10 oct. 2008

Vayase señor Chicote....

Me estoy pensando muy mucho abrir un blog personal sobre economía. Antes, en la bonanza, era un aspecto que apenas notábamos, mientras que ahora, ocupa casi toda la actualidad. Hoy el colmo del cinismo y la desvergüenza, se la lleva el Presidente de la Patronal de Constructores, Señor Chicote, que abandona su cargo en breve. Este señor, con una pinta no excesivamente agradable, o por lo menos, no lo que cualquiera nos imaginamos como emprendedor y empresario, ha salido a rebuznar cual asno en el campo.

Este señor, el mismo que decía que el Gobierno tenía que rescatarle, después de no haber pensado eso cuando nadaba en el dinero y la abundancia. Pues este "lumbreras", como otros que se han metido a ser "empresaurios" sin tener la más mínima formación, ha dicho que antes de bajar el precio de la vivienda un 30 %, prefiere regalarle las casas al banco Este señor, además de demostrar su falta de vergüenza con un problema tan grave como es el acceso a la vivienda, y de hacernos ver a todos que lo único que le importa es enriquecerse, sin ningún miramiento ni obligación para la comunidad (responsabilidad social corporativa) demuestra su falta de visión. Le guste más o menos a este "chicote", el mercado en ocasiones hace justicia con los "especuladores" y este señor sabe, aunque no lo quiera reconocer, que los precios de la vivienda van a tener que seguir bajando. Porque si las condiciones para conceder créditos nunca volverán a ser las de antes, la demanda tampoco. Y si la demanda escasea y la oferta se mantiene, le guste o no, el mercado inmobiliario tendrá que amoldarse a continuar en un escenario deflacionario, es decir, de BAJADAS CONTÍNUAS EN EL PRECIO DE LA VIVIENDA. Prueba de ello es, como puede comprobarse en este enlace, la evolución de precios desde enero. La bajada es del 6 %, y ello sólo en el mercado de vivienda nueva.

La verdad es que, en lo que no falla el señor Chicote es en señalar que si no las baja se las tendrá que regalar al banco. Porque si continua sin vender casas, terminará por devorar los enormes beneficios de épocas pasadas, mientras seguirá debiendo dinero a los bancos. Con lo cual la única salida es el embargo y la ejecución.

Asi que mi consejo al Sr. Chicote y a todos aquellos empresaurios que se piensan que todo va a ser como antes es que sigan así, pronto, tendrán que "regalarle a su banco" los pisitos que no vendieron. Parece que tiene razón aquel dicho de que no hay más ciego que el que no quiere ver. Espero que de esta situación de crisis saquemos alguna conclusión y lección para el futuro, y una de ellas será impedir que los emprendedores, es decir, aquellos empresarios que apuestan por la innovación, por bienes productivos, y por ganar dinero intentando que ello repercuta en la comunidad, no tengan la desgracia de tener que estar al mismo nivel que gente como "Chicote", como el Pocero, o como el Presidente de la Patronal de la Construcción Alicantina (que hoy tenía el descaro de pedir ayuda a Camps y solicitar flexibilidad en el despido al mismo tiempo), empresarios que viven de la especulación y del dinero fácil y que, por mucha riqueza irreal que creen, a la larga son un castigo para nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada