19 mar. 2013

Lo que esconde el ataque a los profesores interinos: Allanando el camino a la privatización de la Escuela Pública.

Con motivo de la Orden de Rebaremación de Bolsas de Trabajo en la Educación Pública en la Comunidad Valenciana, se vuelve en los centros (parece que no haya pasado el tiempo ni los meses) al eterno y aburrido debate sobre la conveniencia o no de secundar una huelga en defensa de los derechos laborales.

La reordenación de las bolsas, no solo atiende a criterios economicistas, como desde algún sector se ha comentado, sino que se trata de una medida profundamente ideológica y plagada de demagogia y mentiras:

En primer lugar, se trata de una medida nacida del laboratorio de ideas de la Fundación FAES, verdadero laboratorio de las políticas que se aplicarán tarde o temprano en todo el Estado. De ese laboratorio de la muerte, ha surgido la consigna: debemos ir despedazando la Enseñanza Pública, para lo cual es fundamental el desprestigio social y el destroce  de la labor del profesorado de la Enseñanza Pública. Atacando al nervio de la enseñanza, iremos desmontando el sistema educativo público.

Para ello, hace falta que se ponga en cuestión la labor de parte de los profesionales. ¿Qué mejor que empezar con los interinos, que son más fáciles de despedir y que, además, muchos de ellos, tienen una serie de derechos consolidados? Dice un dicho alemán que, quien quiere matar al perro, tiene que echar la culpa a la rabia. Para ello, sacan la medida de primar el examen de oposición: cualquiera, sin necesidad de saber mucho de Educación, entiende que es lo justo. ¿O acaso no es justo que un superador del proceso selectivo sea quien trabaje de interino? No obstante, ese mantra repetido hasta la saciedad olvida muchos datos:

1.- Las personas que superan el examen no necesariamente tienen destreza para enfrentarse a los alumnos, como nos ha sucedido a todos, y, aunque sea justo tener en cuenta dicha prueba, muy subjetiva en ocasiones y sometida al factor suerte, también la experiencia profesional debe ser una cuestión a tener en cuenta.

2.- Durante muchos años, la misma administración que, ahora rechaza a esos interinos, los ha contratado porque suponía un ahorro para la misma Administración, ergo, una de dos: o nunca sirvieron y la Administración actuó mal a sabiendas; o, por lo contrario, si estaban capacitados, y ahora la Administración pretende deshacerse de ellos.

3.- En ningún momento, ese criterio, sometido a una supuesta calidad educativa que se dice defender (y que se hunde realmente por los mismos recortes que aplican los que ahora van de "salvadores"), se tiene en cuenta para el profesorado de la Enseñanza Concertada, pagada por dinero público y el sudor de todos los trabajadores para que los "niños de papá" disfruten de colegios sin "pobres", con un clasismo y un elitismo insoportable. Ello, a pesar de que existirán muy buenos profesionales seguramente en dichos centros, pero también gente que ha sido "colocada" por tener amistad con curas, o gente vinculada a la Iglesia Católica o empresas privadas determinadas.

4.- Para trabajar en la privada-concertada, no se requiere ningún examen curiosamente para entrar a trabajar en ellos a pesar de que sus sueldos son pagados por dinero público. De hecho, son los ÚNICOS trabajadores que, pagados por la Administración, tienen ese privilegio, hablemos del sector que hablemos. Hasta los peones de obra del Estado realizaban un exámen o los trabajadores de Canal 9. La selección se basa en una entrevista personal y hay numerosos casos en los que incluso se trató de "meter" como docentes a personas que no eran y ni siquiera tenían titulación de maestros. O cursos, ofrecidos por "sindicatos", que dan "habilitación para trabajar de profesor de Geografía e Historia sin haber dado más que la Historia que se aprende en el Instituto. (Pinchar este link) http://feteugtmadrid.wordpress.com/2012/02/09/nuevo-modulo-de-cualificacion-para-profesores-de-geografia-e-historia/comment-page-1/#comment-2361

5.- El silencio respecto al profesorado de religión. Todos los docentes de la asignatura de religión en centros públicos, a pesar de ser pagados con fondos estatales o autonómicos, entran nombrados por el Obispado correspondiente, sometidos a un inmenso control de su vida privada, pero totalmente exentos de demostrar, en ningún momento de su vida laboral, su capacidad para la docencia. Jamás estos docentes se han presentado a examen alguno que no fuera "hacer buenas migas" con el correspondiente obispado, que selecciona entre los afines ideológicamente. Nunca se ha cuestionado, a pesar de ser profesores sin prueba objetiva, su idoneidad para la enseñanza. ¿Esperan ver en algún medio de comunicación una campaña similar a la que sufren personas que, como los interinos, un alto porcentaje han aprobado algún examen o concurso de méritos para trabajar? Esperen ustedes sentados. Jamás se pondrá en tela de juicio su profesionalidad, porque, guste o no, como docentes, no son un obstáculo para una posible privatización de la Escuela Pública. Por ello, a diferencia incluso de Funcionarios con plaza, son los únicos docentes (en la pública y la concertada) que mantienen las dos pagas extras, el cobro del verano íntegro e incluso en ocasiones un horario lectivo inferior al de sus compañeros.


6.- La existencia de intereses económicos. La Fundación "Empieza por Educar", presidida nada menos que por la hija de Emilio Botín (quien ya está metido hasta las trancas en las Universidades, gracias a la inestimable labor del Gobierno del PP y del Gobierno del PSOE) y participada, entre otros, por el Banco Goldman Sachs (el mismo banco responsable de la crisis europea por falsear las cuentas de Grecia durante años), ya ha tratado de meter sus sucias manos en algunos sitios como por ejemplo en la Comunidad de Madrid.

Dicha fundación usa un lenguaje muy "progre" pero está ligada, ni más ni menos, que a la secta ultraliberal Teach of America, cuya intención no es otra que actuar a modo de "lobby" para introducir poco a poco la ideología liberal en centros educativos, mediante supuestos "profesores expertos", retribuidos muy generosamente, como ya ha denunciado el colectivo Soy Pública en la Comunidad de Madrid.

La Fundación ExE aspira a ser la que se encargue de la contratación de profesores interinos, como ya ha pasado con los famosos "contratos programa" en Madrid o con determinados programas de compensatoria. Para ello, dado que los medios de comunicación están bajo control de los mismos bancos que forman parte de ExE, y dado que los intereses de la Comunidad de Madrid (y de la FAES) son comunes (acabar con la Educación Pública), no han tenido problema en iniciar una campaña de desprestigio contra el profesorado de la Escuela Pública, concretamente con los interinos, filtrando las pruebas de un examen que hicieron miles de personas (de ellas un porcentaje reducido de maestros interinos) con casos concretos de "supuestos gazapos" para allanar, ante la opinión pública el terreno.

Curiosamente, solo un día antes de la filtración, los colectivos en defensa de la Escuela Pública denunciaban de nuevo la contratación de profesores para centros públicos por parte de EXE. Curiosamente, la famosa prueba de conocimientos "opaca" fue en 2011, el mismo año que ExE lograba el mecenazgo del Ministerio y la publicidad gratuita del diario EL PAIS. Curiosamente, era EL PAÍS el diario que filtraba el informe de la Comunidad de Madrid minutos antes de que la misma CAM lo hiciera público. Demasiadas casualidades.

Reflexión.


Aún hoy, existen muchos interinos, al menos en País Valenciano, que, cegados por el individualismo, creen de buena fé que el nuevo sistema será la oportunidad de entrada de nuevo a la docencia. Muchos de ellos, como el que escribe, llevan meses sin trabajar por los recortes, y su desesperada situación económica hace que se agarren a un "clavo ardiendo", a una "mínima esperanza" ante el incierto futuro existente.

La pena es que no son capaces, quizá por falta de información, como le está pasando a parte de la opinión pública, de comprender el problema de fondo y las intenciones ocultas que se esconden tras estas medidas.

Lo que de verdad encierra la medida no es una sustitución de unos trabajadores con experiencia por otros más capacitados. Lo que encierra realmente esta medida es el despido de miles de personas para limpiar gran parte de la bolsa de interinos. Una vez consumado, se podrá, con bastante facilidad, proceder a la supresión de dichas bolsas y, si fuera necesario, a las oposiciones a docentes.

Será entonces cuando se complete la cuadratura del círculo: entonces serán contratados profesores precarios para cubrir lo que haya que cubrir, por un "módico salario", con condiciones de trabajo leoninas y, seguramente, con unas bolsas de trabajo ya gestionadas por esas "amables fundaciones participadas por el Banco Santander y Goldman Sachs (que como son todo corazón, en Educación buscarán el "bien común, como entidades bancarias que son)", que será quienes seleccionarán a profesores, tras un cursillo de verano de adoctrinamiento como el que ofrece ExE. En esos cursillos, todo es "competitividad, liderazgo, superación, flexibilidad".

Entonces llegará el turno de los "acomodados funcionarios". Y cuando la nueva campaña de desprestigio, esta vez contra ellos, dé sus frutos, la Escuela Pública, tal y como la conocemos, habrá pasado a la Historia. Y agresivas fundaciones que ganan millones de euros con la Educación vendrán a repartirse el pastel de un nuevo sector privatizado, que funcionará igual que sectores ya privatizados como la luz, el agua, las cocinas de los hospitales, etc.

Por ello, aunque esta vez pueda no ser yo el perjudicado, aunque incluso el egoismo (que eso lo sabe bien la Consellería) me pueda hacer dudar, tengo claro que mi sitio está y estará en la calle protestando. Porque de lo que se trata ya no es solo de defender los derechos laborales que, como trabajadores, tenemos. De lo que se trata  (y en el pasado muchos docentes han hecho dejación de funciones de ello) es de defender la misma existencia de la Educación Pública: Esa que permite y busca que el hijo de un pobre pueda estudiar y no tenga que estar per secula seculorum doblando la rodilla ante el señorito. Esa que erradica, como erradicó en su día el analfabetismo. Esa que ha formado a los ingenieros, médicos, cirujanos, técnicos... que ahora se rifan en el extranjero, porque España y su Gobierno no es capaz de darles aquí un futuro digno como trabajadores.


Y en esa Escuela Pública es donde han trabajado durante años los mismos trabajadores que ahora son acusados de "inútiles" y hasta de "burros". Precisamente por los mismos, la misma gentuza que ha recortado un 27% en Educación para fundirlo en rescatar a los bancos. Los mismos que quitan becas de comedor en la Escuela Pública y que permiten casos de raquitismo en escolares en Tenerife. Los mismos gobernantes que hablan de "calidad en la Enseñanza" y expulsan a miles de universitarios subiendo tasas.

Cualquiera con dos dedos de frente y un poco de entendimiento sabe perfectamente que el asesino no puede ser el que investigue el caso al mismo tiempo. Por ello, quienes hoy hablan de calidad educativa son los que detestan la Escuela Pública y la quieren destruida.

¡¡¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LA ESCUELA PÚBLICA!!!

¡¡¡NO AL DESPRESTIGIO DEL PROFESORADO DE LA ESCUELA PÚBLICA!!!
¡¡¡NO AL DESPIDO DE MILES DE DOCENTES INTERINOS!!!

¡¡¡NO A LAS POLÍTICAS QUE PRETENDEN ENTREGAR LA EDUCACIÓN A LOS DE LOS SOBRES Y A LA BANCA Y EL GRAN CAPITAL!!!

PD: Por estas, y muchas más razones, por la Educación Pública, por los derechos laborales del profesorado y por el derecho a trabajar, secundo la protesta y la huelga convocada para estas semanas en el País Valenciano. Porque ni debemos consentir el despido que ha habido de 6.000 profesores, ni debemos consentir el futuro despido, con estas medidas, de otros 8.000 profesores más.

Sin profesores, no hay Educación Pública.

PD2: Ruego la mayor difusión de este escrito. Gracias!

27 comentarios:

  1. Excelente artículo, Julián. Venden a la sociedad gato por liebre.

    ResponderEliminar
  2. EN el caso de tener una entrevista de trabajo en la concertada y privada, en innumerables casos se pide, además de las titulaciones requeridas, el certificado de idoneidad eclesiástica. Es decir, se impone un veto ideológico y dogmático. Decidme si esto no es sectarización y pseudo régimen fascista.

    ResponderEliminar
  3. ¿Recordes quan yo criticava durament a FAES? Puix era precisament les seues publicacions les que es gastaven per a defendre falsos postulats.
    Quins temps aquells, ¿no?
    Una llastima que estiguerem en dos bandos distints.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Perdón?

      Que yo sepa siempre hemos estado en bandos distintos (desde luego cada vez más, no hace falta ni señalarlo) y no precisamente por tener posturas diferentes respecto a la fundación aznariana derechista, sino por otras cosas.

      O no sabes bien lo que es FAES (y entiendes que es otra cosa) o no entiendo a que te refieres.

      Eliminar
    2. No te conozco pero debes ser tonto.

      Eliminar
    3. Tu saps què és la FAES?
      Xiquet, són de la teua corda.
      D'on no n'hi ha...

