27 dic. 2012

Razones para apoyar las concentraciones de mañana por la Libertad de Alfon



Durante bastante tiempo he tenido mi muro personal de la red social Facebook, y desde hace unos días este blog, como un pequeño altavoz para echar un cable a esa gente valiente de Vallecas que, desde hace ya más de un mes, llevan peleando y luchando por conseguir que el único preso político (hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre) por haber participado en la Huelga General que tuvo lugar el 14-N, sea puesto en libertad y sin cargos, así como la absolución de todos los detenidos en la Huelga General.

Cuando decido apostar o apoyar una causa jamás lo hago por inercia, ni por un repentino "dejarse llevar". Suelo cargarme de razones, y cuando hay razones de peso, allí aporto mi pequeño granito de arena, que sumado a muchos otros, creamos montañas de lucha y dignidad por causas justas, ya sea la defensa de la Educación Pública, la lucha minera, la política de vivienda, la paralización de desahucios, o lo que sea.

En este caso, tanto yo como cualquiera de los que lean esto, deberían comprender la verdadera importancia de la lucha por la absolución de Alfon Fernández. Porque no solo se trata de pedir la libertad de un detenido. Porque tampoco Alfon ha sido encarcelado por casualidad. No es una desgracia que le ha ocurrido de forma aislada a una persona, que haya tenido la mala suerte de tener un "patinazo" con la Policía española o la Justicia cañí hispana. Se trata de algo mucho más maquinado y dirigido no solo a Alfon. Sino a miles y miles de personas.

Durante el pasado año, ya con los últimos coletazos del PSOE en el Gobierno hubo un claro aumento de la represión policial y judicial contra los movimiento sociales y contra todos aquellos que se embarcaban en distintas luchas. Se me ocurre comentar las detenciones contra protestas del 15-M o durante la Marcha Laica o durante la huelga de controladores, donde el Gobierno "sociata" no tuvo empacho en militarizar a lo Franco a unos trabajadores por una protesta laboral.

Pero el salto exponencial en la represión de las libertades individuales y colectivas lo hemos vivido durante este año, ya con el PP en el Gobierno. Muchos nos hemos llegado a sorprender de ver como aquello que solo denunciaba una minoría (fundamentalmente gente ligada a movimientos anarquistas y comunistas o la izquierda abertzale en Euskalerría) se ha generalizado contra todo tipo de movimientos. El tiempo, a algunos, ha acabado dandoles la razón.

Por una parte, una de esas patas, ha estado en la impunidad policial. Impunidad que pudimos ver ya con las protestas estudiantiles de la Primavera Valenciana en Valencia en febrero, donde vimos como el Gobierno defendía a ultranza el apaleamiento de menores que protestaban y donde se llegaron a dar casos y denuncias de torturas, robo de partes médicos por parte de la Policia. Impunidad repetida en todas aquellas protestas que se han dado en todo el Estado. Ya fuera en la Huelga General del 29-M, donde veíamos como se gaseaba a manifestantes en Barcelona, o también  como se detenía a un minusválido.

Impunidad policial brutal en las protestas mineras, donde las cargas en las manifestaciones en Madrid del 31 de mayo y 11 de julio fueron denunciadas por Amnistía Internacional, saldadas con heridos de enorme gravedad, de las que fue testigo el 11 de julio el autor de este blog, viendo como la Policía Nacional sembraba Madrid de terror y destrozaba a tiros de pelotas de goma, directos a la cabeza, una manifestación de 400.000 personas. Donde hubo una herida que permaneció dos meses en coma.

Impunidad policial y apoyo policial a la entrada a sangre y fuego en pueblos mineros durante las manifestaciones mineras, como en Ciñera, donde se llegó a gasear a niños en una carga. Donde se llegó a tirotear las casas de los mineros y a cometer verdaderas atrocidades, que cualquier organismo internacional califícaría como "graves violaciones de Derechos Humanos", mientras el Gobierno y sus satélites mediáticos defendían a capa y espada la brutal e indigna carga policial.

Detenciones arbitrarias y torturas a detenidos durante las protestas del 25-S, con gran impacto mediático, como el Asalto y el terrorismo policial en la Estación de Atoche la noche del 25 al 26 de septiembre.

