21 jun. 2012

Visita al Pozo de Santa Cruz

Por fin en la comarca minera de Laciana. Por fin llegué para aprender bastante y conocer de cerca ese conflicto de la minería. Cuando regrese a casa, escribiré varios escritos sobre ello con más calma y todos los datos recopilados. Pero no puedo pasar sin referirme a la visita que hoy realicé al Pozo de Santa Cruz. Severiano y Manolo me acercaron allí para tratar de conocer de cerca la situación de los encerrados, pero fue imposible, porque el responsable del pozo nos informó que ni siquiera a las mujeres de los mineros, que estaban fuera, se les dejaba pasar.

Hoy se daba la circunstancia de que la periodista Angels Barceló, de la SER, bajó al pozo para entrevistar y realizar allí el programa "Hora 25", una excepción para poder dar voz al exterior a los mineros encerrados.

Cuando llegué me enseñaron la pared donde estaba la carta que les envié, y se me pusieron los pelos de punta, sobretodo cuando las mujeres de los mineros vinieron a darme las gracias por el apoyo mostrado. No pude sino minimizar lo que me decían: no era a mi a quien tenían que darme las gracias, solo era una muestra más de apoyo de las muchas que les han llegado: somos muchos los que tenemos que darles las gracias a sus maridos y a ellas por el enorme esfuerzo, el ejemplo que están dando a todo un país de como se mantienen los derechos que tanta sangre, sudor y lágrimas había costado.

Las mujeres y las personas que estaban apoyando aprovecharon para mandar un mensaje a sus compañeros de Ciñera por su valor y coraje, dado que ellas y ellos no pueden acercarse debido a la distancia.

Quedé encantado con el buen trato que dieron a una persona que, aunque conocen por dos escritos, no conocían en persona. La sencillez y la buena fe que tienen es verdaderamente admirable. Máxime orgullo el estar allí con ellos y ellas después de las muchas lecciones de dignidad que nos están dando. Esas mujeres llevan 30 días sin ver a las personas con las que comparten su vida ¿os imagináis lo que eso significa? ¿Las noches que añorarán ellas a sus maridos y ellos a sus familiares y amigos? Y pese a todo siguen allí, sin dar un ápice de desfallecimiento, con una energía que consigue penetrarte por los poros de la piel y darte una fuerza para seguir luchando. Si a alguien le cabe alguna duda de que luchar no sirve para nada, que vengan al Pozo Santa Cruz, que hablen con los amigos y familiares de los mineros. Saldrán cambiando de opinión, se lo aseguro.

Aprovecho por tanto para dar las gracias por el buen trato y por el agradecimiento por mi apoyo en las cartas, que humildemente creo que tampoco merezco, porque simplemente fue algo que debía y consideraba que debía hacer. Y desear que esas personas sigan irradiando de fuerza a todos los habitantes de estas tierras y allende de ellas, porque lo hacen de una forma admirable. Como les comenté charlando con ellos, creo que aún no son conscientes de lo mucho que están haciendo, no solo por su comarca y sus puestos de trabajos, sino también por crear conciencia de clase e imitación y admiración por su lucha fiera, fuerte y sincera. 



Carta escrita en este blog colgada en el Pozo Santa Cruz



Pancarta en el Pozo que preside dicha concentración
Equipo de la SER saliendo del Pozo

Todas las muestras de apoyo que hay en el Pozo Santa Cruz, además de otras muchas.

PD: Os recomiendo escuchar el programa de la SER desde Santa Cruz, porque aborda, con la gente que verdaderamente conoce la problemática, mucha información que desconocemos sobre el Conflicto de la Minería.

http://www.cadenaser.com/espana/audios/hora-25-especial-situacion-mineros-espana-2012/csrcsrpor/20120620csrcsrnac_15/Aes/

1 comentario:

  1. Hola, Julián.
    El otro día te vi en Ciñera, pero como me volvía al rato para Valladolid no me acerqué a hablar contigo. Estaba sentada justo enfrente durante la reunión por la tarde en la plaza, la chica con gafas de pasta =)

    Soy hija de minero, estudiante de Periodismo en Valladolid, y la autora del blog Hijos del Carbón, en el intento hablar un poco del asunto.

    Quería agradecerte tu apoyo y el hecho de que hayas viajado hasta las cuencas.

    ResponderEliminar