas del régimen. 

Si la Sanidad estuvo en un estado lamentable durante todo el régimen franquista, la Educación no lo fue menos. Despúes del ambicioso programa educativo de la Segunda República, de las pocas políticas que pudo desarrollar exitósamente la República, se pasó al control de la Iglesia de nuevo de la educación y una educación donde la mayoría de niños pobres abandonaban la enseñanaza antes de los 12 o 13 años. Así, la tasa de analfabetismo, mientras en el periodo de la II República bajó en 10 años del 26% al 19%, durante la dictadura franquista se tardarían casi 40 años en bajarla del 19% al 10%, siendo la más alta de Europa en 1970, mientras un país como la URSS había pasado de un analfabetismo del 60% en 1920 a su desaparición casi absoluta, con un 5% en 1950. 

Doc. 35. Gráfico de la fundación BBVA sobre estudios de la población española

Doc. 36 Porcentaje de analfabetos en España entre 1900 y 1970


Podemos ir cerrando este artículo con la inmensa cantidad de datos ofrecidos, señalando con toda seguridad que todas las falacias y mentiras que se cuentan o son falsas o son medias verdades. Como se puede ver, ni el franquismo creó la Seguridad, ni tampoco las vacaciones pagadas o el seguro de desempleo ni tampoco el seguro de maternidad. El franquismo fue una gestión mediocre y solo destinada a beneficiar a las élites que ganaron la guerra civil. Mientras, la aplastante mayoría de la población, la clase obrera, campesina o industrial y la pequeña burguesía de las ciudades era reprimida, castigada o pisoteada. 

A muchos les gustaría que el relato falso del franquismo idílico calase, pero la verdad al final se impone y somos muchos los que estamos comprometidos con la verdad. Seguiremos resistiendo como el niño de la foto que se negó a levantar el brazo. ¡Aunque les joda!





_____________________________________________________________________

Enlaces y datos del artículo


2. https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/5926/1/PYM_05_12.pdf Autarquía, hambre y enfermedad. Tesis sobre el primer franquismo. 



5. https://www.abc.es/historia/abci-paga-extra-franco-201207160000_noticia.html La paga extra, un parche para esconder la crisis. 




20 dic 2020

Carta abierta a Juan Carlos Monedero

Estimado Juan Carlos

Soy profesor de Geografía e Historia en un centro de enseñanza secundaria de la provincia de Alicante. Es importante este dato, pues no sólo soy profesor, sino también Licenciado en Historia y especializado en Historia contemporánea. Además de ello, soy bisnieto de represaliados por la dictadura, con un bisabuelo y una bisabuela asesinados de distinta forma en la provincia de Toledo, cuando las tropas de Franco llegaron a la ciudad en septiembre de 1936. 

Estos datos pueden suponerte, estimado Juan Carlos, unos datos soltados alegremente, pero guardan relación directa con el motivo de esta carta abierta, pública y trasparente, que te dirijo, la cual me has obligado tú mismo a escribir. Y es que hace dos días tuviste la osadía de publicar el siguiente tweet para, supuestamente, defender a Irene Montero, ministra de Igualdad, de unos supuestos ataques que estaba recibiendo: 






Tu mensaje es profundamente insultante e injusto. De hecho, si tuvieras algo de ética política, pedirías disculpas y reconocerías o el desconocimiento de lo que hablas, en caso de que sea por ello, o el error de usar la mentira como herramienta política, en caso de que lo hayas hecho conscientemente y hayas tratado de engañar a todos tus 590.000 seguidores. 

Por mucho que finjas desconocerlo, tú sabes, como sabemos todos, que todo tu mensaje es una farsa. Los ataques a Irene Montero no son de la España que rapó a mujeres ni de quienes rechazaban el matrimonio homosexual. Decir eso es ser un sinvergüenza, mezquino y faltar a la verdad. Las críticas a Irene Montero vinieron por el bochornoso y vergonzoso acto público que tuvo lugar el viernes en la sede del Ministerio de Cultura. Y las personas que lo criticaban están más alejados que tú de esa España que representa los asesinos de Lorca. 

Como bien conoces, el pasado viernes en la sede del Ministerio de Cultura permitió tu partido, el que venía a acabar con la casta y a defender a la gente, el acto de COGAM, entidad supuestamente representativa del colectivo LGTB pero que solo se representan a sí mismos, puesto que ha sido denunciada por históricos referentes LGTB por ser unos vendidos al dinero, al capital y a la burguesía LGTB en contra de las clases populares (en las que también está el colectivo LGTB mayoritario), como hizo Shangay Lily, a quien tanto tú como yo conocimos en persona. No podemos dejar de resaltar las innumerables veces que COGAM ha mostrado su sintonía con C's, pero, sobre todo, no debemos pasar por alto su defensa de la explotación reproductiva contra las mujeres. COGAM es una de las entidades, supuestamente LGTB, que impulsó un manifiesto donde se defienden los vientres de alquiler y que a las mujeres de clase obrera se las explote para parir para otros con dinero y recursos. Y, por si fuera poco, han permitido en su sede actos a favor de la prostitución y la legalización de la explotación sexual, algo que rechaza de forma muy clara el feminismo. Algo que Irene Montero y sus asesores conocen desde hace mucho, pese a lo cual no tuvo el más mínimo reparo en acudir. Algo así como si el Ministro de Sanidad acudiera a la entrega de premios de una entidad que defiende la privatización de la sanidad. Así que solo esto ya valida totalmente las críticas a Montero, pues la izquierda ha defendido históricamente no explotar a las mujeres, ni con la prostitución ni con la aberración primisecular del alquiler de vientres. 

Pero hay una segunda razón por la que se critica a Irene Montero. En ese acto, donde fue premiada Elsa Ruíz, una supuesta cómica, quien realizó chistes misóginos que ofenden a las feministas y a las persona con un mínimo de sensibilidad social y por los que jamás ha pedido perdón, ridiculizando a las mujeres violadas y presumiendo de que "se hacía mujer porque se asciende y aprueba sin estudiar", se concedió el premio Ladrillo a la escritora  Lucía Etxebarria. Ese premio, supuestamente, se otorga a la gente que más daño hace al colectivo LGTB. En la entrega de ese premio, se insultó, ridiculizó y hizo escarnio contra Lucía Etxebarria, video que los mismos cobardes vendevientres de COGAM han borrado de su web pero que ha sido copiado por feministas para que pueda ser visionado. Un acto donde la Ministra de Igualdad aplaude el linchamiento a una mujer feminista por manifestar su opinión contraria a la teoría cuir y la legislación que el Ministerio de Igualdad impulsa, con un supuesto comité de expertos que nadie conoce. Muchos nos preguntamos ¿de verdad no había miles de grupos o personas merecedores de ese supuesto premio?¿Ningún cargo de VOX, la extrema derecha, homófobos, etc.?¿Ni siquiera todas aquellas personas con actos de violencia contra transexuales u homosexuales?¿De verdad la peor persona que el colectivo LGTB sufre (habría que puntualizar que es aquel al que COGAM representa) es Lucía Etxebarria por su oposición a la Ley que prepara el Ministerio de Montero, basada en la chaladura infumable de las teorías queer?¿En serio, Juan Carlos?

Es por todo eso, Juan Carlos, que numerosas feministas en redes sociales montaron, cabreadas e indignadas, un hastag o etiqueta #IreneDimiteYa para denunciar la complicidad de Irene Montero y el Ministerio de Igualdad con COGAM, que como hemos visto, es enemigo de las mujeres, a las que solo quiere para alquilar sus vientres. Y debes hacer honor a la verdad, fueron mayoritariamente feministas y mujeres de izquierdas, de diferentes sensibilidades y muy diversas, además de personas de izquierdas, comunistas o anticapitalistas, quienes mostramos nuestra indignación y sorpresa por el bochornoso acto que estaba teniendo lugar en el Ministerio de Cultura el pasado viernes. De hecho, entre las personas que estuvimos criticando a la Ministra, había personas del colectivo LGTB y personas con familiares represaliados y asesinados por el franquismo, tal y como muestran las menciones a tu propia reflexión en el tweet, si es que podemos llamarlo "reflexión". 

Es altamente insultante que, a miembros del colectivo LGTB críticos con COGAM, feministas de todo tipo y condición, comunistas, gentes de izquierdas de diversa condición, personas con familiares represaliados de la dictadura, todos ellos críticos con la participación de Montero en todo ese circo, te atrevas siquiera a sugerir, junto a tus palmeros del partido, que se trata de personas de extrema derecha, que son herederos directos de quiénes apoyaban a la dictadura. No sé si hablo en nombre de muchas de esas personas, pero al menos en mi caso, como comunista, antifascista convencido, gay y con familiares asesinados por la dictadura, siendo uno de los que participó en redes sociales en la crítica a Irene Montero y su participación en ese infumable acto, te exijo públicamente una disculpa. No tienes el más mínimo derecho a ofenderme y ofender a mi gente de la forma que lo has hecho. Compararme con los asesinos de Federico Garcia Lorca te podrá servir para que tus palmeros aplaudan y se lo crean, pero es profundamente insultante, falso e injusto. A mi jamás me engañasteis, desde el inicio de Podemos denuncié vuestro oportunismo y vuestro papel, que no sería otro que el de consolidar el régimen de 1978. Como cualquiera puede comprobar ya, el tiempo me ha dado la razón. Pero sé y conozco a muchas buenas personas, bienintencionadas, que creyeron vuestro humo, vuestras mentiras y vuestros cantos de sirena. Y estas barbaridades que estáis haciendo os acabarán pasando factura, no lo dudes, Juan Carlos, porque cada día es más gente la que abre los ojos. En lugar de insultarnos, de compararnos con franquistas o de tratar de silenciarnos, os vendría mejor bajar de la nube de soberbia donde estáis instalados y escuchar más a la gente que hacemos críticas justas y desde la izquierda a vuestras políticas y posicionamientos. 

Me despido de ti, no sin antes reiterar mi petición de que te disculpes con tanta gente a la que has ofendido con tu intolerable comentario, gente de izquierdas, con represaliados en casa, antifascista convencida, e incluso gente disidente que formó parte de Podemos, a los que has culpado del fusilamiento de Lorca y ser herederos directos de la carcundia franquista. Todo tiene un límite, Juan Carlos: no todo vale por atornillar a los amigos a la poltrona. Espero y deseo que cuando la izquierda que no bate palmas por vosotros critiquemos el mantenimiento de la Reforma Laboral, la Ley Mordaza, los desahucios o legislación lesiva contra los pensionistas y los trabajadores, no nos señaléis a nosotros ni a los que protesten tachándonos de ultraderechistas, fachas o ser los responsables del fusilamiento de Lorca. Tened, al menos, un poquito de ética, de humildad y de vergüenza

Un cordial saludo, 

Julián Jiménez, profesor de Educación secundaria.