4 oct. 2012

"Policía, ¿únete? o el infantilismo político.

Llevamos ya muchos meses con manifestaciones del Movimiento 15M y demás sucedáneos. Cientos de protestas. Desde el primer día, dos son las cosas en las que SIEMPRE tratan de incidir, salvo que el viento gire en un sentido diferente o que haya habido una carga policial: el pacifismo a ultranza, casí enfermizo, y la siempre repetida y cada vez más cansina consigna de "PO-LI-CÍA, Ú-NE-TE"

Ya en los inicios del "Movimiento Nacional" (perdón, quería decir "Movimiento 15-M"), salió el video que les pongo a continuación, hablando de la Policía como "defensores de la paz" y pidiendo que "defendieran a los ciudadanos" (ciudadanos, esa palabra que tanto les gusta, del siglo XVIII, del francés "citoyen")




Como de costumbre, vídeo de Democracia Real Ya, pues dinero hay de sobra para este y más vídeos para engañar a la gente. Todo sea por consolidar ciertos paradigmas mentales en los que hemos sido silenciosa pero concienzudamente adoctrinados ¿Recuerdan el día de la Paz de las escuelas?¿Los medios y sus tertulianos repitiendo que la violencia no soluciona nada? Como si la violencia solo fuera un minero en una barricada y no un desahucio o una carga policial.

El infantilismo político (cuando no el auténtico intento de boicoteo a los que de verdad plantan cara) lleva a repetir como un mantra el pacifismo más estúpido, e incluso tratan de realizar una labor parapolicial, tratando de "identificar violentos o antisistema". Cuando se trata de la policía, sin embargo, siempre hay palabras de "amor" hacia ellos. Cuando pegan en España, justificando que en otros países se quitan los cascos (lo cual es falso en muchas ocasiones). Cuando la gente se olvida de las cargas, hablando de la posibilidad de la unión de la policía y el pueblo.

Todo ello muestra el carácter reaccionario del pacifismo, y de amplios sectores del 15-M que son los que dirigen el cotarro. Al obrero en paro le criminalizan por tratar de defenderse si es atacado; al policía le perdonan, a pesar de que la misma profesión policial lleva implicito el uso de la violencia en algún momento (señal de que son pacifistas para lo que quieren).

Infantilismo político: porque ignoran que esos a los que ellos llaman "defensores de la paz" son los defensores del orden social establecido. Y si tuvieran un poco de conocimiento de Historia, sabrían que la policía española es una policía profundamente POLÍTICA.

Política porque lo ha demostrado en innumerables ocasiones, política porque se trata de una policía heredera del régimen de Franco. Heredera del régimen anterior porque en ningún momento hubo una depuración o un reciclaje de los miembros de la misma, una vez se pasó de la dictadura al régimen actual. Los mandos de la época franquista siguieron siendo los mandos de la época actual, ello sin contar con el elevado número de "hijos de policía" que ingresan en los Cuerpos, perpetuando la "tradición familiar". Por esa razón, no es de extrañar que el policía que delató a las Trece Rosas Rojas, en 1939, conocido torturador llamado "Inspector Conesa" se jubilase siendo policía antes de llegar Felipe González al gobierno.

Ni tampoco resulta extraño comprobar como el responsable de la Brigada Político Social en Valencia en los tiempos finales de la dictadura, y con fama de torturador, sea el que fue jefe de Policía en Valencia en 2012, cuando llamó "ENEMIGOS" a los estudiantes que estaban siendo apaleados.

Ni extraño que los conocidos torturadores de la dictadura cumplieran funciones antiterroristas de lo más execrables llegada "la democracia", como el caso del Batallón Vasco Español o los GAL de Barrionuevo y Vera. Al igual que las torturas, los informes manipulados, constantes en el franquismo, continuaron en la "democracia". Por eso, por ejemplo, tenemos noticias constantes de denuncias en las que el atestado policial falsificado "canta por soleares"


Con estos datos, peca de ingenuo de forma peligrosa quien ignora el carácter profundamente politizado de la policía española, y siempre, en todos los casos, hacía la derecha y la extrema derecha.