Y para continuar con la impunidad policial, la detención de Alfon, las brutales cargas contra la Huelga General donde hubo cientos de trabajadores heridos y una mujer, que perdió un ojo, y que, tras la defensa a ultranza de la carga por la Generalitat (así como la carga contra niños, denunciada por varias organizaciones de Derechos Humanos), se ha demostrado que fue cierta la denuncia que realizó contra los Mossos la manifestante a la que dejaron ciega los antidisturbios.

Para acabar con esta "carta blanca" de la Policía, INDULTO a los Mossos torturadores por segunda vez por parte del Gobierno.

Apoyo total gubernamental a las acciones más represivas de las Fuerzas de Seguridad, sea la muerte del joven Iñigo Cabacas en Euskadi, las brutales cargas en febrero contra estudiantes, en marzo contra huelguistas, en junio contra los mineros, en septiembre contra los manifestantes o cuando sea. El mensaje es claro: La POLICIA tiene LICENCIA PARA MATAR O APALEAR, O TORTURAR. El Gobierno deja claro que siempre apoyará la actuación policial y criminalizará a los manifestantes.

A todo esto, hay que añadir la criminalización de la protesta, sea del tipo que sea.

Multas altísimas a los estudiantes del Lluis Vives, después de haber sido apaleados o torturados en febrero (denunciado por Save the Children o AI), el encarcelamiento en marzo y abril de tres jóvenes que participaban en los piquetes (caso similar al que ahora vive Alfon), fuertes multas a todo tipo de protestas, ya sean mineras, ya sean de la Educación pública. Como en Toledo, donde cualquier pequeña concentración acaba con multas de 900 euros a los manifestantes.

Numerosos detenidos en todas las protestas, siempre heridos por "caídas", siempre "agreden a la Policía" (testimonios que a veces son tan surrealistas que hacen sonrojar a cualquiera con sentido común).

La detención de Alfon, que ni siquiera llegó a tener tiempo de participar en el piquete de la Huelga General, y al que primero se le deja en la cárcel por "Alarma Social" (supuesto no existente en la legislación actual) y posteriormente por un "riesgo de fuga", a todas luces sorprendente, no es más que una estrategia bien calculada de CALLARNOS ante una situación insostenible.

La combinación de criminalización de las protestas sociales, sean estas del tipo que sean, junto a la IMPUNIDAD policial, son la muestra más clara de que el Gobierno y su Policía, quieren sembrar el terror entre aquellos que protesten. Tanto la detención de Alfon, como el doble indulto a los Mossos, son pruebas de ello. El mensaje es claro: Si protestas, te vamos a machacar. Y si nuestros "chicos" de la Policía se pasan con las hostias, siempre tendrán nuestro apoyo. Y el mensaje no va solo dedicado a Alfon: nos lo envían a todos y todas.

Por ello, es nuestro deber, solidarizarnos con Alfon, con todos aquellos que sean represaliados, con todos aquellos a los que tratan de aplastar con la porra, con la multa, con la cárcel, con la represión policial y la tortura, porque nos jugamos mucho. Hoy es Alfon, pero mañana podemos ser cualquiera de nosotros, y dado que la Ley y el Gobierno les ampara, podemos ver como, sin haber cometido más delito que salir a la calle a defender nuestros derechos, somos encarcelados, detenidos o multados.


Nos han quitado muchos derechos, pero en nuestra mano está que nos quiten o no derechos tan básicos como el poder protestar, el poder manifestarse, el secundar una huelga.

Todos podríamos ser Alfon, todos podríamos ser muchos represaliados o apaleados durante este año 2012, por ello, todos debemos asistir mañana a las concentraciones en apoyo a Alfon Fernández. Todos podríamos ser Elena Ortega, su madre, quien a pesar de las hostias recibidas ante este atropello a su hijo, saca verdaderas fuerzas y coraje de madre para seguir peleando por la libertad de su hijo.

Mañana podrías ser tú. Aquí tienes las convocatoria e información del Manifiesto Unitario de la Plataforma de Apoyo a Alfon. 


No te quedes en casa, podrías perder hasta el derecho a la libertad de expresión

POR MI, POR TI, POR TODOS LOS PRESOS POLITICOS¡¡¡LIBERTAD ALFON!!!!, ¡¡¡STOP MONTAJES POLICIALES!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada