10 mar. 2014

Régimen autoritario de ..... quiere llevar a prisión a un cantante por ser disidente

EUROPA PRESST/ APF

BOLETIN INFORMATIVO. BREAKING NEWS
Régimen autoritario de ...........    quiere llevar a la cárcel a un rapero por ser disidente

Un cantante de rap político va a ser encarcelado. Sus críticas al régimen de ........... y a los mandatarios de........, su ironía y su denuncia de las tropelías del régimen, su lenguaje claro y disidente y su valentía contra la opresión harán que sea juzgado el 10 de marzo en la capital. Colectivos y personas allegadas y simpatizantes se personarán en la puerta del Tribunal contra la brutal medida que atenta a la libertad de expresión por expresar sus ideas políticas y su compromiso por la ............


Si en el hueco dejado en blanco pusiera Venezuela, Cuba, o Corea del Norte y "DEMOCRACIA", ese rapero sería conocido por todos nosotros, estaría abriendo los informativos en medio mundo, sería noticia en la Sexta, en la BBC, en la CNN y hasta en Al-Jazzera. Miles y miles de tribunas y periodistas de salón pedirían su libertad, condenarían la brutal persecución, levantarían el grito en el cielo, se harían tertulias que hablasen de ello, y Amnistía Internacional y Human Rights Watchs lanzarían campañas internacionales para pedir y exigir la libertad de ese preso político.

Eso no pasará, porque ni en Venezuela ni en ningún estado desligado de la órbita capitalista se condenaría y se llegaría al extremo de plantear la BARBARIDAD de exigir dos años de cárcel, es decir, dos años de privación de libertad a una persona por hacer música disidente.

Eso se puede hacer en España, donde, valga la ironía, somos una democracia consolidada. Una democracia consolidada donde la Delegada del Gobierno de Catalunya puede hacer un homenaje a los que combatieron por las SS, defendiendo al nazismo que gaseaba seres humanos y mataba a 60 millones de personas, sin que se nos caiga la cara de la vergüenza. Una democracia consolidada donde se puede echar a hostias a la gente de sus casas, abriendoles la cabeza, apaleandoles como a animales, pasandose las Convenciones de Derechos Humanos por el forro de la entrepierna de todos los que detentan el poder.

Una democracia consolidada donde un 30% vive en la miseria y donde protestar te puede costar la pena de prisión. Democracia consolidada de las que goza del "privilegio" de tener el Código Penal más duro de toda Europa, al tiempo que el cuerpo policial más negro de la UE, con reiteradas denuncias de organizaciones de derechos humanos poco sospechosas de "bolcheviques" hablando de torturas, constantes violaciones de los derechos de los detenidos, y hasta un incontable número de barbaridades. Por eso, hasta en la consentidora UE, con un cinismo que repugna, se echan las manos a la cabeza al ver que la Guardia Civil liquida (uy, perdón, fue el mar y los vientos, como diría Felipe II) a 16 inmigrantes sin que aquí dimita ni dios.

Una democracia con aroma a franquismo, donde la libertad de expresión queda clara a quien tolera y a quien no. Mientras hacer ostentación de la dictadura, del fascismo o de los crímenes de esta y cuando hasta politicuchos del PP osan mearse dialécticamente en los asesinados que, recordemos aún yacen en cunetas como perros, pobre de aquel infeliz que se le caliente la boca por la izquierda. Poco tardarán la Policía y la Guardia Civil en acudir a aplastarle y darle una lección de "democracia consolidada"

No hace mucho cuando Alba era condenada a un año por un tuit en el que pedía que "volviesen los GRAPO".

Mientras tanto, a las victimas del terrorismo del 11M se les puede insultar gratuitamente que ya los tribunales determinaron que ellos son "víctimas de segunda". Y así, gentuza que ostenta cargos de representación en las Nuevas Generaciones de Móstoles, como el Señor Jaime Ballesteros, puede atreverse a decir lo siguiente.




Esta democracia española, que ya deja bien claro, que de democracia solo tiene el decorado, quiere meter en prisión a un rapero como Hasel, rapero comunista que en sus letras habla sin pelos en la lengua, diciendo las cosas como las piensa y dando en la diana de una forma que muchos no se atreven o procuran hacerlo de otro modo. Se podrá estár de acuerdo o no, se podrá compartir las ideas de lucha y reivindicación de Hasel. Eso realmente, al menos para mí, es lo menos irrelevante.

Lo vergonzoso es que PABLO HASEL es la cabeza de turco. El chivo expiatorio para cerrarnos la boca a todos. La forma de meternos miedo. Y mucha gente no ha sido capaz de entenderlo. Cualquier colectivo que se salga de las fronteras estrechas del Régimen del 39/78, va a ser tratado de la misma forma que lo está siendo Hasel y que otros, ya antes (los Cinco de Barcelona, presos políticos anarquistas, comunistas o independentistas) han probado, saboreando las "mieles amargas" de la "democracia española".  

La condena a Hasel sería un aviso a navegantes que ni podemos ni debemos tolerar, y debemos actuar, con la lucha y la movilización, la difusión y la información, para pararlo. Si creemos en la libertad de opinión, de expresión, en el derecho a la resistencia, en cosas que son básicas...pero, sobre todo, si queremos defender nuestra propia libertad, debemos decir bien alto PABLO HASEL ABSOLUCIÓN.

Ser comunista, defender el derecho a la resistencia, a la lucha, estar en contra de toda injusticia no puede ser delito, por mucho que esputen espuma por la boca las cloacas del poder. Es inconcebible que bajo el amparo de la coletilla de "enaltecimiento del terrorismo" se pueda condenar a una pena de dos años de cárcel a alguien por sus canciones claramente comunistas y, sin embargo, veamos con asombro como una paliza a una inmigrante, racista, se soluciona con seis meses de cárcel que ni siquiera serán cumplidos.

¿Enaltecimiento del terrorismo? Terrorismo, y no enaltecerlo, sino practicarlo, es desahuciar familias, es saber que miles de personas se han quitado la vida y han sido enviadas a la muerte mediante esa terrible máquina consentida de picar carne de pobres, sin que un solo responsable haya pisado un banquillo. Terrorismo es el 30% de personas pasando hambre en España. Terrorismo es mandar tropas a Afganistán o Libia a destrozar niños bajo las bombas. Eso es terrorismo, y no cantar y mostrar tu rechazo feroz a ello.

¡Basta ya de moralinas, de discursitos absurdos y de victimismos estúpidos de quiénes se embolsan millonarias subvenciones en asociaciones de víctimas que reciben trato preferente y sobre las que bordea, incluso, la sospecha de corrupción, el clientelismo y el dinero negro! (mientras otras son amenazadas como la Asociación 11M). ¡Basta ya de que unos puedan casi brindar por los que mataron en la guerra y siguen en cunetas, mientras otros tienen que agachar la cabeza y negarse a hablar! Pablo Hasel ha tenido, en muchas ocasiones la osadía de hacerlo. Quizá de una forma que podrá gustar más o menos, pero lo ha hecho. Y solo por ello merece ante ese atropello a la libertad de expresión toda la solidaridad de quien se diga y se haga llamar minimamente antifascista y anticapitalista.

Luchar por la libertad de expresión de Hasel es luchar, directa o indirectamente, por nuestra propia libertad. Que nadie lo olvide, o tendremos, mal que nos pese, poco tiempo para lamentarnos.



4 comentarios:

  1. Queda meridianamente claro que se reprime todas las formas de protesta, con manipulación informativa se distorsiona realidades, que se actúa con inmunidad ante la corrupción y que la justicia no es independiente.
    Da esperanzas ver que hay personas como Pablo y otr@s much@s luchadores dispuestos a no callar frente a las injusticias y mostrar con ello su integridad, ejemplos para una sociedad solidaria.

    ResponderEliminar
  2. Haber.... creo que nos estamos confundiendo y desviando del tema. Pablo Hasél es un exaltado que está en prisión por apología del terrorismo y ideología reaccionaria. Este señor si no recuerdo mal instó a la banda terrorista ETA con un comentario a "pegarle un tiro en la nuca a algún pepero" Creo que la amplia mayoría de Españoles estamos de acuerdo en que gente de este calibre no pasee por los parques cerca de nuestros hijos, defienda la ideología que defienda y teniendo la ubicación que tenga. Lo que es delito lo es aquí y allá y no podemos maquillar situaciones de malestar social para aprovechar y generar violencia. La historia nos enseña que no.

    ResponderEliminar
  3. Explotación, manipulación y represión. Como casi siempre, pero a unos niveles difícilmente soportables. Y que lo soportemos causa asombro por ahí fuera. De todo ello el artículo da cumplida cuenta.

    ResponderEliminar
  4. La gran pregunta es:
    ¿Pablo Hásel es rapero?

    ResponderEliminar