11 dic. 2010

Preguntas y respuestas... tras un Estado de Shock


Una semana despúes del acontecimiento más deleznable en nuestra joven democracia española, me decido a escribir porque todo lo ocurrido entre la noche del viernes y el sábado ha sido algo que ha supuesto un antes y un despúes. Un antes y un después a nivel individual.

Muchos conocidos se sorprenden de mis críticas feroces al PSOE y se preguntan como habiendo militado en ese partido y habiendo tenido cargos de responsabilidad puedo estar radicalmente en contra del PSOE. Tampoco entienden el porque me pongo a defender a un colectivo como el de los controladores si yo no lo soy ni conozco a nadie de dicho colectivo. Es por ello que me decido a reflexionar sobre esas dos preguntas, tratando de ser lo más didáctico posible.

En primer lugar, antes que nada, mis convicciones no han sido modificadas de la noche a la mañana, nada más lejos de la realidad. Más bien son OTROS colectivamente los que han modificado sus convicciones al albor de lo que los dirigentes decidían. Durante muchos años defendí y me creí el proyecto del Partido Socialista no por afinidad con las siglas o porque me gustara el color rojo del logo. Eso se lo dejo a los hooligans y a los irracionales, que haberlos haylos. Sino porque concordaba con unos valores que yo defendía: unos valores de libertad, de igualdad ante la ley e igualdad de oportunidades, de justicia y de ayuda a quienes más lo necesitan. Esos valores que al coincidir con los míos hacían que mi lugar fuera el PSOE.

Cuando hace poco más de un año, por discrepancias con la política de prietas las filas, de negar la crisis y de tomar medidas que al final tuvieron que tomarse de forma más traumática por tomarse tarde -no me equivoqué- decidí abandonar la militancia socialista porque entendía que desde los cauces internos del partido no tenía sentido seguir defendiendo mi punto de vista dentro del PSOE, continuaba quizá por añoranza pero también por convencimiento viendo a ese PSOE como la representación de esos valores en cierto modo.

Sin embargo, las medidas claramente antisociales tomadas en estos últimos meses fueron ampliando la brecha existente entre el PSOE y yo. No porque yo haya cambiado esencialmente de forma de pensar, sigo siendo de centro izquierda, más de izquierda en algunas cosas y más de centro e incluso algo conservador o economicista en algunas otras. Sino porque ha sido el propio PSOE quien lo ha hecho, mal que le pese a esos ex compañeros que, al leer cosas así, se sienten mal consigo mismos. Por algo será. Si algo he tenido claro aún estando en política es que jamás aceptaría o apoyaría algo que fuera contrario a mi conciencia. Nunca, si otros son capaces, ya serán ellos quienes lo expliquen, yo no.

Pero la gota que colmó el vaso de mi paciencia fue lo sucedido el pasado fin de semana. A pesar de no estar de acuerdo con la forma de protesta de los controladores, decidí posicionarme y me posicione radicalmente en contra de este Gobierno al que alguna vez, ya lejana, tuve la desgracia de apoyar y creer. Porque lo que es verdaderamente intolerable es que el PSOE se haya comportado peor que la misma derecha.

Crear un conflicto adrede, como ha quedado demostrado, sacando un Real Decreto que entre otras cosas coartaba derechos fundamentales de un colectivo para provocar su reacción, cosa que el Gobierno sabía y no evitó; aplicar una norma preconstitucional claramente ilegal, militarizar por primera vez a trabajadores públicos, ¡¡por primera vez tras la dictadura franquista!!, tras una campaña de nueves meses de acoso y derribo contra un colectivo de trabajadores; aplicar el Estado de Alarma por primera vez desde 1969 que implica suspender libertades fundamentales como el derecho de huelga; amenazar con cárcel a unos trabajadores, como si el Gobierno fuera quien imparte justicia como en una dictadura sin separación de poderes mientras la Fiscalía saca a Otegui a la calle y le deja libre era demasiado para soportarlo. Y todo ello con la intención de tapar dos cosas:

- La nefasta y sospechosa gestión del PSOE en AENA, empresa con números verdes cuando el PP salió del Gobierno y que tiene un agujero de 12.000 millones de euros por los enormes sueldos de los directivos y asesores nombrados a dedo por el PSOE o la construcción de aeropuertos como el de Lérida, con 12 pasajeros diarios. Con sospechas más que evidentes de trapos sucios

- La situación de bancarrota y quiebra de la economía española, asi como la supresión de la ayuda de 426 euros a los parados, demostrando lo TRAIDOR que es este Gobierno de mierda con las personas más necesitadas que le dieron su voto.

