18 abr 2021

Desmitificando el franquismo. El texto para rebatir a los cuñados que hablan y dicen que "Con Franco se vivía muy bien"


 ¿Tienes un cuñado que habla maravillas de la dictadura?¿Tu tía Paqui la del pueblo o el cuñado que se sienta en el bar te dice que en sus tiempos mozos vivían muy bien con Franco? Entonces has venido al sitio adecuado para rebatir con datos a esos que no paran de poner propaganda en Facebook diciendo cosas como que "Franco creó la Seguridad Social". 

¿Significa eso que en los 40 años de franquismo no hubo avance? Hasta el gobernante más inútil y decrépito es capaz de mejorar algo en esa enorme cantidad de años. Pero lo que dicen los datos no miente: España perdió un tren en la Segunda República que no recuperaría en muchos casos hasta 1960-1965, quedando, eso sí, los últimos años de la dictadura y gracias a la asistencia de EEUU, que convirtió a Franco en uno de sus mejores aliados, ya que ambos tenían un enemigo común, el comunismo, en un país que experimento cierta mejora y modernización en sus estructuras, ayudado también por las divisas enviadas por los emigrantes españoles en Europa. Pero, en definitiva, de esos 40 años, 25 prácticamente supusieron tirar el tiempo a la basura. No es algo que diga yo, es algo corroborado por la estadística. 

Llegada de la luz a Sostres en 1981
Doc 1. Llegada de la luz eléctrica a pueblos de España a los 6 años de morir Franco


Por poner un simple ejemplo, pero muy característico: Numerosos pueblos españoles tuvieron que esperar años a morir el dictador para ver llegar a sus calles y hogares la luz eléctrica. Sí, cuando la URSS llevaba años electrificada con el GOELRO y los sucesivos planes quinquenales, allá por 1950, en España aún cortaban en 1981, en pueblos como Sotres, en Asturias, la cinta inaugurando la llegada de la luz al pueblo.

   Doc. 2. Beneficios empresariales en España
 
La España de Franco es una España donde los ricos recuperaron sus privilegios, a costa de someter por la violencia a la mayor parte de los españoles, obreros y campesinos fundamentalmente, pero también las capas de la pequeña burguesía adictas a la República. 

Desde el primer momento, las empresas más importantes del país, bancos, industriales y gran patronal vieron como el franquismo hacía disparar sus beneficios y riquezas, que nunca se traducían en mejorar alguna de las capas de trabajadores del campo y de la ciudad. Ellos no solo vieron no mejorar su situación, sino que la durísima represión contra cualquier forma de sindicalismo y huelga permitió mantener salarios de miseria en campo y ciudad durante casi las dos primeras décadas del franquismo, como muestran la evolución de los salarios durante este periodo. 

De esta forma, los salarios se desplomaron en el campo y tardarían hasta casi los años 60 en recuperar el nivel que tenían durante el Gobierno del Frente Popular en junio de 1936. En el caso de algunas industrias fue mucho peor. Y todo esto, como veremos después, con una inflación disparada. 

Doc. 3. Tabla de salarios reales en la agricultura. 

Doc 4. Evolución del salario rural y agrario. 

Doc. 5. Tabla de salarios de la industria en España 

Doc. 6. Evolución del salario real en España 


Como se puede observar, los salarios permanecieron en todos los casos por valores inferiores a los tiempos del Frente Popular, cuya acción breve de gobierno había mejorado los salarios, pese a la crisis económica que vivía el mundo y España en ese momento. De hecho, tal y como podéis ver en la tabla final el salario real en valor constante de 100 para 1919 se desploma tras 1936 y no llegaría a los niveles de ese año hasta 1970. Para que esto fuese posible, fue necesaria una represión feroz y sanguinaria contra el movimiento obrero, disciplinando así a una gran masa de trabajadores, que solo en los tiempos finales del franquismo mediante huelgas y lucha forzaba al régimen y los empresarios afines a tener que subir sueldos y mejorar condiciones laborales. Por eso, la reflexión en muchos hogares ante la situación fue: La única salida sería la emigración, como después veremos. 

