12 nov. 2008

A algunos se les debería caer la cara de vergüenza, si es que tienen


Nuestra justicia, la justicia de un país democrático ha tenido que recibir un rapapolvos de una Asociación tan poco "política" e imparcial como es Amnistía Internacional. El diario El Mundo.es, junto a otros periódicos digitales, publican hoy el tirón de orejas a la Justicia Española, indicandole que su deber como servicio público es investigar los hechos producidos en la Guerra Civil, sea el bando que sea.


No contentos con ello, Amnistía ha instado a las autoridades judiciales, pero también al Gobierno Español, a que se dejen de debates morales y filosóficos y que se limiten a su cometido, que es hacer cumplir la acción de la justicia, que es investigar LA VERDAD.

Amnistia Internacional dice en su comunicado "palabras fuertes" en este sentido. Señala que 'España debe investigar los crímenes del pasado', destacando que por primera vez en 70 años los crímenes cometidos durante la dictadura están ante la Justicia y criticó que, ante esta oportunidad, la Fiscalía se entorpezca el proceso en lugar de proteger los derechos de las víctimas. Para el director de Amnistía Internacional España, el Ministerio Público se ha situado "fuera de la legalidad" y se ha optado por el "lado más oscuro de la historia judicial".


Beltrán recordó, de manera firme, que la investigación de los crímenes del pasado y la protección de los derechos e las víctimas es una "obligación internacional ineludible" para el Estado.
Beltrán no sólo criticó que la Fiscalía trate de obstaculizar que la investigación de Garzón siga adelante, sino que además reprochó al Ministerio Público que no haya sido capaz de promover por iniciativa propia ninguna medida encaminada a restituir los derechos de las víctimas. Según destacó, debería haber actuado para poner fin a una "situación de manifiesta injusticia".


El responsable de Amnistía Internacional destacó asimismo, que el Comité de Derechos Humanos de la ONU presentó el pasado 31 de octubre un informe en el que recomienda a las autoridades españolas cumplir con sus obligaciones internacionales, en calidad de Estado parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Según recordó Beltrán, el Comité ha instado a las autoridades españolas a derogar la Ley de Amnistía de 1977 y a establecer una comisión independiente que investigue las violaciones de los derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo.


El informe presentado por Amnistía Internacional trata de desmontar los argumentos jurídicos en los que la Fiscalía basa su recurso contra la decisión del juez Garzón de declararse competente en este caso. El documento consta de 13 puntos en los que recapitula lo que califica de "mitos y distorsiones" en la investigación judicial sobre desapariciones forzadas durante la Guerra Civil y el Franquismo. Entre otros puntos, destaca que la Ley de Memoria Histórica no afirma una supuesta inviabilidad de investigar judicialmente, sino que al contrario establece que las previsiones contempladas en la norma "son compatibles" con los procedimientos judiciales. También niega que la Ley de Amnistía de 1977 impida la investigación, ya que "los crímenes contra la Humanidad son imprescriptibles" y ningún Estado tiene capacidad para derogar ese principio mediante "mecanismos de impunidad".


Despues de esto, a muchos no solo se les debería caer la cara de vergüenza, sino que deberían dimitir de su plaza judicial o política. Parece mentira que esto se lo esten recordando a una democracia liberal europea, da más bien la sensación de que presentan un informe contra una república bananera.


Como europeos, deberíamos sentir vergüenza de que a estas alturas nos tengan que poner en evidencia. No me imagino a nadie teniendo que llamar la atención a un país como Alemania o como Italia. A veces, cosas como estas, te hacen sentir sonrojo y lástima al mismo tiempo. Esperemos que tomen nota los que deben de hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario