6 feb. 2013

España, Ciénaga de Europa, directa a un nuevo lodazal. (II Parte)

Hace unas semanas realicé un escrito de análisis de como habíamos sido capaces de llegar a esa situación tan desilusionadora, mezcla de pasotismo, desmovilización y aceptación de todo lo que nos están imponiendo. 


El pasado jueves 31 de enero, la caja de los truenos estalló tras publicarse los papeles del tesorero del PP por parte del diario EL PAÍS, donde se ven pagos en negro y sin declarar a dirigentes del partido, junto a pagos por parte de empresas constructoras como Sacyr o supermercados como Mercadona. No solo eso, sino que de la información de EL PAÍS se extrae que incluso Basta Ya, plataforma que luego daría en parte lugar a UPYD, podría también, siempre según la información del diario de Prisa, presuntamente, haber recibido dinero de la trama "de los sobres".

El Régimen político actual, la Segunda Restauración, nacido de las aguas del franquismo, tendría que estar tocado y hundido. O debería estarlo.

No hace falta explicar razones para hacer esta afirmación: Cualquiera las puede ver diariamente: Paro, miseria, gente buscando comida en la basura, empresarios y banqueros con beneficios que producen vergüenza ajena, corrupción y corruptores empresariales, asqueamiento generalizado, etc.

Lo curioso es que no. El régimen político de la Segunda Restauración Monarquica, nacido de la transición con la dictadura fascista de Franco, sigue en pie. Y sigue en pie por nuestra culpa. Como se decía en las oraciones: "por mi culpa, por mi culpa y por mi gran culpa".


Ante todo lo que está saliendo, tanto del PP como de la Monarquía, el régimen político actual debería estar totalmente amortizado. Y sin embargo, de todos los acontecimientos acaecidos durante estos días, se deduce que no es así. Y lo peor de todo, lo que deduzco yo, es que los mismos artífices de la Transición o parte de ellos, junto con los mismos que tienen parte de culpa o gran culpa en lo sucedido, están ya organizando o preparando, a su medida, la "neotransición". Esta afirmación quizá choque a simple vista, pero hay motivos para pensar en ello.

Antecedentes, dudas.... y más dudas.


La corrupción en el PP viene de los años 80. Es materialmente imposible que nadie, absolutamente nadie, tuviera conocimiento de ella. La primera denuncia que se produjo fue en el año 2005, sin embargo el asulto no se destapó hasta 2009 y ha terminado estallando en 2013.

Lo más curioso es que varios diarios, que muchas veces representan intereses empresariales, hayan sacado esto. EL PAIS y EL MUNDO han hecho pública esta información ahora. ¿Cuál es la razón por la que sale ahora? La desconocemos. Pero que dos diarios que representan a los dos grandes partidos mayoritarios, da que pensar. Y da más que pensar cuando EL PAIS atacaba en editoriales a Rajoy hace un mes por no haber pedido el rescate del FMI. Y mucho más que pensar cuando la Gaceta, del Grupo ¡¡¡¡Intereconomía!!!, saca una portada hoy, lunes 4, sacando nuevos trapos sucios de Rajoy.

En todas las criticas, programas de televisión, redes sociales, etc. no para de hablarse de la corrupción del PP. ¿Pero de verdad existen gilipollas profundos que aún no supieran que el PP era una caterva de chorizos? Desde luego, y no quito a que pueda existir algún pobre diablo en el PP, hay que ser muy ingenuo y muy tonto a la vez para no conocer el nivel de corrupción existente dentro del PP. Y si alguno parece haberse caido del guindo, que no del Guindos, le recomiendo pasarse una temporada en los paraísos populares de Valencia y Baleares, para ir abriendo boca.

Lo curioso, como ya comenté en un artículo anterior, es esa constante indicación al político corrupto, desvaneciendo la figura del empresario, constructor o banco corruptor, que es además doblemente ladrón: en primer lugar por cometer el delito e incitar a él a otros. Y en segundo lugar por, con posterioridad, recibir de forma magna un contrato o concesión que le hace el político corrupto o corrompido y que ambos saben que se trata del dinero que la gente, principalmente los trabajadores, pagan de sus impuestos. 


Y mucho más cuando no hace ni tres meses que se supo (más bien confirmó) que el ex jefe de los empresarios de este país era un ladrón y un sinvergüenza. Cuando, según las fuentes de EL PAÍS, no solo Mercadona y otros empresarios entregaban dinero a expuertas (a cambio siempre de algo, que nadie da duros a cuatro pesetas), sino que además es detenido el hijo del anterior jefe de los empresarios, que estuvo durante 20 años dirigiendo la Patronal. 

¿Por qué ese ataque tan virulento, incluso desde los medios de prensa que siempre lo han defendido, a Rajoy y al PP?

Desde luego, en la política no existen nunca las casualidades. Existen las causalidades.

¿Qué podría pasar a partir de ahora?

Pues mi teoría, que puede pecar demasiado enrevesada, puede pecar de excesivamente fatalista, pero es lo que pienso y deduzco: Y lo que pienso es que nos están preparando un nuevo escenario. Y el posible nuevo escenario sea o un Gobierno impuesto por el FMI y la Troika o un Gobierno de concentración liderado por el PSOE. Atención, no soy el único que lo piensa, son varias las publicaciones que han aparecido que apuntan en este sentido:



Las posibles razones que tengo para creer esta hipótesis son variadas:

1.- Rajoy está amortizado para los "suyos". Ya no sirve como "muñeco de trapo" a la banca y a los grandes capitales internacionales, que son los que desde que se iniciaron los recortes en 2010, son quienes de verdad toman las decisiones por nosotros.  ¿Qué legitimidad tendría Rajoy para aprobar nuevos recortes salpicado él y su partido en casos de brutal corrupción? ¿Acaso no podría fomentar esa condición un posible estallido de ira popular en España, aunque fuera espontánea?


2.- Las coincidencias en las portadas y editoriales de diarios tan dispares (pero no por ellos defensores del orden de las cosas actual) como ABC, La Gaceta, EL PAIS o El Mundo. Concretamente, Rajoy era atacado en diciembre en algunos editoriales del diario de Prisa por no haber solicitado el rescate a España. 

3.- El PSOE, que es la otra pata de este sistema de la Segunda Restauración, continuador del régimen anterior, no ha solicitado en ningún momento elecciones anticipadas, y eso, a pesar de manejar encuestas internas que les colocarían como unos hipotéticos ganadores de unas elecciones, llegando a sumar los escaños necesarios para volver al poder en minoría. 

4.- El discurso que, desde hace tiempo, y que desde la prensa se está lanzando, así como desde medios de distinto signo, ya sean cercanos a partidos de derecha rancia (Plataforma de las Clases Medias, UPYD) o al 15-M (Democracia Real Ya, colectivos formantes de dicho movimiento) es el de "regenerar o resetear el sistema actual" y el "todos los políticos son iguales". Este discurso es necesario para justificar posteriormente (aunque muchas veces se haga por la ira ante el nivel de corrupción generalizada) la llegada de los tecnócratas.

5.- Calando el "todos iguales", mucha gente puede llegar a ver con "alivio" que lleguen los hombres de negro, que sean mejores gestores. Así pasó en Italia. Olvidando, por ignorancia, que esos "técnicos" serían, en muchas ocasiones, corruptores anteriores, posibles politicos del PP o del PSOE pagados por "sus buenos servicios a la causa". Y es que lo unico que van a gestionar mejor estos tipejos será nuestra ruina, pues ellos siempre gestionan para sus intereses. Además el todos son iguales impide la aparición de formaciones de izquierda más combativas o menos pactistas.


6.- Se omite deliberadamente el culpar también a quienes dieron dinero o regalaron sobres a la cúpula del PP. Se hace de pasada, muy suavemente. De esta forma la responsabilida recae en los gestores políticos y no en los empresarios que han favorecido la corrupción. De lo contrario, muy posiblemente, la gente podría sacar conclusiones no deseables: compatibilidad del sistema capitalista con la corrupción, valores empresariales y corruptores en ocasiones demasiado parecidos, etc.

7.- Aparición y gran fuerza del populismo de derechas o disfrazado. El domingo salía una encuesta en la que UPYD se colocaba como tercera fuerza. Su discurso, muy parecido al que pudo tener Falange en los años 30 (Continuas alusiones a España, negación de la existencia de intereses contrapuestos entre trabajadores y empresarios, lenguaje populista, ataques contra los políticos -como si Rosita no llevara 32 años chupando del bote-, negación de la existencia de izquierdas y derechas, etc.) demuestra calar, paso previo para que esas personas adopten una postura más radical que les llevase, por simple evolución natural, al campo de la ultraderecha. Casualmente, el colectivo más fielmente votante de UPYD son los Policías y Guardias Civiles. Ya saben lo que viene después... basta mirar al Egeo.
 

8.- La izquierda, que debería haber creado un fuerte movimiento popular de protesta, similar al creado en Grecia, y que tiene desde el 12 de mayo de 2010 la situación "a huevo" para crecer, no lo ha hecho. En parte por varios motivos: el lastre de los sindicatos reformistas, que hasta última hora mendigan hasta de rodillas una firma, al precio que cueste. Las razones que llevaron a la desmovilización de la clase trabajadora, que expuse en mi anterior escrito.

9. Para colmo, otro de los posibles impuestos para liderar ese Gobierno no elegido, el tandem Aguirre-Aznar,  y este último, pronuncia un discurso en FAES hablando de acabar con la "partitocracia" y pidiendo una regeneración (esa palabra que tanto gustó siempre a la ultraderecha).

Todo ello origina el caldo de cultivo perfecto para la posible imposición, sin excesiva contestación, de un Gobierno tecnócrata que pida el rescate y acabe de vender a saldo el país y triturar los pocos derechos sociales que aún mantienen las clases trabajadoras y las pequeñas clases medias (pequeños comerciantes, autónomos, etc.).

Para concluir.... de momento.

¿A nadie le sorprende que el único tema de actualidad sea la corrupción? ¿Ya no hay desahucios?¿No sigue aumentando el paro?¿No se están destruyendo a un ritmo que no se conocía desde 2008 puestos de trabajo?¿No hay ya recortes en Educación, Sanidad o servicios básicos?

Como cualquiera puede apreciar, los mass media, poco sospechosos de ser "antisistema" nos están diciendo por "donde debemos ir". Cualquiera con un poco de mentalidad crítica debería advertirlo. Muchos se están dejando peligrosamente llevar por el asco y la repugnancia, lógica, que se le tiene al PP, porque en el Estado Español siempre han sido y serán los mayores representantes de la derecha más rancia y profranquista.

Pero debemos de ser lo suficientemente conscientes de que puede pasar. De porque solo denunciamos al político corrupto y nadie denuncia ni se indigna con el dueño de MERCADONA. La izquierda real debería comenzar a formar un posible bloque de oposición para el presente y el futuro, junto a algunos movimientos de contestación existentes y movimientos sociales.

Pero eso quizá haya que dejarlo para un tercer escrito.... que queda pendiente de escribir. Porque España es una ciénaga, y lleva muchos años siéndolo, pero quizá el futuro pasa por convertirse en un lodazal.... de miseria y desesperación.


4 comentarios:

  1. Magnífico Julián, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Julián : si todo lo que publicó EL PAIS es cierto es necesario hacer un ejercicio de anamnesis, es decir, de memoria . Cuando Aznar decía "váyase sr. González" ya llevaba varios años cobrando de las constructoras. Por eso debía irse cuanto antes. Con el tiempo las constructoras recibieron las contraprestraciones: AVE, Plan Hidrológico Nacional, Autovias, aeropuertos (sobretodo la terminal T4 de Barajas, que, desaparecida Iberia, pronto será una terminal fantasma, ya que British Airways quiere ganar dinero, no tiene como objetivo convertir a Madrid en capital imperial).

    ResponderEliminar
  3. Muy acertado el comentario, pero padecemos amnesia.

    ResponderEliminar
  4. Es evidente que tienes un grave problema con tu concepción de lo que son los "principios" y la "lealtad".
    Cuando tú estuviste en desacuerdo con tu partido, ¿qué hiciste? Te marchaste a otro, no lo digo con ninguna mala intención pero, vaya, eso en mi pueblo se llama cobardía y vaguería (es más cómodo cambiarse de bando que intentar cambiarlo).
    Y ahora que alguien en el SOE se digna a decir lo que todo el mundo piensa y se propone cambiar las cosas desde DENTRO, resulta que es una oportunista y que no tiene ni principios ni lealtad y que todo eses una burda estrategia.
    Pues creo que una persona que cuando difiere en algo con su partido expone su propio punto de vista con una actitud constructiva, enriquecedora, en su momento exacto (no ANTES ni después) es mucho más leal y con muchos más principios que una persona a la que cuando no le gusta algo monta una pataleta y al día siguiente se va del partido y se alista en el de enfrente.

    ResponderEliminar