9 ene. 2012

TERCER CAPITULO. Relato de un activista del 15M sobre su desencanto con el Movimiento

En este tercer capítulo me he tenido que extender más, dado que trata todo aquello acaecido hasta que se disolvió la Acampada Valencia. Les interesará no obstante por los datos que se ofrecen. De lo más curioso y variopinto.

Viene del capítulo anterior. 

Tras esa intervención señalada en la segunda parte de este relato, al día siguiente, viéndose “descolocados” los que manejaban el cotarro –a pesar de que se hablase de que no había líderes- decidieron convocar una Asamblea donde se decidieran los puntos de las Comisiones. Es preciso señalar que, dos días antes, un compañero había salido a la plaza a exponer los puntos de Barcelona, puntos que tenían un programa social sin tapujos y mucho más avanzado que el Decálogo (que parecían los diez mandamientos). Puntos que, además, miembros de la Comisión de Sonido tenían en un stand de información alternativo.

Dos de las personas que redactaron ese decálogo nuevo lo hicieron esa noche en un ordenador en la Comisión de Educación a toda prisa. Vamos, un texto que fue elaborado “muy democráticamente” dicho sea de paso. Uno de los que se encargo de tal cometido era miembro de la Comisión de Teoria Política –controlada por el MCRC-. El texto “parece ser” que se colgó por la tarde pero muchas personas lo desconocíamos. Por ello, cuando comenzó esa Asamblea, y comenzaron a leer los puntos estalló la indignación de parte del público, porque al menos dos comisiones, la de Artes Callejeras y la de Sonido, que eran las más combativas, se negaron a aceptar aquel trágala.

Un señor propuso allí los puntos de Barcelona en lugar del Decálogo de Valencia, supuestamente la suma del trabajo de las Comisiones –sin embargo redactado deprisa y corriendo la noche de antes-. La Asamblea voto mayoritariamente los puntos de Barcelona. Yo era una de las personas que defendía esos puntos: tuve tres visitas de gente pidiéndome que me tranquilizase, que hubiera calma –al parecer es la táctica usada porque visionando despúes los videos observas como se desarrollan los hechos con claridad-. Rápidamente pidieron la palabra en tromba y ocuparon el estrado aquellos defensores de la organización, los “elegidos”. También recurrieron a algo muy efectivo: en primer lugar un señor que se puso a llorar pidiendo que no se apagará aquella protesta (curiosamente después no volvió a aparecer por la plaza salvo para pedir la retirada de la Acampada). Y el segundo, cuando la gente comenzó a irse, tras haber dicho que no se votarían los puntos, pasar a votarlos… ante la protesta de parte de la gente que veíamos una estafa en aquello, al final se dejó para el siguiente día. Donde ya se había decidido un nuevo método. (1)

A día de hoy, el Decálogo aún no está aprobado. Y jamás lo estará ¿Curioso, verdad? 

Aquel día todos nos posicionamos. La Comisión de Sonido, Artes Escénicas (o circo callejero) y la Comisión de Derechos Animales, así como Logística, Cocina y Libre Movilidad –siempre aquellas donde no había nada que controlar, salvo Sonido- eran las que claramente se oponían a los arreglos, pérdidas de actas, decisiones llegadas no se sabe de dónde, etc. Aquel día, charlando por la noche muchos nos dimos cuenta de los métodos que usaban. Se puede ver en estos videos que posiblemente habrán sido cortados en partes de ellos. (1)

Poco después surgió una fuerte protesta porque la Comisión de Economia había aprobado un texto de carácter liberal y que al parecer fue obra de varios miembros que en Valencia crearon un partido llamado el MAC 2012. Abajo tenéis toda la información sobre este asunto, y es que cuando la ambigüedad reina, la veda para oportunistas de la derecha queda abierta. (2)

Los siguientes días no transcurrieron con anécdotas destacables, salvo que quedó claro que había dos bandos en la plaza. El oficial y el que contestaba a ese bando oficial. Asimismo sucedía en la red, donde las descalificaciones, insultos, improperios o desacreditaciones a aquellos que hubiéramos mostrado una opinión diferenciadas eran constantes. Acusaciones de “dividir”, de “no hacer críticas constructivas”, como si el mero hecho de oponerse a la forma de hacer decidida por un grupito de amigos no conllevase hacer una enmienda a la totalidad. Parece, que es una música repetida en muchas acampadas por los jefecillos del 15M oficial. 

Gracias a la perseverancia sobre todo de la gente de Sonido, y de algunas personas individuales, como Berny (una inteligente mujer argentina que tenia curtida experiencia), así como otros compañeros a los que me gustaría citar pero seguro que me dejaría  a alguno, no tiré la toalla, y estuve peleando hasta el final porque aquello fuese válido y porque aquello tuviera una dirección distinta a la que los “teóricos mandamases” querían darle. Sin la Comisión de Sonido la libertad de la que disfrutamos a la hora de exponer nuestros planteamientos no hubiese existido. 

Los días pasaron y llegó la carga de las Cortes. Yo me enteré de la misma en el trabajo y acudí a la Concentración de esa tarde en Zapadores, donde éramos muchas personas, algunas convocadas en la Concentración de la Escuela Pública de esa misma tarde. Dos compañeros conocidos fueron heridos y cinco detenidos. Curiosamente uno de los detenidos ha sido deportado, tema que trataré posteriormente, pero dejando información del detenido donde indica que la Comisión Jurídica se negó a prestarle el apoyo jurídico (ocurrió en diciembre). ¿Para qué hacerlo a uno de los miembros más contestatarios del 15M? Algunos compañeros presentes aquel día señalan a través de un video (3) que en parte se provocaron los incidentes para que la novia de uno de los “líderes visibles” –el ya citado Juan Borderà- fuera detenida, pero yo tampoco puedo aseverar lo que no vi. Solo sé que la respuesta policial fue desproporcionada y que a Jesús y Pau los detuvieron por ayudar a una anciana que fue golpeada por un policía. (4)

Mientras eso pasaba, viendo que el control de la plaza no se tenía en parte por parte de la “organización”, se tomaron cuatro decisiones, decisiones salidas de la Comisión de Análisis y de otras Comisiones “de la cuerda”

 La primera extender el movimiento a los barrios, que, como muchos defendimos, solo ha servido para atomizarlo. En cierto modo era los que algunos podrían llegar a sospechar: “Nenes, hay que ir desmontando esto, que el PP ya ha arrasado. Aquí ya no pintamos nada”. Y con la excusa de “ampliarse” desinflar definitivamente la protesta.

La segunda, realizar los debates a través de una red social del movimiento llamada n-1. ¿Qué sentido ahora que la gente estaba en la calle tenía volver a la Red? Está claro, visto con el tiempo, que también controlar y desinflar la protesta. 

La tercera la iniciativa de la Marcha a Madrid, que al final era en parte  vaciar las plazas de gente. Y en el caso de la Marcha Este, hacer toda una propaganda del MCRC que fue denunciado por muchos compañeros y en este mismo blog y que trataré en un posterior capítulo. 

Y la cuarta, votada durante dos semanas, tras cada asamblea, que era la del levantamiento de la Acampada. Y en esta inicialmente se retrataron. Y es que estaba más que claro que determinados “indignados” ya no necesitaban continuar en la plaza. (Recuerdan, el PP ya había ganado las elecciones... QUE RARO).

En este punto quien escribe se mostró totalmente inflexible y fue uno de los que en detenidas ocasiones participo en el micrófono abierto. La primera vez que intervine en este debate cerré el turno de intervenciones.  Y antes de mi intervino una persona a la que el subconsciente le traiciono. “La intención de levantar la Acampada es para matar, digo,  para aumentar el movimiento”. En aquellas palabras muchos adivinamos las oscuras intenciones. Ahí comprendí una técnica que usaban para manipular a las Asambleas: cuando un argumento no les era favorable, salía uno de la organización a rebatir el argumento anterior. Sorprendentemente ya no era necesario para esa votación el consenso. Así que intervine y desmonte punto por punto los argumentos, advirtiendo de que la maniobra era calculada y con intención de recuperar el control por parte de quienes lo deseaban tener. Y lo habían perdido en parte. Y que el único beneficiado de ello sería la vecina que teníamos –refiriéndome a Rita Barberà-

El resultado de la votación fue la permanencia por aplastante mayoría. Se voto durante 12 veces, doce días seguidos, llegando a usar los mismos argumentos que la Alcaldesa de Valencia usaba: quejas de que había gente de la calle (claro que la había, si esto es una revolución ¿debíamos excluir a esa gente que trabajaba en la plaza?), quejas elitistas “damos mala imagen” (¿era imagen lo único que les importaba a esos “buenos burgueses con pintas alternativas”?), quejas de que la plaza era un lastre. Es triste decirlo, pero en los organizadores y en quienes movían los hilos del 15M oficial tuvo la Policía a su mayor apoyo para acabar con la protesta.

Llegó la manifestación del 19J. En Valencia se respetó la libertad de llevar banderas, ya que la plaza imponía a DRY la organización, cosa que les molestaba sobre manera. Hubo un incidente en el que un anciano al que apodábamos cariñosamente Carrillo por su lenguaje y acento trajo su bandera comunista y republicana y dos energúmenos le increparon. Tuve que aguantar gritos e insultos por meterme en medio y decir que el que no fuera capaz de respetar los símbolos de cada persona que se fuera a su casa. Y es que en esa misma marcha había pancartas de LIBERTAD CONSTITUYENTE YA preparadas el día anterior en Educación sin que nadie se hubiera quejado. ¿A que venían esos humos? Pero fue una manifestación multitudinaria con pancartas de todo tipo, banderas negras, rojinegras, comunistas, anarquistas, la de Zeigeist… se respetaba la libertad de cada uno sin imposiciones totalitarias de “sin banderas” –que si se dieron en Madrid, por ejemplo- 


Pero la “cúpula de elegidos” no podía ver su plaza en manos de otros que no fueran ellos. Así que pasaron a idear su plan. Volvieron durante una semana planteando quitar la acampada, cuando ya no servían toda la serie de tretas y artilugios para castrar las Asambleas que otro participante relato muy bien en un artículo de prensa (5). Además, todas aquellas comisiones que estaban controlada por DRY y por el 15M “oficial” abandonaron la plaza. 

Pero ocurrió un pequeño incidente magnificado para darle la estocada mortal a la protesta. En una de las Asambleas donde, de nuevo, reabrieron el debate de retirar la Acampada, la hostilidad de los presentes fue manifiesta. Abuchearon a los intervinientes, miembros de la Comisión de Análisis. 

Dos días después se celebraron unas jornadas en el Cabañal, y una vez que se habían retirado los portavoces de las comisiones “disidentes”, una miembro de las que daba el tostón con la retirada montó un numerito de lloros, de que había sido humillada y vejada en la plaza, pidiendo y convocando a los pueblos y barrios para una Asamblea del miércoles donde se debatiría finalmente –por vigésimo tercera vez- la retirada de la Acampada. 

El plan les salió perfecto porque dos días antes una Asamblea barrial dominada por ellos –donde había una señora de pelo blanco llamada Sara que en su momento llegó a agredir a un miembro de la Comisión de Sonido para arrebatarle el micrófono- se había desvinculado de la Acampada Valencia. (6) 

Mientras todo esto sucedía, en internet se sucedían los mensajes convocando masivamente a la gente a la Asamblea, ya  que los medios informáticos eran dominados por el “sector oficial-virtual”. En junio escribí un artículo, al encontrarme ya regresado a Alicante, donde exponía detenidamente todo este embrollo (7). El resultado final, en una acalorada asamblea donde no se dejaba hablar a la gente –aparte de insultos y amenazas recibidas por algunos de manos de esos “pacifistas con la policía” y beligerantes con los acampados radicales”- y donde volvió a haber un numerito donde un señor se desmayaba tras hablar. Fue  la votación de retirada, saltándose esta vez el archiconocido método del consenso. 

La misma subdelegada del Gobierno tuvo en cuenta esto para unos días después desmontar a golpe de porra policial la Acampada. Tampoco les resulto difícil. Ya le había hecho el trabajo sucio los “lidercillos” del 15M, vendiendo a la gente que había estado allí dando el callo. 

Ese día hubo una concentración a la que pude asistir. Ya no había tanta  gente. Ya no interesaba ir a la plaza, ya bastaba con seguir protestando desde la red, que la “Acampada” daba muy mala imagen a estos señoritos que tenían que irse de vacaciones. Quien quisiera, podía irse a la marcha indignada, donde Carlos Angulo y sus chicos del MCRC aleccionaban a los jóvenes despolitizados con su proselitismo político. Pero los detalles sobre eso los indiqué en un artículo de julio que pueden revisar. (8)

Y es que por haber hubo de todo, hasta gran cantidad de misticismo, sectas orientales, meditaciones colectivas, etc. Incluso se tuvo que rescatar a dos acampados que fueron abducidos por una secta que se vendía como Comuna anarquista en Xera, donde les hacían firmar otro Decálogo, “el Decálogo del Amor y la Paz”  en el que les daban casa a cambio de trabajo de sol a sol y meditación oriental. Increíble, pero cierto.

En el 15M de Valencia hubo gran cantidad de gente, yo diría la mayoría, que participo verdaderamente y honestamente con ganas de cambiar las cosas. Muchos se desanimaron, otros se quedaron solo en los barrios, pasando de las tensiones que existían en la plaza, otros eran curiosos, y también una parte que trató de manejar a su antojo una protesta. Una extraña mezcla que ahora se entiende, donde había gente del PCE mezclada con gente desideologizada, gente de grupos de derechas, y hasta algún militante de extrema derecha. Eso ultimo lo supe  el último día, cuando tras el desalojo de la plaza acudió un miembro que estaba en información con la bandera de España presumiendo de haber reventado un acto de Mónica Oltra. Ver para creer. No sería la primera vez que me encontrase con alguien vinculado a esta ultraderecha dentro del 15M. Aun en Alicante, en el 15-M de allí, tendría tiempo de llevarme alguna sorpresa más.

Lo mejor de todo y la mejor experiencia de ese mes y medio fue la enorme cantidad de gente que conocí y que tenía la lucidez para no aceptar como irrefutables las cuatro consignas tontas que algunos daban como si de una Asamblea de gente infantilizada se tratase.

Un enorme grupo de gente que no tragaba. Gente verdaderamente luchadora, idealista unas veces, demasiado realista otras que vieron poco a poco lo que se escondía detrás de una supuesta espontánea protesta. Con esa gente conservo amistad, buenos recuerdos, y muchos momentos vividos en esa plaza. Curiosamente todos aborrecen la estafa que supuso el 15-M
Continuará

(1)       Video de la caótica y manipulada asamblea del 4 de junio. http://www.youtube.com/watch?v=ScXNV2bQxfw Ver también los siguientes sobre ese día en You Tube. Ver también http://www.youtube.com/watch?v=2sSXVvfyjfA&feature=endscreen&NR=1
La imagen del señor que llora sale en el video 3 de 8 censurada, es la persona que señala “Hace mucho tiempo que no hablo”.
(2) Propuesta neoliberal de la Comisión de Economia, rechazada por la Asamblea. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/05/valencia/1307266997.html
 (3) Video donde se ve a Maria Gombau y a Juan Bordera increpando a la policía antes de la carga en les Corts. Maria fue una de las detenidas y nueva en la plaza, se difundieron videos sobre su detención. Borderà pertenece a Zeigeist  curiosamente http://www.youtube.com/watch?v=7xwnCWMnChA&feature=mfu_in_order&list=UL
(4) Testimonio de Jesus Valera sobre su detención y negación de ayuda por parte de la Comisión Jurídica del 15M http://movimientodeizquierda.blogspot.com/2011/12/testimonio-sobre-privacion-de-libertad.html


(5) Artículo de otro miembro de Acampada Valencia sobre censura, manipulación constante de Asambleas, etc. http://old.kaosenlared.net/noticia/plaza-15m-manipulacion-distorsiones-quien-que
(6) Desvinculación de la Asamblea de Ruzafa de la Acampada Valencia. http://15mrussafa.org/2011/06/comunicado-de-la-asamblea-russafa-sobre-la-desvinculacion-de-la-acampada/
(8) Sobre las maniobras de los republicanos de derecha y ultraliberales de Trevijano. Articulo de julio http://jsmutxamel.blogspot.com/2011/07/las-maniobras-del-mcrc-en-acampada.html

4 comentarios:

  1. Lo del MCRC y la marcha es absolutamente cierto. En Elche no teníamos gente de esta (en Elche nadie tenía previsto que pasara algo así, y a excepción de los humanistas, no hubo nada raro). Pero en la marcha este, en la que yo participé la última semana, estaban todos los del MCRC haciendo proselitismo. Yo mismo sujeté durante un rato una de las pancartas de libertad constituyente sin saber de qué iba el tema porque uno de estos de Trevijano me pidió que la sujetase un momento y desapareció. Luego por la tarde en El Prado pretendieron venderme un libro, que me acabaron regalando, donde García Trevijano exponía sus demagógicas y proféticas tesis. Y vi como al más puro estilo de palo y zanahoria de las sectas aleccionaban a los participantes con menos formación política. Apareció entonces en la marcha un movimiento que sí que fue interesante, bautizado irónicamente como Anti15M, que dejamos de ir a asambleas y demás gilipolleces manipuladas y no permitimos que nadie nos impusiese "deberes de grupo" ni obligaciones protocolarias. Quizás algún día me decida a escribir un relato sobre la marcha indignada y explique como funcionó realmente la columna del este.

    ResponderEliminar
  2. Ni más, ni menos... Alguna anécdota podía ilustrar más esto, pero ya digo. Ni más ni menos

    ResponderEliminar
  3. Ante todo quiero agradecer tu análisis de los problemas que hubo en Valencia, creo que es una historia paralela de lo que se vivió en Sol y en otras muchas plazas... durante semanas discutiendo si no íbamos o no, y tarde o temprano era inevitable que la gente algún día decidiera irse... Personalmente me quemaba bastante que se dedicara tanta energía a eso en vez de dedicarla a seguir creciendo.
    A mi parecer cedimos un altavoz, para pasar a hacer lo que hacemos siempre, lo que mejor se nos da, no tener voz. Supongo que hubo muchos con intenciones oscuras, pero creo que tarde o temprano todos nos dejamos manipular (por que nos fuimos. Me gusta compartir la responsabilidad de que nos fuéramos (aunque hasta el último día estuve recogiendo apoyos para quedarnos en sol)...

    El movimiento sigue estando por que esta compuesto por personas, y si seguimos creyendo en él, nadie lo podrá negar ni parar... cierto es que hemos retrocedido en determinadas aspectos, poder mediático, en espontaneidad, en frescura, oxigeno, en ilusión, capital humano, en romanticismo.
    Pero para mi en análisis realmente bueno seria aquel que intente limar lo negativo, remediar los errores y buscar seguir caminando hacia adelante. Creo que el principal problema, fue no saber a donde íbamos ni a donde queríamos ir,a fin de cuentas objetivos, y eso junto a lo intangible de lo que se sacaba en las plazas desmotivo a la gran mayoría.
    Un saludo y Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho el relato, yo también viví algunas situaciones similares en la plaza. La misma mañana del 20 de Mayo, los tipos de los chalecos nos "recomendaban" que no lleváramos a cabo la acción de ocupar los bancos, aprobada en la asamblea el día anterior, porque la acampada estaba en peligro de desalojo y les íbamos a dar motivos... Así que se volvió a votar y se decidió seguir adelante: ocupamos los bancos, algo simbólico, pero emocionante. Fue una de las experiencias más gratificantes para mi del movimiento 15M.
    Posteriormente fui indignándome cada vez más cuando vi que en las asambleas nos perdíamos en burocracias que hacían perder poder a la asamblea... y sobre todo en la falta de planificación de acciones reales, especialmente considerando que estaba tan cerca la investidura de Camps y la asamblea perdía el tiempo debatiendo sobre el sexo de los ángeles...
    Pero tengo que decirte que yo sigo, sigo pendiente de la información de DRY, sigo participando en la asamblea de mi barrio y tengo que decirte que aunque la acampada de Valencia estuvo manipulada, sigo considerando que lo que pasó en este país, incluso si la idea surgiera de los poderes fácticos, fue una maravilla que se les escapó de las manos. Porque es imposible que controlen cada asamblea de barrio, porque yo estoy y lo veo. Creo que tengo la misma capacidad de diferenciar lo que sucedió en la asamblea y darme cuenta de que lo que ocurre en la de mi barrio no es igual, es diferente, y por eso yo sigo en la lucha.
    A mi me sirve este movimiento, incluso si piensas que esto es un movimiento creado para ensalzar a la derecha, cosa que ya se dijo desde el principio, que lo consiguieran incluso en la acampada de Valencia, te doy la razón... pero lo que ha quedado es un montón de gente con ganas de hacer y cambiar las cosas y por eso yo conservo la consigna de ir despacio porque vamos lejos, y considero que es así.
    De todas formas gracias por tu relato me he sentido muy identificada en muchas cosas, pero creo que desprestigias el movimiento por haberte decepcionado al principio. La idea es continuar con la lucha, sea como sea, en colectivos ciudadanos, que no tienen que formar parte de DRY ni de 15M, cooperativas, proyectos comunitarios... Pero sigamos
    Si condenamos sin propuestas, si criticamos a todo el movimiento por lo que sucede en un momento puntual, echas por tierra todo el trabajo que se ha hecho hasta ahora, toda la ilusión que un montón de gente aborregada hasta hace poco ha encontrado. Realmente quieres esto?? Salud y Repúblicaaa!!

    ResponderEliminar