23 may. 2010

España: el mundo al revés.


Se consumó la estafa. El pasado jueves el Gobierno aprobaba el decretazo que supondrá un recorte sin precedentes en los últimos 25 años. Un recorte que supone cargar la factura de una mala gestión y la factura del despilfarro a aquellos que menos contribuyeron a ella y a aquellos que menos se beneficiaron de ella: A los trabajadores públicos, a los dependientes, a las madres y a los jubilados.

En mi caso, que soy un trabajador del ámbito de la Educación, uno de los sectores donde más notaremos este recorte, solo señalaré que flaco favor hace el Gobierno a su inexistente política social. Y demuestra por otro lado el "apoyo" y el "respeto" del Partido Socialista y de este Gobierno por nuestro trabajo, nuestro sacrificio y nuestra labor diaria. Es decir, ninguno.

Existe mucha gente que, bajo esa fama existente entre la masa de que un funcionario es alguien perezoso, vago, que cobra muy bien y que trabaja poco, se han alegrado de la medida. Evidentemente, lo más fácil sería llamar inculta a toda esa gente, pero no sería lo justo ni lo racional. Las personas tendemos a tener prejuicios: pensamos que los catalanes son rácanos, que los madrileños chulos, que los funcionarios vagos, que los policías violentos, que los jóvenes malos. Todo ello es fruto de la ignorancia y el desconocimiento.

Cuando el Gobierno baja el sueldo a los funcionarios, esta maltratando a miles de profesionales que dan cada día lo mejor de si mismos para que el país tire hacia delante. Esta despreciando a los médicos y enfermeros que nos curan, a los profesores y maestros que dan Educación y enseñan valores a nuestros jóvenes, a las FCS que garantizan la seguridad ciudadana, evitan atentados y detienen a los delincuentes. Además de todos esos trabajadores de la administración propiamente dicha, del INEM, de Hacienda, de la Seguridad Social, etc.

El Gobierno lo hace dos días antes de que sin ningún rubor, inyecte de nuevo dinero en los bancos, 500 millones, que pagaremos todos los españoles, de los pufos e irreponsabilidades de los miembros de las Cajas de Ahorros como Cajasur. Cabe recordar que una caja de ahorros es una institución donde banca y política se juntan. Donde se juntan los dos actores principales del sangramiento al país en estos últimos años, y quienes, curiosamente no serán responsables de pagar las consecuencias de la crisis.

Si tuviéramos un Gobierno de verdad, un gobierno que gobernase con valentía y arrojo, con la mirada firme en el horizonte, ese recorte, necesario, se habría hecho de otra forma y sobre todo se habrían tomado medidas antes.

Para empezar no derrochando 16.000 millones, justo el recorte producido, en un plan E que solo ha creado unos 40.o00 empleos y que hubiera sido rentable dejar a esas personas en el INEM cobrando el paro máximo. Al final solo ha servido para que las contratas de construcción, muchas veces amigas de los alcaldes de cada pueblo, se hayan beneficiado. O privatizando cosas tan ridiculas e innecesarias de ser sostenidas con dinero público como las Cajas de Ahorro o las Televisiones públicas autonómicas. Los 9,000 millones de Caja Castilla la Mancha (cuyos jefes políticos no han sido procesados) o los miles de millones de las televisiones públicas que solo sirven para que el político de turno se de publicidad podían haber servido para evitar ese déficit. O también se podrían haber eliminado organismos que solo sirven para que exista una duplicidad de administraciones. Por no hablar de la ridiculez de "MENESTERIOS" que no sirven para nada como Vivienda, Igualdad o la Vicepresidencia Tercera. Lugares donde se dilapida el dinero público como en el caso de un loco al que le toca la lotería. O adelgazar el excesivo numero de asesores que no asesoran que habitan en muchas administraciones.

Y en el lado de ingresos, no hace falta subir ningún impuesto. Simplemente con acordar cosas como la eliminación o cambio de color de los billetes de dinero negro, aflorarían miles de millones de pesetas y se sabría quienes lo poseen para luego fiscalizar mejor a esos defraudadores. O aumentando la inspección de Hacienda y de la Seguridad Socia y Trabajo, donde se conseguiría erradicar a esos sinverguenzas que cohabitan en la Economía Sumergida y que representan un 20% del PIB que no declara impuestos.

En lugar de eso, se castiga a quien hace las cosas bien, a quien no disfruto de los billetes de 500 en época de "vacas gordas". Se castiga al pensionista de a pie, que a duras penas la pensión le llega para poder sobrevivir. Se castiga al trabajador público, cuyos sueldos son bajos o bajos comparados con la actividad que desempeñan (¿un policía nacional merece ganar sólo 1.300 euros por jugarse la vida a diario, por poner un ejemplo? ¿Un médico merece ganar lo que gana por salvar vidas?¿O un docente, mientras muchos asesores les doblan el sueldo por estar simplemente?). Se castiga al dependiente, que no puede quejarse, que más quisiera el. Se castiga a las madres, que se ven obligadas a compaginar el trabajo, si lo tienen, con el trabajo de ser madre.

El presidente del Gobierno pedía sacrificios. Pero no se sacrifican los banqueros, cuyas pensiones y sueldos aumentan después de haber sido rescatados con dinero público; no se sacrifica la casta política del país, cuyos privilegios provocan vergüenza ajena, que gozan de pensión en 8 años mientras un trabajador tiene que esperar 20 años y nunca con una pensión integra, por poner un ejemplo. Ni se sacrifica a los defraudadores, ni a los que se lucran con la Economía sumergida.

