5 ene. 2012

El 15M. Mayo-noviembre. Relato de un activista. Desde la emoción a la sorpresa y a la desilusión. (1ª Parte)

 "En una época de universal engaño, decir la verdad constituye un acto revolucionario" George Orwell


Con este escrito, que tardaré en redactar, quiero exponer, a modo de diario, todas las vivencias que han supuesto mi participación desde el pasado 15 de mayo en el 15-M. Una participación que ha supuesto grandes momentos, conocimiento de gente sensacional, momentos agradables.... y otros no tan agradables. 


Porque al final lo que comenzó en mayo con una tremenda ilusión se ha transformado en una terrible decepción. Salvo el movimiento contra los desahucios -que es anterior al 15M aunque alguna persona lo desconozca- el 15M ha demostrado ser algo muy diferente a lo que muchos pensábamos en sus inicios. Unos se dieron cuenta antes, otros más tarde, y otros en el proceso. Pero el 15M no es sino un movimiento creado desde la élite, creado porque en 2011 la situación social estaba a punto de estallar: 5 millones de desempleados, una situación insostenible.

No fue como muchos creímos un movimiento espontáneo. No fue un movimiento de masas... fue un movimiento de masas pero siempre teledirigido desde los estertores, donde cualquier indicio de radicalidad o petición rupturista o excesivamente social era silenciado. Y que al final, hayamos querido o no quienes participábamos en él, el resultado no ha sido el esperado: Una derecha todopoderosa que tiene el control de todas las instituciones -solo les falta Andalucía, quizá en febrero el 15M de allí se propulse de nuevo ¿Casualidad que uno de los actos de la "Plataforma Constituyente" sea en Sevilla en vez de en la mítica Puerta del Sol?

Antes de empezar con mi relato, sobre ese asunto citaré algo que encontré en la Red. Existen gran cantidad de datos y fuentes que avalan la teoría de la "Revolución Naranja". (1) Posteriormente en el pie de página pondré algunos enlaces que me han parecido interesantes. No solo por lo que dicen, sino por mi vivencia personal en estos meses.

También es interesante diferenciar a aquellos participantes anónimos de buena fe.


Citado de una obra de septiembre de 2010.

"El propósito no es reprimir la disidencia, sino, por el contrario, dar forma y moldear el movimiento de protesta, para establecer el límite a la disidencia. Para mantener su legitimidad, las élites económicas favorecen formas de oposición limitadas y controladas, con el fin de prevenir el desarrollo de formas radicales de protesta, lo que podría sacudir los cimientos mismos y las instituciones del capitalismo global."  

Sin ánimo de dar más datos, dado que ya ha sido debatido y rebatido en infinidad de ocasiones aunque yo sea la primera vez que lo trate en mi blog (si traté el intento de grupos de conservadores y de derecha de apropiarse del Movimiento 15M -sin caer en la cuenta que solo era un reflejo falso porque quien movía los hilos ya dictaba) (2) pasare a relatar estos ocho meses que van del comienzo al final. De la ilusión a la decepción.

INTRODUCCION

Antes de comenzar conviene dar unos datos previos. Soy uno de esos muchos hastiados que a finales de 2010 y principios de 2011 estaba hasta las narices de la situación. Habiendo pertenecido al Partido Socialista hasta 2009, partido que abandone por muchos motivos que expongo en esta nota (3). Tras el bluf que supuso la Huelga General de 2010, como muchos otros, esperaba que la calle hablase. Como miles de ciudadanos, trabajadores, parados, empleados públicos, etc... esperábamos alguna convocatoria de algún tipo. Esa información la exponíamos mis contactos y yo en muchas ocasiones en esas redes sociales como Facebook.

Por ello, cuando me llego la convocatoria del 15M, decidí sumarme a ella. Es curioso -quizá ahora más que antes, que no tenía esos datos- que la convocatoria me llego de un tal Juan Escobar, un tipo que me agregó a un grupo llamado "Hay que echar a Zapatero como sea" tras la publicación de un articulo muy crítico por mi parte respecto al Estado de Alarma en diciembre de 2010. En ese grupo, que al final abandoné lógicamente, abundaba gente de extrema derecha y y lo dirigía un señor llamado Antonio de la Torre cuyas opiniones no distaban de las de muchos contertulios de Libertad Digital. De todas maneras en aquel momento nada me hacía sospechar el hecho de que aquella convocatoria tuviera nada de conservadora, dado que la gran mayoría de mis contactos de izquierda también comenzaron a agregarse a la misma.  Y dicho sea de paso, mi posición en aquel momento era más bien de aquiescencia. Tenía tanto rencor acumulado a mi ex partido que tampoco me resultaba desagradable en exceso que tuviera a gente un tanto peculiar, pero que coincidía en algunas quejas a casos de corrupción. La verdad que yo tampoco me encontraba en un periodo demasiado selectivo.

Aunque ya entonces leí un artículo crítico con DRY (4) acudí el 15 de mayo a la convocatoria en Valencia, ya que ese año estaba exiliado -por así decirlo- en la provincia de Valencia. Me puse unas chapas que había comprado por la mañana, ya que por primera vez en dos años asistía a un mitin. Me habían invitado unos amigos de Mutxamel, pero en este caso era un mitin de Izquierda Unida. Había dudado porque, a decir verdad. Estaba un poco decepcionado con la izquierda en general, después de la poca respuesta en la calle y después de mi salida del PSOE. Ciertamente IU se quedaba un poco a la izquierda de mis planteamientos, ya que en mi caso era más moderado, salvo en determinados planteamientos como la República, la reparación de los republicanos caídos en la guerra o la intervención del Estado. HASTA ESE DIA.

Y digo hasta ese día porque a pesar de todo, el 15M tuvo en mí un efecto electrizante. El principal fue un fuerte desplazamiento a la izquierda. Lo que antes IU se quedaba a la izquierda en algunos planteamientos determinados, llego un momento que prácticamente lo que yo defendía en las Asambleas, tras elaborarlo concienzudamente (lo preparaba en casa) acabo superando el programa de IU. Y es que gracias al 15M tuve contacto con la izquierda. Para mí la izquierda había sido el PSOE. Solo el PSOE, y nada más que el PSOE.

En este tiempo he podido leer, conocer, documentarme... visualizar y conocer otras formas de izquierda que yo tenía o prejuzgadas o desconocidas en la práctica. Gente excepcional de múltiples movimientos de la izquierda política que hasta entonces habían sido desconocidos para mí. Anarquistas, comunistas, troskistas, ecologistas de izquierda, partidarios del decrecimiento, defensores del asamblearismo, defensores del cooperativismo... Sigo siendo socialista. Sigo considerándome socialista como antes. Pero quizá más radicalizado. Pienso que la política institucional no ha dado respuestas a muchos problemas que existen. No es desde esa mayoría parlamentaria desde donde se defienden las cosas. Muchas cosas de esas que muchos hemos defendido siempre, sobre todo la Educación y la Sanidad Pública, la igualdad, la justicia social, se defienden desde un sinfín de movimientos sociales, partidos y plataformas. Es también la debilidad de la izquierda. Su dispersión. Pero en ello también existe su riqueza. He de decir que ninguno de esos grupos ha conseguido convencerme. Uno es testarudo y se convence por su experiencia empírica. Sigo sin partido. Pero con las ideas muy claras.

Después de enrollarme sobremanera, señalaré que llegué a aquella manifestación. Iba en Metro y con unos euros en el bolsillo. Pensaba y estaba convencido de que al final sería una manifestación de cuatro gatos. Se había movido por las redes sociales, si, pero ¿Cuántos protestan por la red y a la hora de la verdad no hacen nada? Me llevé los euros dado que, si como yo preveía, esa manifestación era un fracaso, aprovecharía para tomarme algo antes de volver a casa. Quería y deseaba que fuera un éxito, pero temía un fracaso. Tenía el precedente de una concentración antinuclear convocada por la red a la que acudimos 40 personas.

Cuando subí las escaleras del metro de Xàtiva no daba crédito a lo que veía. ¡Había bastante gente! Tampoco es que aquello fuera multitudinario, pero había gran cantidad de gente para lo que yo esperaba. Me llamó la atención el hecho de que hubiera una excelente organización, con gente con chalecos reflectantes. Tenía una excelente organización, algo que me sorprendió entonces dado que se trataba de algo surgido de las redes sociales. A menos que fueran personas de movimientos con gran capacidad organizativa, era peculiar que hubiera esa extraordinaria organización que ni siquiera en manifestaciones de los sindicatos había visto.

Durante el recorrido fui hablando con dos personas, un chico de Bétera al que nunca más vi y que tenía poco conocimiento de política, y un hombre de Patraix con el que coincidiría en más ocasiones, Luis. Había banderas, yo no suelo llevar ninguna. Me llamó la atención una gigante con la bola del mundo que desconocía -posteriormente supe que era de Zeigeist, movimiento del que hablaré en el futuro-.

No es un bulo mi apoyo al 15-M. Este blog, sin ir más lejos, estaba o está como uno de los impulsores de la Manifestación. 

Acabada esta, las redes sociales echaban humo. Se decía que los medios no habían publicitado lo suficiente las manifestaciones. Yo no concordaba con quienes opinaba eso. Habiendo asistido a otras manifestaciones, y visto los asistentes que éramos en Valencia, posiblemente unos 20.000, a mi me parecía normal la difusión que se había realizado. 

