26 dic. 2011

Indignación, indignidad, indignos. Relato de la Detención de un activista extranjero en Valencia.




Hoy simplemente quiero dar la palabra en mi blog a un compañero al que conocí durante la Acampada Valencia. Un gran compañero.

Él era miembro de la Comisión por los Derechos de los Animales. Formó antes un Colectivo de Defensa de los Animales y contra la Tauromaquia. Su nombre es Jesús Valera.

Antes de comenzar a corta pegar las palabras y su testimonio, señalaré que era venezolano, residente en España. Durante su participación en el 15M de Valencia fue detenido al saltarse el supuesto pacifismo del 15M ya que delante de él agredió la Policía Nacional a una anciana y el no se quedo impasible. Quizá si lo hubiera hecho, hoy estaría en España. Pero se abalanzo a ayudar a la anciana y eso le costó la detención policial. 



Dentro de la Acampada Valencia fue uno de los críticos con el 15M oficial y denunció en micrófono abierto en multitud de ocasiones su rechazo a determinadas cosas que “olían a podrido” dentro de la “indignación”. Quizá por eso, cuando llamó al abogado que lo asistió en el tema de las Corts, la respuesta fue un “NO”. El antaño representante legal del 15M de Valencia le negó el apoyo. Quizá de esta forma algunos indignados de diseño  –mudos desde que ha ganado el PP, curiosamente- se frotarán las manos al ver que no tendrán así  a un rival que hablaba clarito y no tenía un pelo en la lengua. Quizá también, con este suceso, muchos autoengañados consigan salir de su engaño y ver, con pelos y señales, la estafa que hay detrás de esa supuesta indignación que al final solo ha tenido un beneficiario, y no precisamente la gente que salía a la calle, gente que ahora se alterna entre el abatimiento y la angustia ante el futuro que se nos avecina. Escribiré en otra ocasión sobre ello.

Antes de pasar al relato recomiendo calma. Calma al leerlo y calma al responder sobre dicho relato. A mí también se me pasan muchos insultos por la cabeza hacia esos perros de presa pagados por nuestros impuestos y en los cuales la piedad no es una de sus virtudes. Luego se quejarán en el futuro cuando la masa furiosa los apalee como merecen y dirán ¿Por qué a mí? Es indigno y repugnante que con el dinero de nuestros impuestos tengamos que pagar a auténticos torturadores en cuyo rostro resplandece el placer ante la indefensión de un ser humano.

Dicho esto y conteniendo la respiración –porque encima uno tiene la desdicha de haber tenido y tener conocidos en este gremio y encima parece que ofendes cuando les sueltas las cuatro verdades bien dichas- paso a exponer este relato que ruego se reenvie, porque en nuestra “democracia” tenemos auténticos campos de concentración para extranjeros totalmente legales donde se vulneran y pisotean los Derechos Humanos; donde el racismo y la xenofobia pueden ser expresados abiertamente por los funcionarios policiales sin el más mínimo titubeo; donde la decencia y la humanidad brillan por su ausencia: los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Agradeciéndole el relato, y mandándole desde aquí un fuerte abrazo, paso a exponer el relato de Jesus Valera.

El día 19 de Diciembre del presente año se recibe una llamada a mi número de móvil expresando que se me necesitaba para un trabajo relacionado con mi oficio en España de educador canino. Al llegar al lugar acordado (calle san Vicente Mártir N° 227 Puerta N° 6, Valencia), tocando el timbre de la residencia, llegan varias personas vestidas de civil de espaldas. Dos de ellos me agarran los brazos doblándolos hacia la parte de atrás poniéndome unas esposas instantáneamente sin pedir identificación ni identificarse como policías; al mismo tiempo uno agarraba la bicicleta donde minutos antes me estaba transportando y otro me tomaba de la parte trasera de la cabeza inclinándola hacia abajo, en ese momento el agresor que empujaba la cabeza hacia abajo se identifico como Policía Nacional.