Por eso, da vergüenza la injusticia manifiesta de esta medida. Da vergüenza que quienes no nos beneficiamos de la burbuja inmobiliaria seamos los que paguemos, mientras los LADRONES, VIVIDORES Y SINVERGÜENZAS se van de rositas. Yo solo espero que la gente, tan latina como es en este país, no se cabree en exceso. Más que nada para evitar una crisis social que nadie desearía provocada por los mismos que se van de rositas esta vez: los políticos, los banqueros y los defraudadores (empresarios ilegales, que no merecen llamarse empresarios, por respeto a los verdaderos empresarios, creadores de riqueza) cuyo máximo exponente preside la Patronal.

España: el país donde la cigarra se descojona de la hormiga y la hormiga calla y tiene que mantener a la cigarra en pleno invierno. Ya veremos por cuanto tiempo. España: El MUNDO AL REVES.

7 comentarios:

  1. Me da mucha pena leer estas cosas porque indica el grado de desinformación que hay. A ver: España está quebrada. Lo normal es que haya despidos maivos de funcionarios y recortes de sueldo de más del 50%.

    El problema es que esto se ha terminado. Finito, game over. La verdad, no es tan difícil de entender. Cuanto antes lo entiendas, mejor te irá.

    ResponderEliminar
  2. Si hombre, ahora sólo faltaba que empezasen a despedir funcionarios, los nombrados a dedo, sin ganar oposición, me calló, pero los que han ganado una oposición, por Dios, no me fastidie.
    Por cierto, el artículo, verdades como puños.
    Para el anónimo de arriba, la envidia te come, seguro que eres uno de esos que no ha dado un palo en su vida al agua, no sabes lo que significa sacrificio y ahora estás en una cola, cada día más larga y quieres que el funcionario te saque las castañas del fuego.

    ResponderEliminar
  3. dkfif lkjfdifjn lñalkdufd jñasdfid ,dkd, dfjdk, iiruoel, dsññal. ¡Anda, solamente he escrito incoherencias como el listo que encabeza los comentarios! Como dijo Alfonso Ussía "En España no cabe un solo imbécil más".

    Un privilegiado que entre funcionariado y empresa privada lleva 32 años cotizando para que ahora vea como le ROBAN el sueldo.

    ResponderEliminar
  4. Perfecto artículo, tienes toda la razón del mundo, no podía estar mejor explicado... lo malo es que a estas alturas no quedaba más remedio que tomar estas injustas medidas, por supusto por la mala gestión del gobierno. Las cosas se hacen a su debido tiempo y no "mal y deprisa".

    ResponderEliminar
  5. No os gusta oir verdades, por lo que veo. Pero somos muchos los "ignorantes" que pensamos que sería mejor despedir a unos 5 o 10 mil funcionarios públicos como se está haciendo en paises como Alemania. Asi el estado (que somos todos) se liberaría de una importante carga económica. Me parece cómico (porque me lo tomo con humor, sino me parecería lamentablemente patético) que en un país en el que se están yendo a la cola del paro trabajadores muy cualificados, en el que al resto se les ha congelado o bajado el sueldo, salgan los funcionarios llorando a estas alturas. MUCHO VAGO ES LO QUE HAY

    ResponderEliminar
  6. Es que en Alemania ese "despido" realmente es una congelación de la entrada de funcionarios.

    Realmente donde está pasando eso es en España, donde funcionarios interinos están siendo despedidos para ahorrar.

    Respecto a vagos, cierto. Empieza por los políticos y los asesores, esos que no tienen que fichar como un empleado público. Por ejemplo los 623 asesores de Zapatero o los 390 de Camps. Porque vamos, 620 asesores, a poco que tuviese 4 minutos de charla con ellos tendría que hablar 39 horas con ellos al dia, cosa imposible. Entonces, ¿para que tantos? Supongo que serán Asesores Económicos, porque con las dos tardes de Jordi Sevilla, no tuvo suficiente.

    Lo que más llama la atención es si con vagos te refieres a los policias, maestros, sanitarios, medicos, basureros, barrenderos, etc. Seria triste que no supieses valorar la función que hacen, pero está claro que España es país de ingratos y envidiosos.

    ¿Te has planteado cuanta gente ira al paro por el bajón de consumo? Porque igual ese recorte lo que puede hacer es que muchas empresas echen el cierre ante la bajada de ingresos.

    O igual no. Total como con la reforma laboral se podrá contratar a gente en regimen de servidumbre, igual merece la pena tener abierta la empresa... O no... ¿Tu que crees?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Otro buen artículo que alabarte. En una España del DESPILFARRO, donde se ha jugado con el dinero de todos...ahora se quiere hacer pagar el pato a pensionistas y funcionarios. Especialmente los estatales cuyo sueldos distan mucho de las locuras municipales o autonómicas.

    Tocar el pan de unos mientras se malgastan cientos de millones en absurdidades, o se pagan sueldos vitalicios a senadores y diputados, suena a mal chiste.

    Aunque siempre habra muchos sicarios a sueldo que justificaran esto por obedecer la "voz de su amo".

    Un saludo¡

    ResponderEliminar