Durante el siguiente día las manifestaciones y un intento de acampada en la Puerta del Sol. Lo de la Acampada me dió que pensar porque en uno de los vídeos promocionales del 15-M de Valencia, una de las chicas que leyó el manifiesto de Democracia Real Ya hablaba, ya entonces, de acampadas hasta las elecciones (5). Vamos, que la supuesta espontaneidad no era tal cosa, aunque de momento el que aquí os escribe rechazaba dudar de esa explosión de protesta ciudadana. 

En Valencia también hubo Acampada, pero yo no asistí hasta el miércoles. En la Asamblea de ese día había posibilidad de hablar. Yo participé. Hable de sanidad pública, de la necesidad de evitar los recortes, de una Educación pública y universal. Más gente participó. Me llamó la atención los abucheos recibidos por un interviniente. Ese interviniente uso un lenguaje claramente comunista. Tampoco advertí que fuera por ninguna cosa en especial -siempre hablo de lo que entendía en aquel momento y no posteriormente-. Quizá por la intención de sumar gente, gente que rechazaba un lenguaje demasiado concreto. ¿Pero qué mejor que pedir medidas concretas, y sin tapujos? 

Regresé al día siguiente y el viernes. Cada día era mayor el número de gente. Empezaron a crearse grupos, aunque yo no participaba más que en las Asambleas, dado que a las 22,20 pasaba el último tren. Conocí a un chaval que ayudaba en el montaje de los equipos de audio y al que posteriormente no volví a ver. Recuerdo que ya en aquel momento, jueves, había algún representante de Democracia Real Ya que se quejaba de que ellos no fueran quienes llevaban la Acampada. Al parecer en Valencia no sucedió lo de Sol -y en ello fue posible que fuera una experiencia mejor que la de Sol-. 

Pero sin duda fue el viernes el primer día en el que algo no me cuadraba. La primera ocasión en la que algo no me terminó de encajar. Participé en la Asamblea de ese día dando ánimos a la cantidad de gente reunida en la plaza. Me pasaron un video de esa intervención. (6). Pero tras ello, alguien propuso una manifestación en jornada de reflexión. La votación estaba ajustada, aunque triunfaba el SI. Yo era partidario del No, más que nada por prudencia y por evitar que desalojaran aquello. Lo curioso es que se votó tres veces. Tres veces, previas intervenciones de los que llevaban la moderación de la plaza. A mí me pareció que aquello era una chapuza. Sea como fuere, no era lógico votar tres veces. ¿Qué democracia queríamos si hacíamos eso? En fin, fue el primer mal olor en la protesta. No sería el único.

Pasé a colaborar en la Comisión de Prensa durante toda la noche. Allí conocí a gente muy competente, chavales con muy buenas ideas, jóvenes, Alex, Pilar y Cristofer. Durante esa noche se hablaba con la gente y se le explicaba lo que se hacía allí. Vinieron los medios de prensa y nos enchufaron los micrófonos. Así que muchos de nosotros, ya que aquello no tenía supuestamente líderes ni portavoces, podría dar su punto de vista a la prensa. A mí me entrevistó TVE y Antena 3, cuya periodista se quedó en la Asamblea de por la tarde. Es curioso que A3 fuera el medio que siempre cubriese las manifestaciones y movilizaciones. Posteriormente, al terminar el relato, se entenderá todo.

Recuerdo una pregunta de la periodista de TVE que preguntaba si eso debía continuar después de las elecciones. Creo que mi respuesta fue un "Yo no soy aquí nadie, pero mi opinión es que debe continuar. Se sale a la calle para reivindicar algo, mientras no se consiga, es estúpido abandonarla, así que la protesta debe seguir hasta que se consigan mejoras, hasta que los recortes tengan marcha atrás"

Me fui a Alicante a votar y regresé el lunes. Hubo cambios. Curiosamente ya sólo podrían hablar con los medios determinadas personas. Curiosamente un tal Kelsang -cuyo nombre tardé en aprenderme- se convirtió en coordinador. Curiosamente "nunca había nada que hacer" (o en román paladino, sobraba gente en esa comisión, por lo que fuese) así que decidí acudir a la Comisión de Educación, ya que como docente era donde podría aportar mi granito de arena. No obstante, participé en una entrevista en Radio Clara, saltándonos las reglas, junto a un compañero de la Acampada, en un programa que salió el 27 de mayo pero que se realizó el 25. 

A pesar de participar en Educación, cuyas reuniones de la Comisión se celebraban a las 23 (curiosa hora), también participé en otra comisión donde conocí a una de las mejores personas de la Acampada, Lucas. Una persona con la mente despierta y que ya entonces empezaba a cuestionar todo aquello. Esa comisión era Teoría Política, y aunque entonces no lo sabía, estaba controlada por el MCRC de Trevijano, fuerte en Valencia, que tenía en Carlos Angulo, participante en la Acampada, a la mano derecha del peculiar y derechista abogado andaluz. En aquella comisión se partía de la base de cómo sería el sistema político. El moderador, Salva, nos esbozo un sistema en el cual la elección de diputados se haría sin partido. ¿Sin partido? Un poco raro ese sistema. Nos hablaba de la Libertad Política, la necesidad de la Libertad, etc. Aquello a mi me mosqueaba, porque como muchos sabemos, la Libertad, sin igualdad, es una estafa. Es la libertad capitalista: si eres rico, disfrutas de esa libertad y si eres pobre "te jodes, esclavo".  

Tendría tiempo de encajar todas las piezas dos meses después, pues en todo momento, la participación en el 15-M fue eso: ir descubriendo piezas que con el paso del tiempo encajaban. Piezas que seguiré relatando en el próximo escrito, ya que esté es el principio. Piezas que me llevarán a comprender que lo que parecía una protesta ciudadana espontánea surgida de la Red no era sino una calculada maniobra con actores importantes en el relato. 
Continuará.

(1) Artículos que hablan del 15-M como un movimiento de Disidencia controlada creado desde arriba:
Artículos de "Marat" en LA BARRICADA
 Artículos interesantes:

(2) Denuncia sobre las maniobras del MCRC en Acampada Valencia. http://jsmutxamel.blogspot.com/2011/07/las-maniobras-del-mcrc-en-acampada.html


(3): Baja del PSOE. Noviembre de 2009.Enlace a baja del PSOE. El Blog de Julián.
(4) Artículo crítico con DRY antes del 15M ¿Que es DRY? Por Marat http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com/2011/05/que-es-la-democracia-realya.html
(5): Vídeo de DRY Valencia de 7 de mayo de 2011 donde ya se habla de "acampar" PINCHA AQUI PARA VER VIDEO
(6) Intervención en Asamblea de 20 de mayo de 2011. Minuto 8:20.PINCHA AQUI PARA VER VIDEO

3 comentarios:

  1. Ehorabuena Julián. Has dado un paso muy importante.
    En estos momentos has pasado de denunciar aspectos concretos a comprender que el 15-M es una operación de diseño de los globalistas ancap para permitir soltar presión social que impida un proceso de acumulación de fuerzas hacia una revolución social no controlada por el capital. En todo caso, ese proceso sería largo pero el "desencanto" que el 15-M produce desmovilizará a mucha gente que hasta ese momento no había salido a la calle por mucho tiempo. Uno de los objetivos que se perseguían desde los promotores del Nuevo Orden Mundial del capital. De ahí que yo suela hablar del diseño de la indignación global (mundial) que sigue el esquema del 15-M como "multinacional de franquicias indignadas".
    De tu toma de posición lo que más me gusta es que, por muchos enlaces que hayas puesto, es un decantamiento que surge de tu propia experiencia. Nada más poderoso.
    Manten el esquema narrativo para la segunda parte, porque esto promete.
    Un abrazo de tu amigo que suele darte mucha cera en facebook pero que sabe que eres un tipo que merece la pena.
    Marat

    ResponderEliminar
  2. Bueno. Interesante, porque en América Latina habia muchos repliques y ninguno concitó tanta expectativas cómo el de Argentina, con mucha experiencia en engaños de este tipo. Lo que me resulta de todo esto es que el mismo hecho - calculado - de desmovilizar a gentes que no se movilizan o lo hacen muy puntualmente, es que para aquellos que somos militantes consuetudinarios -ddhh,medioambiental,libertad a los 5,contra la trata,igualdad de géneros, en mi caso - permite a los que queremos cambiar en serio y no de cosmético, llegar a organizar a quienes han manifestado deseos nuevos aires para profundizar -con organización popular fidedigna, la construcción y/o dinamización de las herramientas necesarias para darles por culo a los capitalistas y sicarios.Muy buena descripción.Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Bueno. Interesante, porque en América Latina habia muchos repliques y ninguno concitó tanta expectativas cómo el de Argentina, con mucha experiencia en engaños de este tipo. Lo que me resulta de todo esto es que el mismo hecho - calculado - de desmovilizar a gentes que no se movilizan o lo hacen muy puntualmente, es que para aquellos que somos militantes consuetudinarios -ddhh,medioambiental,libertad a los 5,contra la trata,igualdad de géneros, en mi caso - permite a los que queremos cambiar en serio y no de cosmético, llegar a organizar a quienes han manifestado deseos nuevos aires para profundizar -con organización popular fidedigna, la construcción y/o dinamización de las herramientas necesarias para darles por culo a los capitalistas y sicarios.Muy buena descripción.Muchas gracias.

    ResponderEliminar