Doc. 7 Huelgas y conflictividad social



Doc. 8. Tabla de productividad y costes laborales de la industria española

Seguramente alguna persona te habrá esgrimido "Pero Franco puso las pagas extras". En esencia es verdad, aunque entonces solo representaba un pequeño pago en navidades para compensar la inflación y otra el 18 de julio como forma de "celebrar la victoria facciosa en la guerra civil". Pero tiene truco: Su implantación, que no equivalía a un sueldo, sino a un aguinaldo de 7 días inicialmente. Y como reconoce un diario poco sospechoso de comunista como ABC, la razón fue compensar la terrible y dramática caída de los salarios en los años 40: Sueldos cayendo un 10-20% mientras las tasas oficiales de IPC se disparaban al 30% y el IPC real hacía que los precios de productos se multiplicasen hasta por seis en 10 años. 

Doc. 9. Evolución de los precios de los diferentes productos. 



Doc. 10. Tabla de evolución del IPC por años con base 100 en 1896

Doc. 11. Evolución del IPC por décadas

Doc. 12. La inflación estaba disparada. Solo a partir de los años 60 y debido al movimiento obrero, los salarios subirían más que los precios. 



Como podéis observar en las gráficas de precios, el aumento de los mismos era descomunal, habiendo algunos productos con subidas acumuladas de un 600% en pocos años, y eso oficialmente, pues como sabemos, el mercado negro y el estraperlo, hacían su agosto en medio de la escasez de la postguerra, duplicando o triplicando el valor de los precios oficiales. 

El resultado de todo ello era el que todo el mundo puede imaginar: hambre, miseria, escasez y necesidad. Pero no para todos. Las clases vencedoras de la guerra, como ya hemos visto, no sufrieron nada de eso. Sin embargo, los relatos de viajeros en esa España que, supuestamente sus apologetas, nadaba en la abundancia, son estremecedores. 

Doc 13. Fragmento de Holocausto Español de Paul Preston 


Doc. 14. Fragmentos de la tesis "Morir de hambre: autarquía y escasez" de Miguel Ángel del Arco

Y ello se reflejaba en datos que son poco difíciles de manipular con la estadística, como por ejemplo el dato de estatura de los jóvenes que hacían la mili, que refleja como la estatura media de ellos desciende durante parte de los años 40, 50 y parte de los 60 para dispararse a mediados de esa década, reflejando la mala y la falta de alimentación, que determinaba una menor estatura de los niños y luego de los jóvenes que realizaban el SMO. 

Doc. 15. Evolución de la estatura media de jóvenes en la mili según el año de nacimiento

Por otra parte los datos de alimentación ofrecidos por la FAO señalan que España era el país con menor consumo de calorías en comparación con países de la zona hasta los 70. Como se puede observar en esta gráfica, España se situaban por debajo, mucho respecto al país con mayor consumo de calorías según la FAO hasta 1990, que era la Unión Soviética y Francia. Otro dato que nos ayuda a entender esto es ver los alimentos más consumidos, donde destacan aquellos más económicos y baratos como pan o alubias frente a productos frescos o carnes. 
Doc. 16. Tabla de calorias por persona. Datos de la FAO/ONU

Doc. 17. Consumo de alimentos en España. Anuario Barcelona e INE



Con estos datos, no era descabellado que la inmigración al extranjero se disparase, ya fuese por motivos políticos y de represión o bien por motivos económicos. Pero incluso aquí, contrastando los datos de Francia, Suiza o Alemania y los del INE se observa una manipulación de las cifras por parte del régimen franquista. 

Doc. 18. Tabla de emigración con datos de INE y países receptores. 

Doc. 19. Emigración. Reparto. 



Fueron cientos de miles los españoles que se fueron a Europa, haciendo dos cosas que beneficiarían al régimen franquista: generando divisas y reduciendo la conflictividad social. De esta forma, pudo sostenerse el dictador. 

Si nos vamos a los datos macroeconómicos, se sostiene aún menos la teoría de que Franco hizo crecer como nunca España o que España fuese tan bien como decían sus palmeros. 

Doc. 20. Evolución del PIB francés y español

En primer lugar, el PIB y la renta nacional bruta, tal y como vemos en los gráficos nº 20 y 23 muestra que nuestro PIB solo llegó al nivel del francés a partir de finales de los años 60. Y tal y como se muestra en ambos gráficos y tablas, la renta bruta no alcanza el nivel de 1936 hasta bien entrados los años 50. 

Dentro de los sectores económicos, un signo claro de retroceso es como aumenta el sector primario, el sector más importante cuando un país es subdesarrollado. En el gráfico 21 y 22 se puede ver como, mientras eso sucede, la industria se estanca, no despegando hasta los años 60, cuando el país, con el apoyo de EEUU y la llegada de divisas aprovecha para modernizarse mínimamente. 
Doc. 21. Porcentaje de la población ocupada en el sector primario

Doc. 22. Porcentaje de la población en el sector secundario industrial

Doc. 23. Evolución de la renta per cápita en España. 

Doc. 24. Comparación salarial entre países de Europa. 

Doc. 25. Producción de diferentes productos con base 100 en 1940. 

Sin embargo, como puede observarse, los salarios españoles eran de los más bajos de Europa. Ello permitía que, mientras los trabajadores estaban en la cola de Europa, la burguesía española disfrutase de algunos de los mejores beneficios empresariales del continente. 
Doc. 26. Beneficios empresariales en España durante el siglo XX


Otro sector que vio como el franquismo le daba una posición de ganancia y privilegio fue la banca. Aumentando sin cesar sus activos y clientes, con un mercado bastante protegido y cerrado, la banca española hacía pingües beneficios durante todo el franquismo, viendo como sus depositantes aumentaban y sus beneficios, también. 
Doc. 27. Evolución de depósitos bancarios en relación con el PIB

Doc. 28. Evolución de la deuda pública en España 

Además, el bajísimo nivel de inversión pública, cuando ya en la mayoría de estados europeos se establecia un Estado del bienestar y se disparaba el gasto público y ascendía la deuda, en España ese gasto era bajo y la deuda, al igual que ya había hecho la República, bajaba, haciendo que el sector privado, banca, fuera el principal beneficiado. Con unos tipos de interés oficiales que daban un margen importante a la banca privada. 

Doc. 29. Tipos de interés oficiales en España. 

Incluso datos en los que el franquismo podía presumir, como tener una tasa de paro muy baja, inferior al 5%, tiene su trampa. Todos los países europeos tenían datos mucho mejores (Francia un 2%, la URSS un 0.9% o la RFA un 1%). Pero esos países tenían una mayor incorporación de la mujer al mercado laboral que aquí no se había producido hasta bien entrados los años 70, haciendo que España fuese uno de los países con una menor tasa de actividad, solo pudiendo maquillar las cifras de paro y desempleo mediante la no introducción de la mujer al mercado laboral y la espita de la emigración, que hacía que la tasa de desempleo no se disparase. 
Doc. 30. Cifras absolutas de trabajadores en España y tasa de actividad 


Por lo tanto, como podemos ver, los datos no corroboran las afirmaciones. Los datos económicos son bastante claros. Pero no nos quedaremos solo en los datos macroeconómicos para ver la mediocridad y estancamiento que supuso el franquismo. 

Otro de los mantras más repetidos es que Franco estableció las vacaciones. Nada más lejos de la realidad: Fue Largo Caballero en 1931 quien lo hace, en el primer gobierno republicano-socialista, como podéis observar en el doc. 31. De hecho, Franco cambió el decreto republicano, no estableciéndose los días de vacaciones legalmente, lo que hizo que en amplios sectores se aplicase a convenciencia del empresario o de la presión de los trabajadores, no siendo hasta su muerte cuando ese permiso se ampliase legalmente a 21 días, debido a la presión de los trabajadores en huelga, al gobierno del ultraderechista de Arias Navarro en 1976. 

Doc. 31. Gaceta de Madrid que decreta las vacaciones pagadas en la II República. Enlace aquí

Pero si hay un mantra repetido hasta la saciedad por más gente es "Franco creó la Seguridad Social". Y el dato, en sí, tiene, como suele pasar, una parte de verdad y mucha de mentira. Primero hay que explicar que el antecedente, muy rudimientario, de lo que conocemos como Seguridad Social es la labor realizada por los conservadores en las primeras décadas del s. XX, creando el Instituto de Previsión Social en 1908. El retiro obrero y el SOM (Seguro Obligatorio de Maternidad se establece en este periodo, ampliándose durante la Segunda República. 

La llegada del franquismo supone la aparición del SOE y luego el SOV. Ambos, no obstante, recaían mayoritariamente en el trabajador y se mostraban insuficientes y alejados del carácter social y de protección que conocemos hoy. De hecho, los trabajadores cubiertos por el SOE eran una minoría, como se puede ver comparando la tabla 30 y la 32. Solo un 29% disfrutaba de cobertura. 

No sería hasta la aprobación de la Ley de la Seguridad Social en 1966 cuando nos acercaríamos a un sistema parecido al actual, pues el sistema seguía abogando por el mutualismo en lugar de la cobertura integral, que llegaría en 1985 y 1990 con el nacimiento del sistema de Seguridad Social actual y cobertura universal y la aparición de las pensiones no contributivas. 
Doc. 32. Proyecto de Ley de Seguridad Social y laboral del trabajador del Frente Popular. 


¿Por qué hablamos de trampa? Porque en 1936 el Gobierno de izquierdas empezó a diseñar una Ley que hubiera supuesto el nacimiento de algo parecido a la Seguridad Social actual. El estallido de la guerra civil, debido a la sublevación fascista, lo evitó. Y el sistema de Seguridad Social no vería la luz hasta ¡30 años después! 30 años tirados a la basura, con millones de trabajadores sin una cobertura mejor al perder una guerra, donde los vencedores, si planteaban conceder mejoras a los trabajadores, era porque les necesitaban para seguir ganando. Basta leer las declaraciones de algunos dirigentes franquistas. 


Doc. 33. Declaraciones del general franquista Gonzalo de Aguilera a un periodista británico en 1937


Doc. 34. Informe Brockington de la OMS denunciando la Sanidad franquista. 


Por cierto, debemos añadir lo precario y rudimentario del sistema sanitario franquista, ligado a esa Seguridad Social y el sistema sanitario. Mientras los países socialistas pero también la Europa Occidental desarrollaban el sistema sanitario público, copiado del modelo soviético implantado en los años 20 y 30, la sanidad española era la vergüenza de Europa, estando a peores niveles que países en vías en desarrollo, según un demoledor informe llamado INFORME BROCKINGTON, fechado en 1968, casi en las postrimerías del régimen franquista, donde la OMS carga contra el sistema sanitario franquista, detectando cientos de fallos que muestran un interés nulo de la dictadura franquista en homologarse a los países europeos, incluso superado por países como Argelia o Túnez. Dicho informe estuvo oculto al público durante 47 años hasta que en 2010 una historiadora lo sacó a la luz, sacando las vergüenzas del régimen. 

Si la Sanidad estuvo en un estado lamentable durante todo el régimen franquista, la Educación no lo fue menos. Despúes del ambicioso programa educativo de la Segunda República, de las pocas políticas que pudo desarrollar exitósamente la República, se pasó al control de la Iglesia de nuevo de la educación y una educación donde la mayoría de niños pobres abandonaban la enseñanaza antes de los 12 o 13 años. Así, la tasa de analfabetismo, mientras en el periodo de la II República bajó en 10 años del 26% al 19%, durante la dictadura franquista se tardarían casi 40 años en bajarla del 19% al 10%, siendo la más alta de Europa en 1970, mientras un país como la URSS había pasado de un analfabetismo del 60% en 1920 a su desaparición casi absoluta, con un 5% en 1950. 

Doc. 35. Gráfico de la fundación BBVA sobre estudios de la población española

Doc. 36 Porcentaje de analfabetos en España entre 1900 y 1970


Podemos ir cerrando este artículo con la inmensa cantidad de datos ofrecidos, señalando con toda seguridad que todas las falacias y mentiras que se cuentan o son falsas o son medias verdades. Como se puede ver, ni el franquismo creó la Seguridad, ni tampoco las vacaciones pagadas o el seguro de desempleo ni tampoco el seguro de maternidad. El franquismo fue una gestión mediocre y solo destinada a beneficiar a las élites que ganaron la guerra civil. Mientras, la aplastante mayoría de la población, la clase obrera, campesina o industrial y la pequeña burguesía de las ciudades era reprimida, castigada o pisoteada. 

A muchos les gustaría que el relato falso del franquismo idílico calase, pero la verdad al final se impone y somos muchos los que estamos comprometidos con la verdad. Seguiremos resistiendo como el niño de la foto que se negó a levantar el brazo. ¡Aunque les joda!





_____________________________________________________________________

Enlaces y datos del artículo


2. https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/5926/1/PYM_05_12.pdf Autarquía, hambre y enfermedad. Tesis sobre el primer franquismo. 



5. https://www.abc.es/historia/abci-paga-extra-franco-201207160000_noticia.html La paga extra, un parche para esconder la crisis. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario