17 jun. 2013

Acerca del exámen de Griego en las PAU en País Valenciano.

Nota del editor del blog.

Esta claro que el griego y la cultura clásica le sobran al Gobierno, de la misma forma que le sobraba la Educación para la Ciudadanía o le sobra la Filosofía. Basta ver la ley Wert y lo que supondrá para las lenguas clásicas. Expongo aquí esta carta de una profesora de Griego porque queda claro que existen formas más "sutiles" de hacer que el estudio de estas lenguas sea más reducido que el estudio de la infame asignatura de la Religión Católica.

"Por sus actos los conoceréis"





Carta dirigida a los coordinadores de las pruebas PAU de Latín y Griego, redactada por Mercedes Hernández, profesora del IES Tirant Lo Blanc de Torrent de Mislata (compañeros de Filología Clásica, por favor, compartid y difundid):

Señor Grau Codina y señor Melero Bellido:

Soy profesora de griego en el IES Tirant Lo Blanc de Torrent. Hace años que imparto griego y latín en el turno nocturno de mi centro, trabajando con alumnas y alumnos que han vuelto a estudiar porque tienen deseos de mejorar sus expectativas laborales e incluso de acceder a la universidad. Pueden imaginar lo difícil que es que en dos cursos estos alumnos den el salto cualitativo que les permita traducir con soltura un texto griego o latino. Muchos de ellos lo consiguen y se enfrentan ilusionados a las PAU.


Y aquí es donde se encuentran con un gran obstáculo, con una gran decepción: un examen de selectivo en la práctica inasequible para la gran mayoría de alumnos que cursan bachillerato de humanidades.


Pasó el curso pasado con latín, este curso ha vuelto a ocurrir con el griego. Yo he sido testigo, y también el corrector y otros compañeros que habíamos acudido a dar apoyo a nuestros alumnos, de cómo salían entre lágrimas y cómo muchos de ellos estaban haciendo el examen llorando. No es ninguna exageración. 


Exámenes como el que han sufrido los alumnos de griego nos dejan sin alumnos ya que con esta "fama" los que están en cuarto o primero elegirán otras asignaturas con pruebas más accesibles. Nos desmotivan, porque arruinan un curso entero de trabajo y perjudican a los que han elegido griego contra viento y marea y que no consiguen puntuación para entrar en la facultad de su elección.

Nos gustaría saber que contamos con el apoyo de los que tienen la suerte y la responsabilidad de enseñar en la universidad.


En nombre de mis alumnos y en el mío propio quiero pedirles que reflexionen sobre todo lo ocurrido y que tomen las medidas oportunas para resolver el tema y para que no vuelva a suceder.

Atentamente,
Mercedes Hernández

1 comentario:

  1. No me he podido identificar mas con la carta de esta profesora. Yo como alumna, he sufrido las consecuencias de un examen ''jodido'' (NO, lo siguiente) de Griego en la PAU de este año (pero en Zaragoza). Adoraba el Griego y el Latín, por eso me metí al bachiller de humanidades/letras. Y si, digo adoraba. Ahora pienso en los angustiosos 90mins. que pase en una aula recluida, mirando el examen una y otra vez, mirando el diccionario y el apéndice gramatical y NO entendiendo una pi... y me repugna y no es por culpa del idioma o del profesor en si, sino del que decidió escoger el examen mas jodido que pudiera ponerse a unos alumnos que se juegan su futuro. 90mins. angustiada porque lo tenía en la fase general y tenía que al menos intentar tener algo de nota, todo muy triste.

    Lo que dice esta mujer es totalmente cierto, quien no salía llorando, salía super enfurecido (como fue mi caso, aguantando las lagrimas y teniendo un nudo en la garganta de la rabia). No entiendo como pueden ser tan cabrones en una asignatura de la cual no se presenta casi nadie (en mi sede, nos presentamos tan solo 15 personas) y que como sigan así, menos se van a presentar.

    Era muy angustioso tener que estar rodeada de otros alumnos en tu misma situación y ver como salían pronto pero que tu no podías porque necesitabas algo de nota por la fase general. Era angustioso hacer una y mil veces la traducción y que ninguna te quedara bien. Solo reconfortaba saber que tu profesor, el cual te esperaba fuera, te daba la razón en cuanto a que era un examen MUY difícil.

    Y me he enrollado porque comprendo a esta mujer, a sus alumnos, a mi profesor, a mis compañeros y a todo alumno que ha llegado a pasar por un examen tan sumamente jodido y donde te juegas tus futuros estudios (y por lo cual, supuestamente, trabajo).
    Un saludo.

    ResponderEliminar