23 jul. 2008

¿PSCV?... Y que tal PSDCMTRE

El debate está servido. Ahora, nos van a cambiar el nombre. Partit Socialista de la Comunitat Valenciana... ¿por qué?

El argumento que usan quienes defienden esta opción es que debemos adaptarnos a la realidad social de la Comunidad Valenciana y a los "nuevos tiempos". Y conectar de esta manera con la ciudadanía. Con ese mismo argumento, en 2000, cuando las urnas nos "machacaron" y llevaron a Aznar a la cima de su poder, debíamos haber cambiado el nombre... ¿PSOE? Eso era "anticuado", tendríamos que haber cambiado, y habernos adaptado a la sociedad: ¿Partido Socialdemócrata de Clases Medias y Trabajadores del Reino de España? La verdad es que no lo hicimos porque a pesar de seguir con nuestro nombre histórico, cambiaron las personas, entró un soplo de aire fresco y renovado al PSOE, se renovó el discurso, conectamos con los ciudadanos y, solo cuatro años despúes, esos mismos ciudadanos que nos llevaron al rincón más duro de la oposición, nos trasladaron en "volandas" con vitores y aplausos para gobernar el destino de España desde 2004.

En el fondo, pienso que las personas que quieren culpar a las siglas de nuestras derrotas electorales tratan de que se olvide cuales son las verdaderas causas de nuestro estancamiento electoral. Porque en la historia del PSOE jamás nos hemos adaptado a la "realidad social" sino que hemos modificado o moderado nuestro discurso, adaptandolo a la situación del momento pero siempre teniendo claro que la sociedad, en un determinado momento, no es algo perenne sino algo que la política socialista puede transformar para reducir las desigualdades, crear riqueza, generar bienestar social y crear una sociedad más moderna y más libre.

El problema de los últimos años en el Pais Valenciano ha sido un discurso poco claro, y un discurso que en el mejor de los casos solo se ha limitado a señalar lo que el PP hacía de forma errática, pero sin proponer un modelo alternativo al PP y por otro lado factible. A los ojos de la ciudadanía, el PSPV no tenía la capacidad de ser la alternativa de Gobierno al PP. Además, para colmo de males, los ciudadanos continuaban viendo muchas caras conocidas, las mismas que en 1996, que en 1982 e incluso las de la transición. Con lo cual tenemos los tres ingredientes necesarios para encadenar derrota tras derrota: discurso ambiguo, incapacidad para ser Gobierno de la Generalitat, y falta de renovación y aire fresco y nuevo.

El término Pais Valenciano no es una expresión nacionalista radical, pues incluso la misma derecha valenciana la utilizaba en los años 70. El problema viene cuando estalla la "batalla de Valencia" a finales de los '70, cuando defender el término "Pais Valenciano" pasó a ser sinónimo de nacionalismo. Finalmente el Estatut de 2006 lo condenó a la marginalidad, pero ello es debido a los síntomas que hemos hablado anteriormente. Nadie ha tenido la valentía de defenderlo y ante cualquier ataque del PP muchos se acobardaban. No somos nacionalistas ni pancatalanistas, simplemente se trata de ser coherente con nuestras ideas, se llama Pais Valenciano porque engloba una realidad cultural e historica que, sin separarnos de España, la hace genuina. El problema es que se inventó un término que se difundió y que quien lo ha defendido ha hecho un buen trabajo. Acaso Francia no es una república o Turquía. Pero decimos Francia y no la República Francesa. Como deberiamos decir Valencia y no Comunidad Valenciana por redundante y pedante. Pero tampoco podemos decir Valencia porque esta tierra es mucho más que Valencia, de hay el término Pais Valenciano.

Si alguien cree que este cambio soluciona todos los males de nuestro PSPV es que tiene una viga en el ojo, como señala el texto biblico. Podemos ganar algún voto pero perderemos el apoyo de ciudadanos comprometidos que nos han apoyado incluso en los momentos más dificiles. No se trata de siglas: para ganar al PP no hay que parecerse al PP sino tener "P.P." en el PSPV-PSOE: personas y programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario