11 feb. 2014

Arkaitz y Alba. La doble vara de medir y el silencio cobarde de la izquierda enmoquetada. (I Parte)

Escribo este artículo de opinión desde una rabia cada vez más difícil de contener. Jamás he soportado la injusticia, mucho menos cuando se hacía de una manera flagrante. Por mucho que pudiera discrepar, por muy diferente que fuera mi opinión en otro momento. Hay cosas que me superan y que, sea como sea, me hacen estallar de rabia ante una injusticia infame e infumable. Dos de estas injusticias han ocurrido esta semana. Ahora quería centrarme en una de ellas.

El primer caso es el de @albacorazonegro. Se trata de una tuitera joven, de 20 años que, haciendo uso de su libertad de expresión, esa que supuestamente tenemos, y como fruto de, seguramente, muchas barbaridades que diariamente vemos en los medios de comunicación, de las enormes injusticias, de las barbaridades más atroces, del sinsentido más incomprensible, en determinado momento, de cabreo y de rabia, puso en twitter lo que muchos, de una forma u otra, con más suavidad o más prudencia, de pensamiento y sin plasmarlo, podemos llegar a pensar de una u otra manera. Alba pidió, concretamente, el regreso de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre y dijo desear que a Rajoy y a de Guindos les pegasen un tiro, afirmando que se tatuaría la cara de aquel que tuviera el valor de hacerlo.

Los tuits están escritos hace dos años, desconocemos el contexto. Podremos incluso ponernos finolis y decir "eso no se dice". Pero dejémonos de hipocresías, señores. Si, todos sabemos que posiblemente es una barbaridad. Vale. Pero tratemos de no ir de "correctos" y de "educados". Seamos sinceros y digamos la verdad. ¿Cuántos no hemos deseado que un ministro se abriera la cabeza o le diera un yuyu que acabase en otro barrio? ¿Cuántos no hemos pensado el típico "vaya hijos de puta"? ¿Cuántos no hemos deseado que Botin o cualquier banquero reventasen cuando veíamos las imágenes de suicidios en el año 2012? ¿De verdad que no? Yo, que soy incapaz, de momento, de matar a una mosca, he llegado a pensar verdaderas barbaridades que, de plasmarlas en papel, hubieran dejado lo de Alba en un juego de niños en el patio de un colegio. He pertenecido a una plataforma como Stop Desahucios. Teníamos un móvil que, semanalmente iba rotando de activista en activista. ¿Sabéis lo que significa levantarte a las 4 de la madrugada porque un ser humano desesperado, hasta tal punto de llamar a una hora como las 4 de la mañana, te pide ayuda porque quiere quitarse la vida, llorando porque no aguantaba más las llamadas de acoso del Banco Santander? ¿Sabéis lo que es tras 20 minutos de llamada, colgar el teléfono medio llorando y con ganas de cagarte en mil cosas? Desear una muerte lenta y dolorosa es lo más humano que deseaba yo, en ese momento, a Botin o a Rajoy, a todos esos "hijos de mala padre" que permitían que una persona, y como él, miles de ellas, quisieran abandonarlo todo, viendo todo perdido. No puedo expresar con palabras lo que sentía en ese momento. Y de contarlo, con pelos y señales, os aseguro que a más de uno se le erizarían los pelos, e incluso quienes me pueden conocer y saben como soy. La diferencia es que yo, en vez de plasmarlo públicamente, lo hice de otra manera. Y al día siguiente había recuperado la compostura y el temple.

Otro de esos momentos fue un 12 de febrero de 2013. Jamás olvidaré ese día. Habíamos acudido a un desahucio que no nos habían comunicado. El desahuciado se quitó la vida. Después supimos que la comisión judicial, formada por Policías, no fue capaz de tener en cuenta los gritos del hombre que desde dentro, amenazaba con hacer lo que finalmente hizo. ¿Os podéis poner en la piel de quiénes allí estábamos? ¿Os imagináis lo que se nos pasaba por la cabeza al ver un furgón policial? Os podéis fácilmente hacer una idea.

Como os la podéis hacer de cada una de las cargas, de las decenas de cargas policiales, de los abusos policiales, de los vídeos de apaleamientos de manifestantes o de vivir, in situ, como la policía te apalea o abre la cabeza a alguien. Yo desconozco si yo soy un bicho raro, pero en cualquier sitio, gente común, personas no necesariamente con mi misma forma de pensar, e incluso gente nada sospechosa de ser de izquierdas, han soltado por la boca de todo menos bonito. Desde "les deberían pisar la cabeza por hijos de puta", pasando a un "ojala explotaran como un cohete", al gitanesco "un cáncer les coma". Podrá sonar fuerte, pero es así. Seamos al menos claros y concisos. Es una reacción de ira y rabia momentánea, ante un abuso injustificado. Como cuando apaleaban a niñas de 12 años en Valencia en febrero de 2012. Como cuando dejaban en coma a una mujer en la Marcha Minera. O cuando dejaron ciega para siempre a Esther Quintana en la Huelga General. Cuando se suma, a todo ello, la viviencia de esos abusos en carne propia, es propio de personas sentir la mayor de las rabias contra ese desmedido abuso y desear, a esos criminales con placa, todas las desgracias habidas y por haber. Aunque quizá, tras el calentón, dejes de pensarlo, porque al final no puedes permanecer con la sangre caliente. Y quien diga que no lo ha pensado, miente, falsea la realidad, no tiene sangre en las venas o es un sádico que disfruta ante un desproporcionado abuso injustificado, lo cual le hace más inhumano que aquellos, que, en un momento de ira, se les puede haber "desatado la lengua".

La diferencia es que Alba lo plasmó públicamente, con su nombre, desde una cuenta de twitter. Y eso, sin valorarse el momento de decirlo, ni el contexto, ni nada, ha sido suficiente para que Alba fuese condenada a UN AÑO DE CÁRCEL. ¡Si, un año! Por "enaltecimiento del terrorismo". Por la simple expresión de una opinión, sin saber el contexto del mismo.

El caso podría ser discutible. Pero lo curioso es la doble vara de medir existente. Porque un determinado tuitero fascista ha amenazado a más de un centenar de personas públicamente El sujeto, llamado Tomás Santos, no solo sigue impunemente escribiendo tuits como estos, desde hace ya tres años, sin que la Policía ni la Guardia Civil se preocupen en actuar con la misma celeridad que con Alba, sino que el mismo sujeto, afirma, de forma rotunda, que cuenta con amistades dentro de la Policía que impedirán que algo le pase. ¿A qué es sangrante? Pues esperen a leer algunos de sus tuits.








Esta es solo una pequeña muestra. Y esto lleva así tres años. Ni la Fiscalía, ni los jueces, ni la Policía, ni la Guardia Civil. Deben estar todos muy ocupados, buscando rojos a los que se les caliente la boca. Mientras este fascista, cuyo nombre el mismo ha señalado, que tiene un blog, y que ha llegado a amenazar con bombas y tiros en la nuca a diferentes personas e incluso a diputados de IU (de esto hace ya TRES AÑOS) sigue impune, con el consentimiento, del que el mismo presume, de sus amigos de la Policía y la Guardia civil; Alba ha sido condenada por unos simples tuits sin continuidad espacial y temporal.

Lo más flagrante del caso no es eso: Es que no es un solo caso. Para ilustrar con un pequeño ejemplo (en todos casos mucho más grave que lo escrito en su día por Alba) se puede ver como es impune y legal desear mandar a judíos y "maricas" a la cámara de gas, desear un coche bomba en la Gala de los Goya, pedir pena de muerte para los rojos o mearse en las cunetas de los republicanos. La Policía, por lo que se ve, esta muy ocupada. O en el fondo, seamos serios, les encanta leer esos mensajes mientras miran para otro lado. Es realmente repugnante la doble vara de medir. Claro que tampoco es de extrañar. A algunos ya no nos sorprende nada.













Y podría poner miles más de ejemplos, entre ellos cuentas que se autodenominan "opositores de policía" hablando de "dar tiros en la cabeza" a los catalanes y vascos, a los rojos.... de que los antidisturbios tenían que abrir la cabeza a todo el que protestase... etc. Vamos, que no hace falta seguir para ver la doble vara asquerosa de medir. Para ver como los fascistas tienen plena impunidad y cobijo policial, aparte de conexiones con la Policía de una forma totalmente abierta y demostrada.

Mientras tanto, que ni a un solo comunista, anarquista o ciudadano común se le ocurra la osadía de pensar en voz alta. Puede acabar como Alba. De hecho, la injusta condena a Alba, no nos engañemos, pretende ser un "aviso a navegantes".  Por eso, muchos somos Alba, pese a que se pueda diferir en alguna idea concreta, muchos mostramos solidaridad con esa joven que, acertadamente o no, tuvo la valentía de decir, a su manera y con su vehemencia lo que miles y miles hemos podido pensar en un momento de cabreo o ante una flagrante injusticia, de una forma parecida u otra, sea de igual modo, más suave, más refinado...o sea como fuere.

¿Acaso no es terrorismo burlarse de los suicidados? ¿Acaso no es escupir en las víctimas y reírse en la televisión? ¿Acaso no es terrorismo ver a los que recortan dando lecciones? ¿Acaso no es terrorífico ver como se nos vende una recuperación cuando miles de niños están pasando hambre? ¿No es terrorismo los miles de niños llorando por no poder cenar? ¿No es terrorismo una política genocida, criminal e inhumana que produce 10 suicidios diarios silenciados en España con motivos, directos o indirectos, de la situación económica? Porque no seré yo quien hable de ETA o los GRAPO, pero yo solo se algo: y es una realidad que está en los datos. Esos grupos armados no mataron a nadie en 2011, ni en 2012, ni en 2013. Pero el Gobierno, este o el anterior, la política de miseria y hambre SI ASESINÓ a gente en 2011, también en 2012 y también en 2013. Son cientos y cientos de personas: unos de un tiro, otros ahorcados, otros que se han tirado a las vías del tren, otros envenenados tras una cena de miseria. Pero claro, somos tan manejables, tan indignos, estamos tan mediatizados, que como no salen en la televisión, no existen. Pues sí, si existen. Y esas victimas también son victimas, pero claro, de segunda, por no decir de quinta. Es más, para muchos de esos que se llenan la boca con su España, son una mierda. Les falta decir el que "Que se jodan" de Andrea Fabra. Nadie les hará homenajes, ni tendrán una asociación donde se repartirán millonarias subvenciones como la AVT para poder vivir de ellas ad eternum, ni pondrán calles en su nombre. Ni siquiera las viudas recibirán un solo euro. Solo lágrimas, rabia, impotencia y cada vez más rabia.

Y mientras, determinada izquierda, responsable por omisión o por acción, tras muchos años ocupando sillones y despachos de lo que sucede, tan indigna y moquetera, necesitada de pedir perdón por existir a una derecha cada vez más fuerte y crecida, será incapaz de demostrar que le queda algo de izquierda, y de denunciar, a los cuatro vientos, esta injusticia y esta violación, flagrante a la libertad de expresión junto a esa doble y diferente vara de medir tan exagerada. Ni esta, con Alba, ni muchas, como las de los 5 anarquistas de Barcelona, que pasaron, por algo parecido, 100 días de cárcel. Mientras, los verdaderos criminales, se pasean, se ríen, se mean, vomitan y escupen en la justicia, en una ley ya de por si injusta e insultante, en la decencia y hasta en la memoria de los que han perdido la vida fruto de esta crisis capitalista, fruto de políticas criminales que hacen a los ricos más ricos, y a los pobres más pobres, hasta el punto de extinguirlos físicamente sin que nadie ponga el grito en el cielo por ello.  

8 comentarios:

  1. Son cerdos ppalurdos criminales.

    ResponderEliminar
  2. http://escolar.net/MT/archives/2012/05/que-hace-falta-para-que-la-justicia-actue-ante-las-amenazas.html

    http://www.escolar.net/wp-content/amenaza-shangay.png

    ResponderEliminar
  3. Pues esto no ha hecho más que empezar. Lo que viene va a dejar en ridículo a Grecia. La economía , con toda la pompa que están intentando dar , va a empeorar gravemente. Y para eso las "concertinas" de la represión han de estar bien afiladas.

    ResponderEliminar
  4. excelente artículo.. como bien dices Alba ha sido la cabeza de turco para que veamos por dónde iran "los tiros" ante la represión que nos preparan..
    Soñando un poco, si se produjera aqui una concentración/lucha contra el gobierno que actua contra el pueblo q dice representar ¿seríamos tratados como terroristas?

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, Julián. Pues se va a callar su puta madre, y que sea lo que tenga que ser.

    No me gusta que se hable de pegar tiros a nadie, ni siquiera por "calentón" (entre lo oral y lo escrito debiera haber un filtro), pero el agravio comparativo hace que uno se olvide de todo esto y se ponga directamente de parte de Alba. Y sí, suena demasiado a "aviso a navegantes". Como los golpes en las manifestaciones, las multas indiscriminadas...

    Ah, a Esther la dejaron "sólo" tuerta, por si quieres precisar. Y hay un tuit que al menos a mí no me aparece. El que va debajo de "¡Muerte a los rojos!".

    Un saludo, esperamos a la 2ª parte.

    ResponderEliminar
  6. ¿ Y qué hay de las declaraciones públicas ( NO REDES SOCIALES ) de Esperanza Aguirre, cuando dijo que los Familiares de Víctimas del Franquismo eran ( textualmente ) : "un aquelarre de carcamales resentidos " ?

    Si hubieran sido familiares de víctimas de ETA esta persona estaba en la cárcel. Como son familia de los que perdieron la guerra civil se les puede seguir escupiendo.

    CUANDO SOMOS EDUCADOS Y COMPRENSIVOS CON LOS QUE NO TENDRÍAN REPARO EN GASEARNOS A TODOS INCURRIMOS EN UNA INJUSTICIA. TAMPOCO ES CULPA NUESTRA. NUESTRA GENERACIÓN, NACIDA BAJO EL COMPLEJO DE LA DERROTA, HA SIDO PROGRAMADA POR LOS VENCEDORES EN LA SUMISIÓN A LOS DICTADOS DE LOS GENOCIDAS.

    ResponderEliminar