19 de feb. de 2012

"Somos niños y nos trataron como ratas"


Noticia del Levante EMV

Relacionado con el informe publicado en este blog, conviene leer y difundir


MARIA BONILLO VALENCIA "Me levanté del suelo. Entonces empecé a marearme, me pitaban los oídos. Cuando me llevé la mano a la cabeza noté la sangre que me resbalaba. Me habían dado con una porra en la cabeza". Con estas palabras Andrea, una joven de 20 años estudiante de magisterio, narra el momento en que fue golpeada el viernes por un agente de la Policía Nacional durante la disolución de la concentración ante la comisaría de Zapadores.

La joven resultó herida cuando protestaba por la detención de un amigo que se encontraba a su lado en ese momento. "Me metieron en la comisaría cuando empecé a sangrar, me dijeron que estaba llamando demasiado la atención. Alguien preguntó qué me había pasado y un agente respondió que me había caído", explica la joven. Se la llevaron al Hospital Clínico, donde se le pusieron seis grapas en la brecha de siete centímetros abierta en su cabeza. Ayer descansaba en casa con su familia, que estudia una posible denuncia por las agresiones sufridas mientras se recuperan del susto.

"En el hospital era todo un drama, fue uno de los peores días de mi vida", cuenta un compañero que fue a visitar a Andrea, Charli. También él fue detenido el viernes junto con otros cinco manifestantes. "Nos trataron como ratas, cuando en realidad allí eran todo niños", lamenta el joven. "Fue un abuso. Cuando nos rodearon y nos retuvieron allí, sentí mucho miedo. Miedo e impotencia, porque ellos pueden hacer contigo lo que quieran", sostiene Charli.

La misma sensación de amargura se le quedó a Albert, o a Esther, o a Borja. Todos ellos detenidos también durante estos días de protesta estudiantil. "Han intentado darnos una lección a base de palos, acobardarnos, pero el resultado que van a obtener es una huelga general de estudiantes el 29 de febrero", explica Esther. "Pasé toda la tarde en el calabozo. Pedimos agua y nos dijeron que en el baño había, que no estábamos en un hotel". Éstas y otras llamativas declaraciones se suceden en la mayoría de detenidos. Alrededor de las 22 horas del viernes ya se había puesto en libertad a todos ellos. Algunos recibieron asistencia legal de abogados del 15M, de Esquerra Unida o de Compromís.

Carga de dudosa legalidad
Precisamente ambas representaciones políticas, así como PSOE-PSPV, pedirán en el Congreso de los Diputados explicaciones al ministro de Interior sobre la actuación policial junto al instituto Luis Vives. "Exigimos una explicación del Ministerio del Interior y que se depuren responsabilidades de inmediato", señaló el diputado Ricardo Sixto para remarcar que la actuación con "violencia" de los policías antidisturbios fue "desorbitada". Ximo Puig, diputado socialista en el Congreso consideró también "desmedida" la acción policial, por lo que también pedirá explicaciones en la cámara baja.

Por su parte, Jueces para la Democracia considera que existen "dudas" sobre la "oportunidad y legalidad" en la actuación policial en las protestas estudiantiles, por lo que considera que deben ser aclaradas. Este colectivo valora que la fuerza "debe utilizarse de manera proporcionada y en la forma prevista expresamente por la ley". Tanto en las redes sociales como en el mundo político se han sucedido las voces que piden la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, como máxima responsable de estas actuaciones.

4 comentarios:

  1. Hola, Julián. Desde mi punto de vista, hay que ir más allá del planteamiento de si la policía pegó mucho o pegó poco, sin dejar de lado este asunto, obviamente, que clama al cielo. Es un tema en el que, de abrirse investigación, caerán un par de policías o quizás algún mando. Nada, cosquillas. Yo creo que se debe enfocar más allá de la mera actuación policial. Lo que tuvo lugar en Valencia fue un ESTADO DE SITIO con suspensión de garantías constitucionales. Una escena a retener, porque además hay vídeo: una madre intenta traspasar una barrera policial para ir a reunirse con su hija menor y entregarle su dni. La policía le deniega el paso. Eso es ni más ni menos que cargarse los fundamentos de la patria potestad, recogidos en el Código Civil y garantizados por la Constitución, art.39, que sólo una resolución judicial puede modificar. Ahí está la línea de flotación a la que hay que apuntar: barrera policial que impide el ejercicio de derechos constitucionales de un progenitor hacia un menor. Estado de sitio. Responsabilidades políticas caiga quien caiga.

    ResponderEliminar
  2. Esta sociedad necesita urgentemente gente que la despierte de su largo y nefasto letargo. Ánimo Julián, todos contigo no te rindas.

    ResponderEliminar
  3. jueces para la democracia son unos mas de lo mismo pero en progre. Al final defienden los privilegios de unos cuantos, entre los que casualmente estan ellos, pero eso si quedando de muxo mas demócratas que el resto, con los que comparten cafe, copa y risas mientras los nuestros van a para con sus huesos a la carcel.

    ResponderEliminar
  4. Pero es que no me lo puedo creer, ASESINOS! . Pero si un golpe así en la cabeza puede hasta provocar la muerteeee !! .. uffff ! ..
    Mi absoluto desprecio a basura policial que ejerce la violencia contra gente indefensa.

    Mi apoyo a Julián.

    ResponderEliminar