24 jun. 2012

Larga vida a Ciñera... minera y dinamitera.

Durante el día de hoy tuve de nuevo el honor de conocer la zona minera de León. Ahora no tengo aquí ordenador y me cuesta un poquillo más escribir, pero en cuanto regrese escribiré varios textos sobre todo lo vivido estos días: toda la información que he podido recopilar, aprender, conocer: como vive la gente en la mina, como van con el miedo al trabajo, como rabian al ver que una Ministra miente sobre el sueldo y pensión de un trabajador de la minería.... Son tantas cosas que no tendría líneas para describirlas en un solo texto.

 Pero no puedo pasar sin referirme a una visita impactante en el día de hoy. A una visita al pueblo, sin menospreciar a otros muchos de esta zona, donde  el día a día lo escriben con la D. Con la de de dignidad y la de de decencia. Con la D de destrucción que ejercieron los antidisturbios en él. Me refiero a Ciñera.


 Acompañado por dos amigos (Manolo y Severino) llegamos a la villa sitiada, a la Numancia del Siglo XXI, a la villa aterrorizada a cañonazos, balazos y botes de humo por los antidisturbios durante cinco jornadas a día de hoy.  Gracias a Adrián (parece que el destino era claro porque entramos en un bar sin saberlo y alli estaba) conocí muchas cosas y pude hablar con vecinos del pueblo. Conocer de primera mano todo lo que ha pasado y comprender de una forma más clara todo aquello que escribía en mi blog cuando mostré el apoyo a estos compañeros (obreros/trabajadores, para mi siempre lo serán) y cuando hablé de la represión policial en Ciñera. 


Pudimos ver los restos de la batalla de Ciñera. No crean que exagero: tuve que escuchar indignado a un hombre y una señora mayor, hablando ante la impotencia del silencio cómplice de la prensa acerca de lo ocurrido aquí: vecinos heridos, casas dañadas, niños gaseados.... ¿Acaso no es para estar indignado? Con un silencio que ahoga los gritos desesperados del pueblo de Ciñera, ellos no se callarán jamás. Porque tienen muy claro que les va el futuro, que no se trata solo de los puestos de trabajo de los mineros: se trata de que la muerte futura de la comarca de Gordón o Laciana, como en Asturies, Teruel... será una realidad.


Pozo Ybarra: cerrado en 1996
Realidad idéntica a la que pude ver en el Pozo Ibarra, al que subí con todos ellos y un vecino que encontramos en el camino: un pozo cerrado en 1995. Era como estar en un pueblo fantasma de las películas, se te helaba el alma allí y solo el ruido del agua y de la naturaleza rompía el silencio de una reconversión inexistente y de un cierre pasado. Todos ellos tienen muy claro que si la política contra la mineria triunfa, el futuro de la tierra en la que nacieron será el del Pozo Ibarra.Tan claro lo tienen que no desfallecen.



Tuve la posibilidad de asistir a una Asamblea de mujeres de Ciñera. Las mismas que entraron en el Senado, dando una lección de dignidad a los que estaban allí sentados. Las que educan a sus hijos en la solidaridad minera... Unas señoras muy comprometidas, que estaban debatiendo como compartir la lucha de sus vecinos, maridos, amigos y compañeros. Me dieron un trato excelente y la posibilidad de hablar en la Asamblea. No pude resistirme al encanto de hacerlo y darles las gracias, las gracias por su lucha, su perseverancia, su coraje y su valor. ¿Que más podía decir?  Pedi un aplauso para ellas y encima me lo dieron a mi: ya me gustaría a mi ser como cada una de ellas, mujeres con D, como Ciñera. D de dignidad y D de decencia obrera.


 D de destrucción. Si, si, de la destrucción a la que estan sometiendo al pueblo de Ciñera los bárbaros de negro. Los mercenarios a sueldo del poderoso. Es dificil de explicar por aqui, pero se te encoge la sonrisa y te dan ganas de cagarte en la madre de alguien cuando ves y te cuentan como gasearon a un parque infantil con presencia de niños, como reprimen al pueblo manu militari, mientras todo ello no existe en la prensa, solo "lo malos que son los de Ciñera". Lo único malo en Ciñera son los perros desalmados que aterrorizan a un pueblo. Los malos son los que disparan a ventanas de un primer piso, rompiendo cristales y ventanas (ver fotos en mi muro, son impresionantes). Los que reprimen a un pueblo al que temen. Pero Ciñera existe... y Ciñera resiste. Es lo más admirable que tienen, las ganas de luchar, pese al terror policial, que se han hecho eco medios internacionales (desde el New York Times a GARA) mientras otros complices callaban. 

Pelotas que aún se podían encontrar en las calles de Ciñera y al alcance de menores. 

Parque infantil donde, con niños jugando, los GRS lanzaron botes de humo.
Ventana de un segundo piso como podéis comprobar en la foto de abajo. El pelotazo fue a bocajarro, no como marca la supuesta ley que se saltan un día si y otro también en Ciñera. Rompieron cristales, si llega a estar el dueño, la muerte sería un hecho.
Como podéis ver, se trata de un segundo piso.


Para mi ha sido todo un honor poder conocer un pueblo que es ejemplo de Dignidad y Decencia. Y aunque ellos y ellas han sido los que me han dado las gracias por estar allí, creedme que es más justo que sea yo quien les agradezca a ellos. No son conscientes del aprecio y carino que tienen en muchos puntos del Estado español.



Todos a una en Ciñera, son una piña, y esa es su mayor fuerza.
Así que, cuando vuelvan a cortar la carretera, a enfrentarse a los policias.... que miren detras de ellos, Ciñera no esta sola, somos muchos los que estamos detrás en ausencia. Y por supuesto, en su lado siempre en la barricada.

Un fuerte abrazo Ciñera. Viva Ciñera, minera y dinamitera, la villa más digna de todo el Estado.

4 comentarios:

  1. Mucho ánimo a los compañeros de Asturias, de Teruel y todos los mineros y trabajadores en general. Si todos lucharamos como ellos este país iría de otra forma. Unámonos a ellos, no les dejemos solos en las barricadas, hoy son ellos mañana podemos ser cualquiera. Que por una vez sean los de arriba los que pasen miedo.

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias por todo Julian. Me ha emocionado mucho ver como hablas de mi pueblo.
    Vivo en Elche desde hace unos años y es muy doloroso y frustrante ver como la gente ve las cosas desde fuera y lo dificil que es hacerles entender que es lo que esta pasando. Gracias a personas como tu, la gente puede comprender que esta pasando realmente.
    Eres un valiente y aqui cerca tienes una amiga. Si te apetece charlar algún día solo tienes que decirlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. yo no te digo nada que tu no sepas, compañero, amigo y camarada, primo... un fuerte abrazo de Lobo astur.

    ResponderEliminar
  4. Lo mismo que no se subvencionó el sector de la Construcción no podemos seguir subvencionando a los mineros, las niñas bonitas de la clase trabajadora. Ningún sector ha recibido mas subvenciones que las comarcas mineras. Es hora que se cierren las minas y que sus gentes abandonen los valles donde nacieron.

    Es hora de volver a empezar sin el carbón.

    ResponderEliminar