¿Cómo podría apoyar cosas tan vergonzantes como estas?¿Como, si me queda un ápice de honestidad y decencia, puedo apoyar o ser pasivo a un ataque a la libertad como militarizar a trabajadores civiles?¿Cómo apoyar recortes de derechos de un colectivo de trabajadores manu militarii, sean quienes sean y ganen lo que ganen -MÁS GANAN LOS POLÍTICOS DEL PSOE, ESO SI SON PRIVILEGIOS INFECTOS-?¿Cómo apoyar la suspensión de derechos de la mismísima Constitución?¿Cómo apoyar que a miles de personas se las deje en la indigencia al quitarle la ayuda de los 426 euros?

Sinceramente una persona que, llamándose socialista, apoye algo así no merece mucho más que decir, de socialista tiene poco, y de persona tiene menos.

Mi defensa a los controladores no sólo es por lo arriba mencionado, sino porque se trata de una campaña que se inicia con ellos y que seguirá con más colectivos. Decir PRIVILEGIOS a lo que son DERECHOS es algo que solo un partido populista de derechas o parafascista haría, repitiendo machaconamente, gracias a unos medios de comunicación convertidos en mamporreros acríticos. Tras los controladores, vendrán otros colectivos: quizá los profesores, los maestros, la policía, los funcionarios, los empleados laborales de las empresas públicas, los empleados de grandes empresas.... fomentando la división entre los mismos trabajadores. Que a nadie se le olvide que los primeros en ver reducido su sueldo fueron los controladores y viendo que pudieron, lo siguieron con los funcionarios, lo continuaron fastidiando a los pensionistas y se aprobó una reforma laboral... Dividir para vencer, no muy diferente a lo que los regímenes totalitarios hacían con sus enemigos.

Será la forma de distraer a la opinión pública de una gestión nefasta, de una economía en quiebra, de un país al borde de la suspensión de pagos que ni la República española en plena guerra se planteó. De un país donde los verdaderos privilegiados son una casta política de los partidos mayoritarios, PSOE y PP que vive parasitando del dinero de los ciudadanos trabajadores sin dar nada a cambio al país; de un país donde se quejan de que un controlador gane lo que gana (QUE NO ES LO QUE SE HA DICHO) mientras una semianalfabeta llega a ministra ganado diez veces más que un controlador y cobrando tres nóminas al mismo tiempo.

De un país convertido en una república bananera donde al dar nuestro voto parece que damos un cheque en blanco, y eso es algo que no podemos tolerar nunca más. Porque en ello nos jugamos la supervivencia de la sociedad civil, la supervivencia de la cohesión social del país e incluso, ojalá me equivoque, la supervivencia de nuestras libertades y de la misma democracia, lesionada por un Gobierno que ha mostrado su cara más retrógrada, infecta y vomitiva. Para desgracia de quienes bienintencionadamente, por desgracia, valga la redundancia, confiamos en ellos hace poco más de dos años y medio.

Y después de esta reflexión voy a acabarme el café, que está congelado, marchito como la rosa del PSOE.

13 comentarios:

  1. "...es verdaderamente intolerable es que el PSOE se haya comportado peor que la misma derecha..."

    No es que el PSOE se comporte peor que la derecha. Su papel dentro del teatro político es facilitarle las cosas a los otros antes de marcharse. Ya lo hicieron anteriormente, en la época de Solchaga, cuando redujeron drásticamente lo subsidios de desempleo, llamando a los parados "vagos", aparte de otros estropicios como la reconversión industrial, etc. En este país, las medidas de "ajuste" ordenadas por la OCDE, el FMI, la UE, etc etc (que son quienes en realidad gobiernan) nunca las tomará el PP porque eso supondría, irónicamente, impopular. Es por ello que el partido socialista es la herramienta de los cárteles macroeconómicos para tomar las medidas más traumáticas. Y en cada cambio de actor sobre el escenario, el poder de la mafia financiera internacional es cada vez mayor, por aquello de que "a perro flaco, todo son pulgas". Hemos estado muy equivocados, durante décadas, pensando que los políticos son los que gobiernan. NO: a los que gobiernan nadie los conoce. Esos "mercados" de los que tanto hablan, y que tanto mandan, no tienen cara, ni leyes, ni normas ni ética. Pensar que un político puede enfrentarse a ellos es quimérico. Porque los políticos, o son complices de ellos o fieles colaboradores.

    ResponderEliminar
  2. Ah, si, por cierto. Hablas del aeropuerto de Lleida, pero te olvidas del de Ciudad-Real, un escándalo de superior categoría aérea que ha quedado semioculto por razones evidentes. Un aeropuerto capacitado para un millón de pasajeros en el que actualmente sólo transitan 4 trabajadores de mantenimiento. Aviones, creo que ninguno.

    ResponderEliminar
  3. Tío, hace poco que leo tu blog pero madre mía, amén a todo lo que dices, lo subscribo al cien por cien.

    ResponderEliminar
  4. Anda amigo, que te habrás quedado tranquilo. No quito ni una coma.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo. A mi también me ha supuesto un antes y un después a nivel individual y me ha hecho plantearme muchas cosas. Considero que la situación es muy preocupante. Un post excelente.
    Paula

    ResponderEliminar
  6. yo no era socialista pero pensaba que todo lo que esta pasando era imposible, gracias por tus palabras porque me hace ver que queda alguien con sentido comun en este pais, yo tambien estoy flipando y mucho

    ResponderEliminar
  7. para que podais entender el fondo del asunto leer la siguinte nota de prensa del USO(sindicato nada sospechoso de alinearse con los controladores)
    http://www.aviaciondigitalglobal.com/noticia.asp?NotId=15027&NotDesignId=4

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por vuestros comentarios, la verdad que miles de ciudadanos no entendemos la deriva sin rumbo de un PSOE decrépito.

    Ellos sabrán, a mi que no vengan a pedirme el voto porque a alguno que conozco se lo tiraré a la cara, después de esta actuación de estos días sentiría vergüenza si cogiera la papeleta del PSOE. Y me duele ser tan franco, pero es lo que siento y lo que pienso.

    PD: Anónimo publico tu enlace en una postdata del artículo. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Eduardo Galeano dijo sobre ciertos gobiernos , que al igual que los violines, se toman y se sostienen con la izquierda y se tocan con la derecha. Que grandes palabras. Me encantaría saber un dato mas objetivo acerca de la popularidad del actual gobierno. Pero es que tampoco hay opciones. Buen momento para huir de España

    ResponderEliminar
  10. Hola Julián, leyéndote salgo asombrada la verdad. Tu sentimiento político se basa únicamente en unos principios que van ligados a tu personalidad y no a lo que dicten los principios de un partido. O sea, que te da igual rojo que azul, que violeta.. Y los que tenemos una ideología somos hooligans irracionales. Muy bien. 
    Leyendo tu blog he ido comprobando que pisaba el terreno de una persona llena de resquemor, impotencia y resentimiento. Y lo que se me ha pasado por la cabeza es pensar cómo una persona que puede padecer dichos sentimientos puede hacerse militante de un partido. El mundo de la política tiene sus pros y sus contras dependiendo de las circunstancias; y estaremos de acuerdo o no con las medidas que se tomen. Eso no es perder el rumbo, no es cambiar esos principios que definen un partido. Que raro que tú no lo pienses.
    Da que pensar que tu resquemor es por otros motivos internos no solucionados... una pataleta de alguien que no ha conseguido un puesto, un privilegio... o por algún tipo de celos, rivalidad no soportada... 
    En todo caso siempre puedes montar tu propio partido político del estilo del de Rosa Díez o juntarte con ella. Despotricáis contra el PSOE calcadamente.
    "Como no conseguí mi propósito me los cargo"

    ResponderEliminar
  11. Lo primero que deberías hacer, anónima, es dar tus opiniones diciendo quien eres....

