29 jun. 2013

Relato y reflexiones en un claustro de fin de curso de un interino

Hoy hemos tenido el último claustro del año, y quién sabe si para muchos el último que pisa.

El claustro del IES Thiar, en Pilar de la Horadada,  se desarrollaba con los puntos típicos de todo claustro de fin de curso, como si nada pasase, como si nada estuviera pasando en la Educación Pública. Todo como si los problemas más graves de la Educación Pública o de nuestro centro, fueran solo a causa de un hechizo o del poco trabajo de los chavales del centro. E incluso tuve que escuchar un comentario desagradable de "bueno, que ya queda poco para disfrutar del verano".

Se acaba el claustro donde, después, iban a homenajear a los jubilados y dos personas que se van del centro. Vamos, ni una mención más que merecida a los compañeros interinos. Incluso en el turno de ruegos y preguntas, silencio, alguien preguntando por las pizarras y las tizas. Parecía que el claustro iba a finalizar como si nada, como si efectivamente, la situación del final de curso y general se pudiera calificar como normal.

Iba a leer una carta modelo de la Coordinadora de Professorat Interí, pero finalmente decidí no hacerlo. Levanté la mano y pedí la palabra.  Acabé haciendo un discurso improvisado, un discurso que hablaba de los miles de compañeros que ya no están, del drama que miles de profesores y maestros han sufrido, de la rebaremación y como miles de maestros han desaparecido para siempre de las bolsas, especialmente dramático en los compañeros de primaria, de ciclos y de Pedagogía Terapéutica. Di las gracias como compañero a todos esos compañeros interinos que no empezaban un cómodo verano, sino la travesía del paro, y, sobre todo, a una compañera de PT, majísima y luchadora, que era la única del claustro que estaba viviendo el drama de la rebaremación, enfrentándose a la oposición, jugándoselo a un "todo o nada". 
 Hablé, yo no sé cómo, (me salió de dentro, mitad rabia y mitad sentimiento) de cómo la Educación Pública es una mesa con distintas patas, unas de cera, otras de madera, otras de hierro, y como van cayendo cada una de ellas: primero unos interinos, luego otros... Llamando a la lucha, a no rendirse, a pelear, a impedir que la mesa sea desmontada, advirtiendo que puede que incluso las patas más seguras, aquellas que, como una parte del claustro, parece que la cosa no va con ellos, acaben cayendo; mostrando, al mismo tiempo, cierto rechazo a la poca solidaridad de algunas personas. Quizá no era mi intención, pero varias personas acabaron llorando (la ponencia fue emotiva) y sólo lamento que la compañera de PT acabase llorando hasta quedarse sin hablar y mostrando su drama, que llevaba en silencio muchos días, aunque sé que ella y muchos entendieron sinceramente el llamamiento y el razonamiento

Quienes merecían reconocimiento, ese que no parecía existir en el resto del claustro, lo tuvieron, bien merecido lo tenían por su dedicación como docentes, a pesar de irse (irnos) al paro mañana mismo.

Quiénes merecían escuchar palabras que agitaran su egoista conciencia, quienes parecen que viven por encima del bien y del mal y se consideran tan intocables  también lo hicieron.

Dedicado especialmente a esas excepcionales mujeres, compañeras, docentes y decentes, con las cuales ha sido un placer compartir vivencias, trabajo y lucha y que me han acompañado durante estos cuatro meses en el IES de Pilar de la Horadada. Lo cual hago extensivo a esos compañeros de muchos centros que jamás han dejado de trabajar y pelear por la Educación Pública sin estar mirando su culo.

Dedicado también a esos interinos de todo el Estado que, como yo, mañana comienzan un angustioso camino al paro sin saber si tendrán la oportunidad de volver a pisar un centro en el futuro por las políticas de recorte salvaje que se están aplicando en la Educación Pública.

Vuelvo al paro sin saber cuando regresaré a un centro, como miles de compañeros. Pero el tiempo que esté de nuevo en el paro no voy a parar de pelear porque yo y los que como yo estamos fuera volvamos a un centro a trabajar, porque no estamos en la docencia porque nos caiga solo un sueldo, lo estamos porque CREEMOS esta función y creemos en la Educación Pública que nos formó como personas, como a miles de personas, para llegar a donde hemos llegado.

¡Que jamás decaiga vuestra ilusión y vuestras ganas de luchar por la Educación Pública!

Con cariño de vuestro compañero, uno de los miles de interinos que se va a la calle este 30 de junio.

PD: Si el texto ha sido de tu agrado, pincha aquí para que llegue a más gente. Gracias.

19 comentarios:

  1. ¡Bravo! por los que siguen luchando por una ESCUELA PÚBLICA DECENTE Y DIGNA. Sí parece como si nos hubieramos hechos más conformistas que nunca y pongamos caras de que no pasa nada y ...
    Ojalá todos esos profes que se han emocionado, tengan güevos para seguir los eventos contra la injusticia que sigue cometiendose contra todos.SOMOS MUCHOS, se oía por ahí, pero no parece que seamos tantos ahora. En septiembre veremos si todo se queda en emoción y conformismo. ESPERO QUE NO!Isabel Moina.

    ResponderEliminar
  2. Gracias ! hace falta gente q diga lo que piensa en este pais, muchísimo animo y suerte!
    Yo no trabajo en educacion, trabajo en sanidad y también se lo q es ir de un sitio para otro cada año, cada 4 meses, empeñas tu vida, tu relacion de pareja, tu familia , tu bienestar...eso nadie lo entiende, nadie sabe lo q es ir de un lado a otro empezando de nuevo, luchando por lo publico, por lo de todos y con una sonrisa! Gracias a los profesores porque hoy , soy lo que soy, la gente no entiende que es a vosotros a quienes imitan sus hijos, que sois fundamentales en su futuro, en vuestras manos esta su educación.

    Espero que nunca pierdas las ganas, que este gobierno corrupto no te quite la ilusion y espero que si algun día tengo hijos esten educados por alguien con principios como tú.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ole! Muy bueno el recurso de las diferentes patas de una mesa, muy ilustrativo. La pena es que la mayoría de los docentes acomodados crean que su pata no se va a mover, y si lo hace será solo un poquito (alguna paga extra y poco más).
    En Cataluña la cosa está igual, o incluso más sonrojante, más de 3000 compañeros empezamos el curso pasado en el paro, y muy pocos hemos acabado trabajando un par de meses durante el curso. A pesar de esto, en las escuelas parece que no pase nada, que todo sea normal y que el único problema de la educación pública actual es que "Madrid" nos ha robado un par de pagas extras. Se dan situaciones muy cómicas, o más bien tragicómicas, como ponerte a tomar un café en el aula de profes con una compañera que se pone a llorarte porque le cuesta llegar a final de mes porque le han quitado una paga extra más la reducción del 5% que ya nos hicieron, y tú, que educadamente le estás escuchando, no dejas de pensar, "¿Éste proyecto de maestrilla se da cuenta de que está hablando con una persona que solo ha trabajado dos meses éste curso?".
    Con el tipo de plantilla que tenemos actualmente en los centros educativos tenemos todas las de perder delante de los atropellos que está sufriendo la educación pública.

    ResponderEliminar
  4. Yo me jubilo pero también menc io né en mi despedida a mi claustro a los compañerosque no podrán volver en setiembre. Esperemos que valga para algo.Opinión: lasmovilizaciones en m Insti este curso han dejado mucho que desear.PareceParece que la solidaridad flojea...

    ResponderEliminar
  5. El pasado viernes yo también asistí a mi último claustro hasta no sé cuándo. Y también me sentí como tú, aunque no me atreví a levantarme y a dejar a algunos compañeros en evidencia. Durante el curso ya he tenido algún enfrentamiento y nada ha cambiado: los sustitutos solo servimos para hacer bulto cuando interesa... Al acabar, firmé la hoja de asistencia, me despedí de algunos compañeros y decidí no quedarme al pica-pica en homenaje a los jubilados. A excepción de una mención genérica respecto los recortes y los interinos, por parte de dirección no hubo ningún otro gesto de gratitud por el trabajo hecho, ninguna otra seña de solidaridad. Los que se van cobrando, sin duda, su merecida jubilación son agasajados con regalos y parlamentos, pero los más vulnerables, nosotros, los que ya estamos engrosando las listas del paro, res de res! Y para colmo, un compañero sustituto va y filma un vídeo promocional del centro donde no aparece en pantalla ni uno de los profesores "de paso" del centro de este año... como si no existiéramos, como si no hubiéramos estado... Para colmo, la directora ya se encargó de decir públicamente que están haciendo todo lo posible para reclamarlo el año que viene.

    ResponderEliminar
  6. Desde Madrid, un interino que tuvo que salir de su tierra zamorana allá en Castilla la Vieja... y que tras un periplo de 7 cursos académicos por tierras aragonesas (por cierto, mucho mejor anfitrionas que en la capital de España), reparó en tierras capitalinas para poder hacer vida, por fín, de pareja. Y que tras 4 cursos académicos "VALIENDO" con oposición aprobada desde 2009, ahora nos dicen que "NO VALEMOS"...

    MUCHÍSIMAS GRACIAS. Por suerte, mis queridos compañeros de claustro, este año, al finalizar el curso, LA DIRECTORA AGRADECIÓ EL GRAN GRUPO DE PROFESIONALES QUE LO COMPONÍAMOS, AÑADIENDO LA PROFESIONALIDAD Y LA GRAN LABOR DE LOS INTERINOS. GRACIAS!!!! EXCELENTE ESCRITO COMPAÑERO.

    ResponderEliminar
  7. Muy bien chaval, yo estoy jubilado gracias a la LOGSE, he recorrido muchos centros como sindicalista y parecemos los docentes una casta especial: es un desclasamiento barato, muchos no se sienten trabajadores, solo saben protestar por los pasillos. El no estoy informado es continuo. Menos mal que muchos tenemos vocacion y creemos en la educacion y la escuela publica.COMO TU. Un abrazo y suerte, el martes despiden a mi hija.

    ResponderEliminar
  8. No me ha gustado la confrontación interinos-funcionarios que se entrevee en tu discurso y en algunos de los comentarios de los compañeros...estamos todos en el mismo barco. Yo también podría quejarme de cómo, en mi centro, los interinos sistemáticamente se pelan los claustros y guardias, como si no fueran con ellos, como si no tuvieran más obligaciones que dar sus horas de clase. Como si lo que pasa en el IES que muchos vivimos como parte de nuestra vida no les importara más que los mesecillos que va a durar la baja que cubren. Y luego, que nos zurzan a todos. De cómo apenas dos de los 16 interinos han secundado ninguna de las huelgas, concentraciones, manifestaciones, encierros, etc. que llevamos este curso (y los anteriores, y los que vendrán...). El argumento es, justamente, que "no saben cuándo volverán a trabajar"...No pueden permitirse perder 80 euros de jornal. Lo puedo llegar a entender, de verdad. Pero sigo pensando que eso es el consabido "pan para hoy, hambre (e indignidad) para mañana". A nadie le viene bien... Pero no me gusta generalizar. He tenido compañeros interinos serios, profesionales, comprometidos, capaces (exactamente igual que compañeros funcionarios a la inversa).
    Tampoco me ha gustado el discurso del compañero que se queja porque alguien (un funcionario, supongo) le taladra con sus penurias económicas...cada uno vive su problemática. No se puede medir con esa vara. La lucha del interino le resultaría, según esa política, igual de indiferente y banal al parado que lleva 3 años sin subsidio. Al desahuciado. Al enfermo. "Qué me estás contando...yo estoy mucho peor que tú". Claro...siempre hay un peor, por desgracia. La situación de cada cual es la que es, por eso jamás me atrevería a reprocharle a un compañero interino que no secunde la huelga. Aunque lo pueda pensar.
    Además de seguir protestando, concentrando, negando, declarando en huelga, explicando a nuestros alumnos en nuestras aulas hacia donde nos (les) intentan dirigir, la mejor arma que tenemos es hacer nuestro trabajo con la máxima profesionalidad y dignidad posibles.
    El barco es de todos: funcionarios, interinos, PAS, alumnos, padres. Nos queda tiempo de lucha y más vale que vayamos todos a una sin pensar en los intereses particulares.

    ResponderEliminar
  9. No trabajo en educacion ,pero mi pareja si,y debo decir que entre funcionarios y interinos no existe compañerismo,parece que el que es funcionario no recuerda que fue interino y que los dos estan haciendo el mismo trabajo,y que su trabajo esta protejido mientras existan interinos,ya que cuando empiezan a desaparecer interinos tarde o temprano desaparecen plazas fijas y por lo tanto deberan moverse ellos tb,creo que estan todos en el mismo barco,pero hasta que el funcionario fijo no se de cuenta de eso,seguiran perdiendo derechos y estando en guerra dentro del mismo campo,los fijos no consideran compañeros a los interinos para ellos solo son empleados que vienen a dar lo que ellos no quieren y a tener los peores turnos,y a trabajar en las peores condiciones sin material y con llaves en todos los armarios como si fuera de ellos todo,esa es la impresion desde fuera que me ha llegado de vuestro colectivo.

    ResponderEliminar
  10. Mar Langa Pizarro1 jul. 2013 11:34:00

    Con tu permiso, lo he compartido en Facebook. Te copio la entradilla que le he puesto:
    "Uff... qué bien escribe este chico. Se me han saltado las lágrimas. Por él; por las interinas e interinos que se quedan sin trabajo, sin salario y quizá hasta sin esperanzas; por la educación pública; por este país; por todas y todos".
    Ánimo. Alguien como tú saldrá adelante seguro. Gente como tú es la que necesitan nuestros centros educativos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Dado que llevo dieciséis años siendo interina y ahora también estoy en la calle me siento identificada con tus reivindicaciones, incluso he llorado con ellas, afortunadamente no comparto lo que comentas sobre los de carrera, en los centros en que he estado me he encontrado con muy pocos funcionarios que no valoraran mi trabajo y esfuerzo de la misma forma que lo hacen con el suyo propio o el de sus otros compañeros. Yo, igual que tú, también sigo y seguiré esforzándome en la medida de mis posibilidades para que la educación pública sea un derecho de todos los españoles que quieran acceder a ella. nadi ei del forodelsur.

    ResponderEliminar
  12. Flaco favor hacemos si nos dedicamos a lanzar dardos a los compañeros. En mis 23 años de docencia (9 de ellos como interino y dos más como contratado laboral), he vivido casi de todo: desde agresiones a presión, desde caciquismos hasta desprecios de todo tipo. Y también reconocimientos varios, claro está.
    Desgraciadamente, ese mismo discurso se puede hacer desde la otra parte, arguyendo que cuando hicimos huelga nuestros compañeros interinos fueron al centro, lo que me resulta tremendamente paradójico. Como funcionario no me siento culpable de la situación de la educación pública, por lo que ni tengo que soportar discursos de ningún tipo. Cada cosa en su tiempo y lugar. Lo ideal sería que estuviéramos más unidos como cuerpo, pero eso es entrar en el mundo de la fantasía. Intenten por ese camino y con tiempo y una caña...quizás consigamos algo. Buscando el enfrentamiento no creo que sea posible nada. Y, en cuanto a los sindicatos, hace mucho que perdí la fe en ellos. Lo dicho, apunten bien y no se equivoquen de enemigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Real como la vida misma. Me ha encantado. Yo me he sentido igual pero ni me atreví a hablar en el claustro porque sé (me conozco) que me iba a echar a llorar. Soy interina de secundaria en Madrid y después de dos cursos de luchas y de lloros de impotencia, vendidos por los sindicatos que no mueven ni moverán un maldito dedo, compañeros que ni saben que nos ponemos de huelga, ni que nos cambian las listas, ni que...ni que...
    YO también he tenido una compi PT, no digo más...
    Me he sentido totalmente identificada con tu carta, TO-TAL-MEN-TE, de verdad.
    Es la primera vez en mis 45 años de existencia que me quedo en el paro y la cosa pinta muuuy fea para el curso que viene. Que voy a contar..
    Simplemente gracias, muchas gracias. No has podido expresarlo mejor.

    ResponderEliminar
  14. Soy interino, y la verdad es que la educación publica cada vez da más pena... los funcionarios solo miran por su intereses personales, que me den la paga al final del mes, que no me quiten, mis proyectos y planes a final de año que me lo den sin hacer nada (y cuando digo nada es nada). El gran problema que hay a día de hoy son funcionarios acomodados, que han hecho poco para ser funcionario, tan poco que solo tenian que aprobar las opociones para coger una plaza o terminar la carrera y tener un trabajo de por vida...

    Esta claro que esa situación provocá grandes injusticias con personas que realmente quieren trabajar, no solamente que quieran trabajar, perdón, sino que además se merecen trabajar. Me parece injusto que en otros campos como son la medicina o seguridad... se tengan que renovar constantemente e incluso abriendo expedientes de formación mientras que en la educación todo vale... me doy de baja todo el año y cobro y obtengo los puntos como si nada... a parte de que se tiene un muy buen sueldo... a dia de hoy cobro entorno a los 1800 € y se personalmente porque me he tenido que buscar la vida lo que es vivir con 800€ y se consigue vivir con ellos, con sus más y su menos. Asi que no se quejen los maestros (entre ellos a mi persona) del salario y reducciones, pues esta situacion en la educacion la han creado todo esos gandules que no quieren trabajar con la ayuda de sus maravillosos sindicatos que no sirven nada más para "chupar del bote".

    En cuanto al conflicto interino - funcionario... prefiero no hablar pues hay de todo... depende de las personas, pero si que es cierto que los funcionarios se creen algo superior a los interinos por norma general... supongo que la ignorancia da la felicidad, pues a la mayoria de ellos llevando este año una vacante le tuve que echar un monton de manos, pues desconocian sus obligaciones, ahora eso si conocian todos sus derechos. Saludos a todos... espero que esto cambie de forma radical de alguna manera pues sera la unica forma de solucionar los grandes misterios de la educacion.


    ResponderEliminar
  15. " El maestro que lucha también está enseñando". VIVA LA ESCUELA PÚBLICA, LA DE TODOS Y PARA TODOS.............

    ResponderEliminar
  16. GRACIAS A TODAS LOS COMPAÑERAS/OS QUE NO HABEIS OLVIDADO QUE UN DIA VOSOTROS TAMBIEN FUESTEIS INTERINOS/SUSTITUTOS.GRACIAS A LOS QUE NOS RECIBIS CON UNA SONRISA, NOS AYUDAIS A SITUARNOS EN UN CENTRO NUEVO, NOS CONVIDAIS A ACOMPAÑAROS A LA HORA DEL CAFÉ,EN FIN NOS HACEIS SENTIR UNO MAS DE VOSOTROS.
    Y a todos esos que no os molestáis en dirigirnos la palabra pues sabéis que nuestros días están contados entre vosotros, que nos ignoráis y nos hacéis sentir como los parias de la educación QUE OS DEN POR CULO

    ResponderEliminar
  17. Hola, soy un joven de 20 años que ha respondido a este post, pero desgraciadamente mi respuesta era excesivamente grande, por lo que me he visto obligado a crear una entrada en mi propio blog con la respuesta, os lo dejaré aquí para quien quiera leerlo. Basicamente es un suceso que me ocurrió al comienzo del "movimiento verde" y algunas opiniones personales, no pretendo ofender. No hace falta ni votar en el blog ni ver el resto de mis entradas (son practicamente análisis de videojuegos) Espero que no cause mucha polémica. Un saludo.

    La respuesta:

    http://respuestaacomentarioescuelapublica.blogspot.com/b/post-preview?token=xyprpj8BAAA.pC9FJBYw8pZtDVOEKTi1VQ.mBXyMgJQKbdyH-4fuG5SGg&postId=6500497901200086945&type=POST

    ResponderEliminar
  18. Para TODOS, TODOS los interinos...

    Video: "Profesores y Maestros Interinos: El Debate"

    La Plataforma de Profesores y Maestros Interinos de Madrid pretende con este video desmontar las mentiras de la Administración y revelar cuál es la verdadera realidad del profesor/maestro interino.

    Ya en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=zfMyGvQzMTo&feature=youtu.be

    Difusión…

    ResponderEliminar
  19. Ahora mismo:

    escuela publica = casta funcionarial de carrera

    Son los funcionarios de carrera los que no quieren estar en el mismo barco cuando dicen que ellos tienen mas capacidad y merito por aprobar un sorteo de temas una vez en su vida. Entiendo que alguien diga que merece cobrar mas o que no le despidan porque hace mejor el trabajo, ¿pero tener una paguita de por vida y bien magra por aprobar un sorteo de temas una vez en su vida? Por favor.

    ResponderEliminar