20 may. 2012

Previsiones económicas 2012-2013

Este escrito pretende ser una previsión económica, pero también social. Hacía bastante tiempo que no escribía sobre economía, dado que existen temas más candentes y de actualidad. Y uno no tiene tiempo ilimitado.

Las previsiones realizadas en el año 2010 y 2011 las he clavado en un 80%-90%. Basta con releerlas, ahora muchos de los que me acusaban de catastrofista, entienden perfectamente, aunque tarde, lo que indicaba en mis artículos y como yo preveía no ha habido modificación por los cambios de partidos, porque hay que ser muy tonto para pensar que los cambios serán excesivos por un cambio en el partido gobernante. Ya sabemos a quien sirven el PSOE y el PP, lo que diga Europa/BCE/FMI se hace y punto. Ya se venderá a la opinión pública como sea, que para algo hay medios de "comunicación". Quizá con la diferencia de que el PP es liberal a ultranza y si el PSOE recortaba a un 10%, el PP lo hace al 200%. Pero al punto de llegada se iba a llegar con uno o con otro. Que nadie se lleve a engaños.

Pero la previsión para estos próximos meses va a ser poco cambiante respecto a lo que ha venido siendo durante los dos ultimos años, por mucho que la recuperación esté a la vuelta de la esquina (ahi lleva desde 2008). 

 
El paro va a seguir aumentando mes a mes, recrudeciéndose a partir de julio, con subidas de paro mensuales superiores a los 30.000 parados. Dicho desempleo va a venir producido por los draconianos ajustes en las Administraciones Públicas, sobre todo en Educación y Sanidad.  Y con los efectos de segunda ronda: menos consumo, menos inversión y más paro.

Unido a ello, la sensación de miedo en la gente, restringirá más el consumo privado. Lo que conllevará la continuación de la rueda de crisis: menor consumo, menos inversión, más despidos y vuelta a comenzar.

El desempleo ascendente obligará a seguir, según la óptica liberal, recortando gastos y aumentando ingresos para cumplir con el sacrosanto déficit. Lo curioso es que no solo será imposible, sino que muy al contrario el déficit se quedará en un 7%-8%.

Posiblemente las medidas draconianas serán totales a partir del 1 de julio. ¿Por qué? Porque a partir de esa fecha España será rescatada, de facto o de iure. Y es que está cantado, al mismo tiempo, que el pufo español es el mayor de Europa (sobre todo tras conocerse que las comunidades del PP falsearon las cuentas) y que no para de crecer. Estamos como Grecia en 2009, cuando se descubrió su maquillaje contable, pero con el triple de paro que la Grecia de aquel año. Y si le sumamos el terror de las cuentas reales de la banca, que ha estado falseando las cuentas durante toda la crisis, la intervención está cantada.

La nacionalización de Bankia no será la única, con toda seguridad. Las cajas antiguas, reconvertidas en bancos, están borrachas de ladrillo y el maquillaje contable no da más de si. Los pufos van saliendo...  Mientras, los depósitos se van a ir retirando, poco a poco. No sería alocado pensar en que el Gobierno estableciera algún tipo de limite a la extracción de dinero.

Además 
el 1 de julio es cuando entra en vigor el ESM, que sustituye al EFSF. El ESM (una especie de FMI europeo) es el famoso "cortafuegos" que permitirá rescates a discreción, incluso de España o Italia, reduciendo el riesgo de contagio a otros países.


Me equivocaría muy mucho si en agosto no estamos oficialmente intervenidos por la Troika (Fondo Monetario Internacional-BCE-Comisión Europea). Sobre todo dependerá de lo que suceda en Grecia. Si Siryza gana las elecciones, veremos lo que sucede porque el escenario puede ser muy interesante.

Asi que preparémonos para lo que nos viene a partir de agosto. Aquí dejo la previsión completa que yo veo, con los datos macroeconómicos existentes.

La economía española profundizará su depresión y estancamiento. Posiblemente una bajada del 0,3% del PIB, con una bajada anual de un 1,5%

 
Subida del paro constante, disparándose a partir de julio-agosto. Posiblemente los 6 millones de parados reales sean una realidad en diciembre y la tasa de paro del 26-27%, llegando a un 35% en comunidades como Canarias, Valencia y Andalucia.
 
Estancamiento de la cifra de déficit al acabar el año. El supuesto 5,8% no será una realidad, por muchos “recortes draconianos” que se impongan manu militari (o policiali, más bien). Se quedará en el 7%-8% del PIB.


Quiebra de Comunidades Autónomas, especialmente posible Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana. 
 
Medidas de ajuste impuestas por el FMI  y la Troika (a través en parte del ESM) para aceptar el pago de los préstamos que España tendrá que pedir: 


-         Despido de unos 100.000 – 200.000 funcionarios de carrera (a lo que se unirá el despido de los interinos y laborales). El despido se realizará seguramente en administraciones locales y autonómicas. 


-         Bajadas de sueldo en las empresas privadas y en el sector público. Posiblemente mediante la supresión de las pagas extras o mediante reducciones de sueldo del 5% al 15%
 
-         Privatización de casi todas las empresas públicas, así como establecimiento de la privatización de todos aquellos  servicios que hasta ahora estaban en manos del Estado. Educación y Sanidad, ya sea mediante medidas gubernamentales o autonomicas. 
 
-         Bajada de pensiones de forma general. Seguramente se establecerá una ponderación para venderlo como “justo socialmente”. 
 
-         Reducción de las prestaciones de desempleo y de los subsidios, tras una constante campaña de “culpabilizacion a los parados” (parados que defraudan, numeritos mediáticos, etc)
 
-         Aumento de la jornada laboral a nivel general, preferentemente a los funcionarios, superior a las 40 horas, derogando la legislación laboral que las establecía
 
-         Subida del IVA al 22 o 23%
 
-         Establecimiento de gran cantidad de tasas e impuestos por servicios públicos de todo tipo.
 
-         Supresión de servicios dados hasta ahora por las Administraciones Públicas.
 
-         Establecimiento de impuestos en el IRPF complementarios para aumentar la recaudación
 
-         Liberalización total de servicios.

-   Nacionalización de nuevas entidades bancarias españolas

-   Supresión de festivos, reducción de las vacaciones a todos los trabajadores, independientemente del sector en el que trabajen.

 
Con todas estas medidas se verá un aumento de la ira popular, asi como el aumento de la delincuencia debido a las amplias capas de pobreza extrema. Por todo ello, la “democracia española” tenderá a convertirse en un régimen policial, justificado por “la violencia popular” y el “aumento de la delincuencia y el crimen”.

 El único cuerpo de funcionarios mimado por el Gobierno será el encargado de reprimir duramente protestas y delincuencia. El estado dotará de amplias atribuciones a los funcionarios policiales, lavando continuamente su imagen y criminalizando las protestas de todo tipo.
 
Como cualquiera sabe, problema no habrá dentro de la Policia Española para hacer el papel de sabueso sangriento del régimen semidictatorial impuesto por el Fondo Monetario Internacional.

Pero este es el escenario inicial, que puede cambiar radicalmente. ¿Por qué? Porque dependerá del grado de concienciación de la gente y el grado de oposición popular y la forma de oposición a las medidas draconianas.

Si en el Estado Español se sigue con los 15-M, con las protestas sin contenido claro y sin planes definidos, si la concienciación sigue como hasta ahora, todas las medidas serán implementadas con la oposición de pocos, desorganizada o no, pero con no la suficiente fuerza para plantar cara y conseguir resultados. Y lo más peligroso, que la rabia e ira de la gente sea teledirigida a los pobres más pobres o a un cabeza de turco, ya sea por el Gobierno o por grupos de ultraderecha que empiecen a ladrar su repugnante mensaje fascista.

Pero también es posible que la izquierda española (el PSOE se sobreentiende que no lo es) y los sindicatos de clase se dedican a dejarse de tonterías y de vivir en 2007 y comienzan a realizar la obligatoria labor que deberían haber realizado desde el principio de la crisis. En ese caso, el escenario cambiaría hasta parecerse al griego, se impondrán medidas bajo una fuerte contestación y la fuerza callejera obligara coactivamente a los títeres del FMI a rebajar la presión al mismo tiempo que les irá hundiendo ante la opinión pública.

Todo está por decidir…. Asi que pongámonos manos a la obra, que el tiempo apremia.

7 comentarios:

  1. Que miedo. Que podemos hacer?

    ResponderEliminar
  2. Los grupos de ultraderecha no ladrarán su repugnante discurso fascista si aplicásemos el sentido común, que conviene recordar es el menos común de los sentidos. Me explico, nos guste o no, en España sobran muchos, muchos inmigrantes, muchísimos de ellos en paro e incluso sin papeles. Toda esta gente consume recursos y son una carga. No se me entienda mal, ellos no son el problema, el problema es la casta que ha permitido que entre tantísima gente como mano de obra masiva y barata en los años que ha durado la burbuja. Si no ponemos solución a esto, se lo ponemos en bandeja a los grupos ultras que sabrán sacar partido de ello. No hay mas que ver en Grecia el auge de amanecer dorado.

    ResponderEliminar
  3. Organizarnos y autogestionarnos, luchar contra la dictadura y dejar de tener tanto orgullo. Y a los traidores GUILLOTINA.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabona pel Bloc.
    Espere que no ho acertes tot....però és cap on anem.
    Si Grecia cau....els especuladors vindran a per nosaltres..i ja vorem que passa amb l'Euro.
    Sort en la feina.

    ResponderEliminar
  5. Esto lo voy a reproducir en mi blog, con tu permiso. Es tremendo.

    ResponderEliminar
  6. hay que salir a la calle a luchar por el país, organicemonos y a las movilizaciones

    ResponderEliminar
  7. Qué miedo. Pueden tirar funcionarios de carrera?

    ResponderEliminar