    ¿De donde sacas que yo esté en contra del PSOE por cargos? Cargos tenía y renuncié a todos ellos, no me los "quitaron" pues lo lógico en política es que los cargos son para representar y hacer real un programa y unas ideas...

    ¿Rivalidad no soportada? Si alguien quiere hacer carrera politica no se va por discrepancias, se calla las discrepancias y da palmas. ¿Acaso hice eso yo? NO. Deje mi responsabilidad de Secretario General de Juventudes y la Comision de Garantías de JSPV. ¿Puedes explicar entonces porque si estaba por interés me fui YO de los cargos que tenía? No lo hagas porque quedarás un poco mal.

    Lo que no puedo ser es tan incoherente de tomar un café con amigos o con mi gente y dar una opinión y después apoyar por acción o por omisión los actos del PSOE contrarios a su programa político. Eso no lo hace un buen socialista.

    Si eres socialista (socialista por ideas, no por partido ni por personas ni por otras cosas) verás y recordarás que en el carnet que llevas pone

    SOIS SOCIALISTA, NO PARA AMAR EN SILENCIO VUESTRAS IDEAS, NI PARA RECREAROS CON SU GRANDEZA, SINO PARA LLEVARLAS A TODAS PARTES... pues eso he hecho yo, cuando consideré que el PSOE en el Gobierno no hacía las cosas bien lo dije, cuando estuve en desacuerdo, lo expuse, y cuando vi que desde dentro era imposible defender el proyecto socialista y unas ideas de las que el PSOE se habia alejado, me fui, me fui porque en algunas políticas que defendía el PSOE comenzaba a no estar de acuerdo o a verlas de otra manera. Yo he podido defender la integración, la comprensión y el constructivismo en Educación, y dejar de hacerlo una vez que compruebas que ello no mejora la educación, sino lo contrario.

    Las personas normales suelen no pensar lo mismo con 15 que con 30, eso sólo les pasa a los radicales, a los que creen y confunden ideología con fe y eso, mal que te pese, para mi es BORREGUISMO.

    Tampoco hubiera hecho falta responderte, pero es bueno no llevarse a engaños, y menos contra un ataque personal. Me tienes que conocer poco, porque de lo contrario demostrarías ser un poco miserable, la verdad.

    Respecto a irme a UPYD, al poco de darme de baja algunos que si viven desprestigiando a los demás, hablando más de la cuenta y haciendo de la calumnia su forma de vida tan miserable difundieron dicho rumor, demostrando a quien haya visto los acontecimientos, la falsedad que conllevaba. De todas formas como ciudadano que soy hago lo que ME DA LA GANA y DIGO LO QUE ME DA LA GANA, libertad que otros no tienen por razones diversas que prefiero no mencionar. Si lo hiciera se sabría, como debe ser.

    Gracias por tu comentario e informate mejor anónima, antes de soltar exabruptos asnales. ¿No serás tu quien anhelas cargos?

    Y es que se cree el ladrón que todos son de su condición.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Realmente esta forma de focalizar mediaticamente a los colectivos molestos, sindicatos, controladores, y los que interesen en un futuro inmediato me recuerda a la tristemente famosa "Noche de los cristales rotos", demonizar de esta manera por parte del gobierno a los colectivos es simplemente inadmisible tenga el gobierno razón o no la tenga. recordemos que vivimos en una democracia con separación de poderes y si se crean leyes a medida de las corporaciones o grupos de interés se incumple claramente la idea fundamental de la carta social europea y por otro lado se rompe claramente lo iniciado en el mundo con la Revolución Francesa y que nos ha traido hasta la actualidad.
    Recordemos que el que el que no conoce la historia está irremisiblemente condenado a repetirla.

    ResponderEliminar
  13. http://www.youtube.com/watch?v=WODD0ZeHNss

    http://www.youtube.com/watch?v=56UtUFaozhc

    ResponderEliminar