Si a ello le unimos las enormes "promociones" de los años de la burbuja, donde las notas de corte (como indicaba un artículo en EL PAIS de hace ya cinco años) eran de 2 y 2,1, con auténticos desechos sociales moldeados en gimnasios sin apenas cultura ni formación alguna (se les pedía sumar y restar, y una gramática de 1º de ESO) y con una orientación claramente derechista (hay numerosos foros, vídeos, informes que así lo atestiguan) convertidos en "Agentes de la Ley", tenemos el caldo de cultivo perfecto para que, de unos años a esta parte, sean cada vez más frecuentes las denuncias por torturas, malos tratos en Comisarías y excesos policiales. Por no hablar de casos cada vez más frecuentes de "desapariciones misteriosas de alijos de droga". Merece la pena no seguir, ¿verdad?.

Y esto no es algo que se invente un antisistema. Es que organizaciones internacionales de Derechos Humanos, poco sospechosas de subversivas, han denunciado constantes violaciones de Derechos Humanos por parte de la Policía Española, situando a esta como la más negra de toda Europa en este concepto, solo superada por la Policía de Turquía. Constantes son las llamadas de atención desde Amnistía Internacional, desde Human Right Watchs, Save the Children (con motivo de las cargas contra menores en Valencia), el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o Derechos Human Rigths.  Y como de costumbre, los Gobiernos han hecho oidos sordos, perpetuando la violación sistemática de los Derechos Humanos, consintiendo a sabiendas las torturas y arbitrariedades, y justificandolas en todo momento.

Por ello, solo desde el infantilismo político, de quien no tiene ni puñetera idea, de quien quiere convertir al verdugo en víctima y a la victima en verdugo, se puede decir "POLICIA, UNETE".

¿Podrían unirse? En mi opinión no, pero haciendo un alto esfuerzo de comprensión, sería razonable siempre que antes los mismos sindicatos policiales o policias denunciaran ellos mismos todas las irregularidades, abusos, excesos, etc que se cometen diariamente. Mucho me temo que eso jamás llegará, puesto que en más de 30 años de "democracia continuadora", jamás se ha dado ese supuesto, salvo alguna honrosa excepción.

Basta ver el numerito de dos policías locales de Cerdanyola del Vallés, poniendo en peligro vidas humanas, saltándose las leyes de seguridad vial que ellos te exigen cumplir. Bien, pues con todo ello, en foros policiales se aplaude y se justifica ese comportamiento. "Un error lo tiene cualquiera". Eso si, que el error no lo cometa un trabajador en una huelga o un manifestante o una persona al no identificarse, que entonces, siguiendo la lógica de la ley del embudo policial, lo que era un error se convertirá en sanción o paliza policial.


Con estos datos, los infantilismos políticos podrán seguir cantando, bailando, moviendo las manitas en las plazas, con flores para sus "amigos policías", pensando que se unirán. Pero es importante que las personas con cierto sentido común vean la ridiculez, demostrada con datos e Historia, de dicha "petición de unión" de un colectivo corporativo, que solo saldrá a la calle a reivindicar lo suyo, importandole UNA MIERDA la situación de los demás.

Si en el futuro, de esta crisis, surgiera un régimen político nuevo, un nuevo país, sería condición irrenunciable para un verdadero cambio la disolución y depuración de los Cuerpos de Seguridad, porque en caso contrario, seguiremos haciendo records de violaciones de DDHH, record de sentencias por vejaciones a detenidos, record de personas asesinadas en cargas policiales o detenciones (este año ya cuatro personas).

Muchos pensarán que es una generalización, que habrá gente profesional. No lo dudo, en los mares de la indignidad, tiene que haber sitio para la decencia. También yo era de los que así pensé en el pasado. Pero, de ser así ¿por qué constantemente son denuncias de detenidos y no de los mismos agentes?¿Por qué se tapan las cosas más execrables usándose como excusa el corporativismo?. Como dice el dicho, la mujer del César, no solo tiene que ser decente, sino también parecerlo.

Se puede soñar, se puede creer en quimeras futuras, en ilusiones, en que los policias se quiten los cascos.... pero vivimos en el mundo real. Y realmente lo más triste no es que haya gente que, desde la ingenuidad trague con el discurso de la "policía del pueblo". Si no que incluso gente consciente y militante activa de múltiples movimientos sociales asuma ese discurso tan irreal como torpe.

Otros pueden olvidar, hacer como si nada hubiera pasado, dejar que les apaleen y después, tras declararse fans de Gandhi, pedir que se unan los que escriben cartas de mofa contra los manifestantes apaleados.

Pero yo, desde luego, NO. Ni son obreros ni serán jamás de los nuestros.

Los míos son los trabajadores, los funcionarios solidarios y comprometidos, los profesores, los estudiantes, los trabajadores de Astilleros, los mineros, los parados, los que se sienten parte de un todo. A esos, si que no tendré reparo alguno en gritar una y mil veces....

¡¡¡¡¡ÚNETE!!!!!


17 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Y tú debes ser un agente de la ¿ley?.

      Alé, cierre la puerta al salir, un saludo.

      Eliminar
    2. Y tu un cobarde anónimo...

      Eliminar
    3. Hola D. Javier Peris, veo que a las 12:30 insultas a Julián y cuando este te responde a las 15:02 lo más educado que se puede ser ante un insulto, le contestas con otro a las 16:11 y un minuto más tarde te arrepientes de lo poco que has insultado y lo repites añadiendo otro adjetivo por si no se ha enterado, me llama la atención el seguimiento que haces del blog ¿Es ese tu oficio? o ¿estás de guardia vigilando posibles delitos violentos? ¡es asqueroso la manía que teneís a la verdad! si no te gustan vete a otro blog fascista que hay unos cuantos, si no ajo y agua, compañero. Salud y república.

      Eliminar
    4. Creo que se refería al anonimo, la respuesta es a el y no a mi.... Saludos.

      Eliminar
  3. pues Julian lleva toda la razon del mundo pero en españistan hay mucho chupiguay dispuesto a seguir viviendo en los mundos de yupi. Seguro que los de las flores ven estas manifas como un juego entretenido en el cual se seinten muy revolucionarios. Quiza no sepan que es pasarlas putas de verdad y encima tener que aguantar el apaleamiento de la poli y lo que es peor, escuchar a los que se supone son del los tuyos casi venderte si intentas defenderte o decir algo fuera de su perfecto civismo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo casi punto por punto. Sólo una consideración: la no violencia o el pacifismo del 15m/25s es fundamentalmente una estrategia. Personalmente, vista la evolución de las manifestaciones, creo que ha sido un acierto. Por varias razones: primero, porque la sociedad española, no lo olvidemos, es aún muy pacata y cree en las instituciones, el estado de derecho, la justicia y bla, bla, bla; segundo, porque ante una sociedad tan poco madura sería dejarle en bandeja a los medios a sueldo el descrédito de la lucha social; y, tercero, enfrentandonos violentamente a los violentos profesionales tenemos todas las de perder. Otra cosa es, y en eso estoy de acuerdo, la reacción legítima ante su violencia, la identificación de todas sus formas de violencia y no convertir el pacifismo en ñoñería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La "sociedad espanyola" nunca ha creido ni en las instituciones, ni en el estado de derecho, ni en la justicia... Lo único en que han creido es en el cazo y en la paguita. Les da absolutamente igual si hay un estado comunista, democracia a la suiza, monarquia totalitaria estilo saudi, partitocracia de saqueo, republica bananera... Quieren que hay de lo suyo y que le quiten al otro para lo suyo si hace falta, solo faltaria. En Espanya más de un 60 % largo viven de rentas estatales, del estado de hoy ojo, casi como en USA, como esa gente va a atacar la mano que le da de comer? Estamos locos?

      Eliminar
    2. cierto, para mi. Quizás haya genfe q vea estas acciones tipo 25s como un acto para "morder la teta y pedir mas leche". De todas formas cre que españa ha habido compromiso ideológico a lo largo de la história.

      Eliminar
  5. No estoy de acuerdo con tu analisis.

    El pacifismo no funciona, eh? Y las alternativas que oferces cuales son, coger una escopeta y tirar al monte? Ve tu, que yo te espero.

    Bastante tengo con mis procesos abiertos en tribunal por manifestarme pacificamente y sin incurrir en crimen.

    La violencia es solo el recurso del debil, tal y como el estado se empeña en demostrar una y otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo dice Julián no es coger la escopeta, lo que dice es que hay dos varas de medir, una para los represores y otra para los reprimidos, si a mi dan una paliza estoy en mi derecho legítimo de defenderme, y no adoptar una postura ñoña pacifista. Otra cuestión equivocada intencionadamente por los que aspiran a cambiar el sistema para que todo siga igual, se desconoce por los jóvenes que el estado representa a la ideología dominante en cada momento histórico, y los aparatos represivos defienden todos a ese estado, sea el que sea, es de idiotas pensar que la policía se va unir a ti o que son trabajadores, eso no es así, son el instrumento que utilizan los gobiernos para reprimir a los desidentes, estamos muy mal informados por la falsimedia del sistema capitalis, por que violencia es dejar a una persona en el paro, violencia es el copago, violencia es subir las tasas universitarias, violencia es quitar los comedores de los colegios, violencia es cerrar las urgencias por la noche, violencia es bajar los sueldos a los profesores, violencia es que te quiten una paga de tu sueldo, violencia es que las grandes fortunas de ste dichoso país hayan aumentado sus fortunas un 50%, violencia es que el 60% de los habitantes de ese mismo país esten en el umbral de la pobreza,eso es violencia, todo lo demás es rabia de impotencia ante tanto robo, no nos olvidemos que viven a costa de los impuestos que sufragamos todos los ciudadanos. Salud.

      Eliminar
  6. Suscribo el artículo palabra por palabra. Sin embargo, la responsabilidad de la policía descerebrada y derechista que padecemos es de los políticos no menos descerebrados y derechistas que hemos padecido (me da igual bajo qué siglas). En cuanto un solo Ministro de Interior empezara a expedientar, sancionar y expulsar estas actitudes (en lugar de falsificarlas, indultarlas y/o recompensarlas) veríamos como esos funcionarios empezaban a observar unas formas puramente democráticas; los perros no suelen poner en peligro su propio pienso.

    ResponderEliminar
  7. Bueno no comparto el menosprecio al pacifismo activo...la violencia, una vez se desata, nos estalla en la cara y es imposible calibrar sus consecuencias que nunca fueron ni son buenas. Se supone que hemos evolucionado, que vemos lo que la violencia provoca en otros lugares. Vale la pena caminar por otros derroteros y promover la iniciativa y la palabra, la violencia crea más injusticia, más crueldad, no resuelve nada y deja muchas secuelas. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Comparto plenamente tu análisis y entiendo tu menosprecio hacia los interesados en convertir una protesta en un intento increíble de acercar a los que tienen como única función reprimir al pueblo. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Por todos los comentarios vertidos aquí, deduzco que la gente no lee los artículos y se conforma con el título, o que no aprobaron comprensión de lectura.

    Yo no entiendo que el autor haga apología de la violencia, si no que alerta sobre el pacifismo ñoño o manipulado, que nos quiere hacer creer en una policía democrática y neutral. Yo, como manifestante asiduo y pacífico, siento verguenza con el cántico “policía únete” y vómitos con las flores o los aplausos a los que no tienen casco puesto.

    Entiendo que Julián quiere hacer constar, muy acertadamente, como esta policía española, a diferencia de otros países democráticos europeos, es una policía POLÍTICA, que conlleva que vean al manifestante como enemigo, ya que para el régimen del que descienden, del cual no se han purgado, un manifestante era un disidente a exterminar. Entiendo también que Julián, como he hecho yo, ha buceado en los foros policiales y ha leído sus comentarios fascistas y apologistas de la violencia contra el manifestante.

    Aplaudo y suscribo totalmente el fondo del artículo y llamando a la sensatez, quisiera resaltar que la lucha contra el sistema es, aunque algunos no quieran ver y otros quieran ocultar, una lucha de clases. Y la policía española, que sigue siendo más que una policía política, una policía del régimen, siempre estará del lado del poderoso.
    http://www.lavanguardia.com/fotos/20120329/54278956931/policia-custodia-corte-ingles-valencia.html

    Acierta Julián en el análisis que hace sobre el posicionamiento actual de la policía española, responsabilizando a la mala transición, que permitió y avaló que policías torturadores y asesinos siguieran copando los puestos de mando. También al criterio de selección y al adoctrinamiento en la época de vacas gordas, cuyos barros traen los lodos policiales actuales.
    Solo en un país tercermundista o bananero, Julián señala a Turquía como espejo e identificación, se puede admitir que mercenarios y policías infiltrados revienten una manifestación pacífica, para después apalear y criminalizar a ciudadanos de 72 años o niños de 17.

    Si mañana veo a dicho señor, o al chico menor de edad, entregar una flor o gritar policía únete, tendré que aceptar, después de vomitar, la decadencia de la sociedad. No por renegar de lo que sería una actitud pacífica de poner la otra mejilla, si no por la insensatez, o estulticia que nos lleva a la ceguera de no reconocer elementos de represión fascistas.

    Imaginar cómo sería la ofensa para todos los judíos, ver como otro judío, le entrega una rosa a un SS.

    Salud y república.

    CHINASKI

    ResponderEliminar