      Eliminar
  4. muy bueno, ojala la gente habra los ojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los ojos se "abren" no se "Habren". Espero que no seas interino, porque si lo fueras sí que tendríamos un problema serio.

      Eliminar
    2. "habra"??????????? (los ojos se abren, no se "habren"), espero que no seas interino porque si lo fueras.........

      Eliminar
    3. Tampoco te pongas así Manuel, si los maestros o profes llegan a su puesto poniendo faltas de ortografía es porque no hay una adecuada formación en la universidad y porque las oposiciones de educación dejan bastante que desear como sabe todo que se haya presentado alguna vez

      Eliminar
  5. EXCELENTE COMPAÑERO! admirable tu valor y tu sinceridad. tienes todo mi apoyo. nos vemos mañana en la huelga

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE COMPAÑERO!

    ResponderEliminar
  7. Excelente articulo compañero. Ojala nuestro gremio fuese más solidario.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, lo comparto en facebook

    ResponderEliminar
  9. Un artículo muy bueno, a ver si abren los ojos y luchamos por la pública, yo fui a la pública, mi marido y mis hijos y la verdad se nota en todo, los valores, la tolerancia y el respeto por todo el mundo.

    ResponderEliminar
  10. La lucha de clases es el motor de la historia, se lucha desde una posición clara, con un programa, organización. Cuando lo tengamos claro y nos pongamos a ello empezaremos a ganar terreno, claro me refiero a luchar desde el PCPE

    ResponderEliminar
  11. Muy buen artículo. Compartido por redes sociales.

    ResponderEliminar
  12. Buenísimo el artículo y por favor seguid en la lucha por todos los de ahora y los que vienen detrás. Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Más que excelente compañero, lo comparto yo también a nivel de compañeros.Entre todos los del mismo gremio debemos abrir los ojos a muchos, entre ellos la familias, que serán las únicas que si nos prestan su apoyo tb influyan en poder subsanar este calvario por el que los interinos estamos pasando.

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por el artículo, este panorama es aterrador. Esperemos que la población reaccione y piense un poco, ya está bien de manipulaciones mediáticas y de mentiras, sean del partido que sean. Creo que por encima de peleas o partidismos tenemos que unirnos todos porque esta política nos está perjudicando a todo el personal docente público. NO A LOS PRIVILEGIOS A LA PRIVADA CONCERTADA, SÍ A LA EDUCACIÓN PÚBLICA!!

    ResponderEliminar
  15. Entiendo la indignación porque es cierto que no es de recibo que con un pacto que garantizaba la estabilidad de 23 años, se cambien las exigencias en tres meses. En eso coincido.
    En el resto, en general, no. De hecho, creo que el pacto de interinos de 1993 y siguientes fue un error político (porque de todo esto es culpa de los políticos que lo admitieron). Tal pacto ha permitido, por ejemplo, mayor estabilidad y cercanía a unos interinos que incluso funcionarios.
    La oposición no es un "simple examen". De hecho, en verdad es un concurso oposición, de tal manera que para conseguir plaza nunca ha bastado siquiera con sacar un diez en la fase de oposición, sino se requerían méritos, fundamentalmente, antigüedad.
    Porque al igual que ahora se desprestigia al interino diciendo que el 60% no ha aprobado nunca la oposición, hay que recordar que en las oposiciones era habitual que más del 75% de aprobados fuera interinos.
    Coincido que la oposición posiblemente no sea la mejor manera de valorar si se es buen docente... El problema es que es el sistema que dsde la Constitución para abajo se ha establecido en España para que alguien demuestre su validez, en este caso, para ser funcionario docente. Quizás aprobar la oposición no demuestre nada, pero eso no significa que suspenderla demuestre más.
    Hay interinos que se han presentado cuatro, cinco o más veces y han suspendido. De hecho, si hubieran aprobado, con su antigüedad, posiblemente hubieran conseguido plaza.
    La experiencia es un valor muy importante. Cierto. Pero no "es", sino "puede ser". Es más exacto. Es decir, si se pudo entrar como interino por suspender una oposición, uno puede haber sido mal/buen docente por muchos años que pasen, porque su empleo no ha dependido ni de superar un filtro (oposición) ni de comprobar la calidad de su trabajo (una evaluación posterior). Sigue trabajando, sea malo o bueno, por tener un orden en la lista.
    Se puede hablar mucho de la concertada, que no hay oposición, que se colocan a dedo, etc etc, pero un sistema en que se entra DEMOSTRANDO que no se es competente (por suspender y se supone que para eso es la oposición) y uno se mantiene no por ser bueno o malo sino pq mantiene un orden en una lista, es el peor de los posibles en cuanto a pensar en cómo mejorar la calidad de la Educación a través de la selección del profesorado.
    Quizás en Madrid haya esas intenciones que citas de privatización, lo desconozco. En Valencia, por ahora, no hay nada de eso. De hecho, la rebaremación no tiene nada que ver, siquiera, con cuantos interinos hay. Los recortes de profesorado, eso sí que mata la calidad de la Educación, en eso también coincidimos. La clave en este sentido no es tanto quien son los primeros mil interinos, sino si se llaman a mil o a dos mil. Resumiento, por tanto, mi opinión es: NO RECORTES, SÍ REBAREMACIÓN.

    PD: Por cierto, los profes de Religión también han sufrido los mismos recortes que el resto en cuanto a salario y aumento de horas. Si UGT dice lo contrario, se equivoca o miente.

    ResponderEliminar
  16. muy acertado el artículo, pero me temo que llevamos todas las de perder...........estamos sentenciados. Creo que lo único que nos podría salvar es si conseguimos que a los que mandan no les quede más remedio que equipararnos a los profes de Concertada y los profes de Religión. Al fin y al cabo, ellos tampoco han superado ningún Concurso Oposición y sus sueldos salen del mismo sitio.

    ResponderEliminar
  17. Ahora más que nunca debemos estar unidos en la lucha contra los gobiernos -cualquiera- que desprestigien la labor pública. TODOS A LA HUELGA, HASTA EL FINAL. Recordemos las palabras del Ché: mejor morir de pié que vivir arrodillados.

    ResponderEliminar
  18. Buenas tardes, he leído tus palabras y tienes razón en muchas cosas de las que dices. Trabajo como profe de religión en un colegio y el año pasado fui a todas las huelgas y manifestaciones, este año apoyo 100x100 a mis compañeros interinos, pero me fastidia ver como el resto de docentes del centro no hacen nada, se quedan de brazos cruzados dándoles igual lo que sucede a los compañeros. No es la primera vez que leo comentarios tuyos referentes al profesorado de religión, en muchas cosas de las que dices tienes razón pero en otras no. El profesorado de religión ha sufrido los mismos recortes que cualquiera de vosotros (es cierto mantenemos nuestro trabajo) pero yo te puedo asegurar que no he cobrado ninguna paga extra, y que mi sueldo ha bajado como el resto de mis compañeros. Tienes razón que no hemos pasado ningún examen (cosa que deberíamos pasar), pero eso no es nuestra culpa. Yo personalmente, como profe de reli, estoy totalmente en contra de los recortes en educación, pero debes pensar que en estos momentos todos somos compañeros y debemos apoyarnos unos a otros y no atacar a otros sectores ya que esto es lo que perjudica. Nadie tiene la culpa que la administración actué como actúa, contratando a personas para la concertada y privada y dándoles ayudas a ellos, cuando en la pública nos están tirando a la calle y no tenemos recursos en los centros; que el profesorado de religión no halla superado un examen no es culpa de ellos, es culpa de la administración. Yo seguiré apoyando todas las manifestaciones y huelgas que se hagan pero por favor dejar ya de meteros con el profesorado de religión que esta en la misma situación que vosotros y que muchos de nosotros os apoyamos 100x100, cuando muchos de los interinos (hablo de mi propio centro) se queda de brazos cruzados sin hacer absolutamente nada y burlándose de lo que va a suceder. Debemos ser un colectivo unido y no lo seremos hasta que no dejemos de atacar unos a otros.

    ResponderEliminar
  19. YO soy interino en Castilla y León. Nos toman el pelo. Tenemos que luchar y volver a las huelgas indefinidas hay que contarle a la gente de que va esto. Mucho ánimo en la lucha, compañeros. Aquí está claro que o nos plantamos en serio o se ríen de nosotros. A por ellos!!!!!

    ResponderEliminar
  20. Estupendo artículo que deja muy claro que el objetivo de los recortes y los ataques a profesores de la pública: desprestigiar la educación pública con mentiras para desmantelarla y llenarse los bolsillos con la privada y concertada. Desde que se acabo el chollo de la construcción ahora todos los corruptos tienen como objetivo que el político de turno les regale un colegio o un hospital. Al parecer, en esto se centra la política educativa de la Comunidad de Madrid. La educación pública es de tod@s y NO SE VENDE!

    ResponderEliminar