Pregunté en reiteradas ocasiones que estaba pasando y solo recibí de respuesta que me quedara callado. A pesar de estar con la cabeza inclinada hacia abajo pude determinar que había no menos de 6 policías en la operación. Me metieron rápidamente en un coche negro y al entrar uno de los policías que me escoltaban y que anteriormente me llevaba de la cabeza llamo por teléfono mencionando; “ya tenemos el paquete” “no puedo, lo tengo al lado, te llamo al llegar”. Volví a preguntar por qué me llevaban y la respuesta, que en las próxima horas volvería a escuchar en la operación policial fue; “tu veras como lo quieres hacer, por las buenas o por las malas”.

Alrededor de las 15:00 estaba en los calabozos de la comisaria sin decirme absolutamente nada del por qué estaba privado de mi libertad(aunque lo preguntaba en repetidas oportunidades), a la persona que inicialmente me privo de libertad le dije que quería una revisión médica contestándome “ya nos encargaremos”, el mismo poco después comento curiosamente en un atisbo de mordimiento “pareces muy buen chaval, pero tienes gente muy influyente que no te quiere aquí”, solo en ese momento a través de ese comentario me di cuenta que seguramente se trataba de un asunto de pase de cuentas por pertenecer al 15-M Valencia, coordinador de la comisión de los derechos de los animales y que tal vez se trataba de un trámite de expulsión.

Alrededor de las 16:30 alguien me llego preguntado si sabia el por qué estaba allí y al contestarle que no, se fue y volvió a los minutos informándome que se trataba de un tema de mi estancia irregular en España. Después de eso, me cachearon y me trasladaron a otro calabozo. Notificaron a una persona y pedí como abogado a Agustín Arenas quien me asistía en el caso del 15-M en lo penal, pero se negó a hacer asistencia por tanto no me quedo más que pedir a un abogado de oficio. Cuando llego una abogada de oficio y pude hablar con ella pedí que se llevara a la practica el habeas corpus por la forma como se me arresto, se lo pedí como mínimo 5 veces, ella siguiendo hablando como si no me escuchara, nuestra conversación fue prácticamente delante de la policía por iniciativa de ella. Le proporcione el número de mi novia  para que llamara y  contactara a ciertas personas del 15-M,  dándole indicaciones específicas para que se pudiese hacer reacción social. En ningún momento esta persona que se supone era mi abogada hizo la llamada a mi familiar. La abogada no me pidió que firmara mi aprobación de su asistencia cosa que resulto muy extraña dado mi experiencia que en todos los letrados te piden firmar el consentimiento del seguimiento por la designación.

Vuelta al calabozo pregunte si habían llamado al consulado, la respuesta fue que no lo había pedido y yo les dije que tenían que hacer y en todo caso que lo estaba pidiendo; me responden que enviarían un Fax.

Me metieron a la celda y no supe más de la policía hasta alrededor de las 5:30am de la mañana que pensé que me llevarían al hospital al reconocimiento médico pero cuando me sacaron al exterior de la comisaria me dijeron “te vamos a llevar a Madrid, tu ves como lo hacemos, por las buenas o por las malas”. Me llevaron de Valencia a Madrid con una parada para llenar el coche de gasolina y los opresores a desayunar dejándome dentro del coche a -2 grados (según el termostato de la patrulla) encerrado en lo que podríamos considerar una nevera, no se dignaron a comprarme un café ni nada que comer.

Llegamos a Madrid a las 11:00am, me cambiaron de esposas por unas especiales pasándome por las intendencias de la Policía nacional del aeropuerto internacional de Madrid y siempre fuera del alcance de cualquier civil. Mis pasajes costaron 1548 euros y lo de los policías imagino se incrementaba el costa ya que era ida y vuelta. En el operativo completo es difícil estimar la cifra exacta de dinero que se gastaron en toda la operación, pero no menos de 20 000 euros dado el seguimiento previo a la detención según confesase en las próximas horas los policías en el vuelo.

Al subir me quitaron las esposas, en el momento había dos o tres policías más que aunque salieron del avión hicieron hincapié en hacer asistencia en caso de “problemas”. En las siguientes horas lo que puedo destacar son las confesiones de los policías; “te veníamos siguiendo desde que pasaron las elecciones chaval”, “fuimos a la mandrágora” (centro social en el que estuve), “fuimos a las torres” (lugar donde frecuentaba comer), pasamos por Paiporta (un pueblo, viví allí algo más de un mes después de salir de la acampada del 15-M)” “solo estábamos esperando que pasaran las elecciones”. Según los agentes el operativo comenzó poco después del 20N (elecciones generales de representantes al congreso en España). También he de mencionar que la policía secreta fue a todos mis domicilios donde estuve empadronado en los últimos tres años para buscarme.

Cuando llegamos a Venezuela en el aeropuerto internacional de Maiquetía los agentes no querían dejarme en extranjería; querían pasar directamente como pasajeros normales y dejarme a la intemperie sin notificar la expulsión, tuve que dirigirme yo mismo a las autoridades para que se hicieran cargo de la situación bajo la mirada molesta de los policías españoles.

El día 20 de Diciembre de 2011 a las 21:00 hora local estaba en Caracas, sin dinero y con mi familia bastante lejos, por dar una idea; la distancia de Madrid a Galicia.

8 comentarios:

  1. en serio te crees el relato de jesus varela? Pero si esa película solo está en su cabeza pero si se saltó a la torera ir a firmar cada 15 dias que era la condición que tenia para no ser deportado.Seguirle? si tenían todos sus datos estaba en juicio. Por favor ese chaval se montaba unas peliculas de las buenas

    ResponderEliminar
  2. Claro, claro..los policías, los abogados y los jueces españoles son malos malisimos. Todos están confabulados contra ti.
    Eres un crio, que ha jugado a estar ilegal en España y ha perdido. Apechuga con las consecuencias de tus acciones.
    Ahhh, y seguramente en Venezuela serás más feliz que aquí..allí los policias, los abogados y los jueces son hermanitas de la caridad.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Juli, asi me gusta más, hay que destrozar a los funcionarios de "carrera" estos de la policia que se les paga muy bien para mantener el status quo. Pero de tus otros amiguitos funcionarios de "carrera" profesoruchos del "que hay de lo mio" que se les paga con dinero de TODOS para hacer el vaguete, no dices ni media? Por favor Juli.

    PD: Un chiste. Esto es uno que va a una panaderia y dice "dame un funcionario" y le responde la panadera "te he dicho, Antonio, que se llama baguette" Ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
  4. PD 2: A ver si le dedicas un artículo monografico sobre que horario, que magros sueldos y que magras condiciones de jubilación se gastan estos otros funcionarios de "carrera" docente. Eso Juli, pon cifras encima del tapete, hechos Juli, datos Juli, evidencias Juli.

    ResponderEliminar
  5. Los dos anonimos anteriores, creo que estan vendidos por el sistema. Ni Jesus valera se salto a la torera lo de ir a firmar los 15 dias, y no se montaba ningunas peliculas. Era una persona excpecional, tuve el honor de conocerlo personalmente, era un gran defensor animalista y una persona sensata y muy humana. Me niego que se inventen barbaridades sobre el. El segundo anonimo, creo que no te has enterado muy bien del trato que recibio Jesus, independientemente de estar legal o no, no son formas, ok? eso fue un secuestro a lo facha ... y mas humanidad ... y empatia. El es necesario en el pueblo valenciano. Espero vuelvas pronto Jesus te esperamos y te queremos ....

    ResponderEliminar
  6. Estos dos anonimos son los policias. Eso de saltarse la torera ? ...que ha jugado de estar ilegal ?. Poco conozco a Jesús y lo menos que quería era regresar a su pais en estos momentos y no deportan a alguien por estar ilegal con dos agentes de seguridad al menos que sea un delincuente que no es el caso.

    ResponderEliminar
  7. Entre el herbero y los Secretas que escriben en el blog, estamos "apañaos". Yo también conoci a Jesus y nada de lo dicho es cierto. O igual son movimientarios fanáticos, amantes de las Sectas espirituales, New Age, cabreados ante lo que la Comisión Juridica ha hecho, patinazo que pagará caro el 15M. ¿Quien va a dar la cara por vosotros ahora que dejásteis tirado como un perro a quien os apoyaba? Ya os lo digo yo. NADIE.

    ResponderEliminar
  8. Oye Juli, que en este artículo estoy 100 % de acuerdo contigo, solo que no cuentas otras historias que tu conoces de primerisima mano sobre otro "gremio". Por lo que respecta a los policias polis, seres mononeuronales y con serias taras mentales creo que se les deberia humillar a TODOS como mínimo en privado. Un saludo juli, que vayan bien las fiestas.

    ResponderEliminar