23/5/2010

España: el mundo al revés.


Se consumó la estafa. El pasado jueves el Gobierno aprobaba el decretazo que supondrá un recorte sin precedentes en los últimos 25 años. Un recorte que supone cargar la factura de una mala gestión y la factura del despilfarro a aquellos que menos contribuyeron a ella y a aquellos que menos se beneficiaron de ella: A los trabajadores públicos, a los dependientes, a las madres y a los jubilados.

En mi caso, que soy un trabajador del ámbito de la Educación, uno de los sectores donde más notaremos este recorte, solo señalaré que flaco favor hace el Gobierno a su inexistente política social. Y demuestra por otro lado el "apoyo" y el "respeto" del Partido Socialista y de este Gobierno por nuestro trabajo, nuestro sacrificio y nuestra labor diaria. Es decir, ninguno.

Existe mucha gente que, bajo esa fama existente entre la masa de que un funcionario es alguien perezoso, vago, que cobra muy bien y que trabaja poco, se han alegrado de la medida. Evidentemente, lo más fácil sería llamar inculta a toda esa gente, pero no sería lo justo ni lo racional. Las personas tendemos a tener prejuicios: pensamos que los catalanes son rácanos, que los madrileños chulos, que los funcionarios vagos, que los policías violentos, que los jóvenes malos. Todo ello es fruto de la ignorancia y el desconocimiento.

Cuando el Gobierno baja el sueldo a los funcionarios, esta maltratando a miles de profesionales que dan cada día lo mejor de si mismos para que el país tire hacia delante. Esta despreciando a los médicos y enfermeros que nos curan, a los profesores y maestros que dan Educación y enseñan valores a nuestros jóvenes, a las FCS que garantizan la seguridad ciudadana, evitan atentados y detienen a los delincuentes. Además de todos esos trabajadores de la administración propiamente dicha, del INEM, de Hacienda, de la Seguridad Social, etc.

El Gobierno lo hace dos días antes de que sin ningún rubor, inyecte de nuevo dinero en los bancos, 500 millones, que pagaremos todos los españoles, de los pufos e irreponsabilidades de los miembros de las Cajas de Ahorros como Cajasur. Cabe recordar que una caja de ahorros es una institución donde banca y política se juntan. Donde se juntan los dos actores principales del sangramiento al país en estos últimos años, y quienes, curiosamente no serán responsables de pagar las consecuencias de la crisis.

Si tuviéramos un Gobierno de verdad, un gobierno que gobernase con valentía y arrojo, con la mirada firme en el horizonte, ese recorte, necesario, se habría hecho de otra forma y sobre todo se habrían tomado medidas antes.

Para empezar no derrochando 16.000 millones, justo el recorte producido, en un plan E que solo ha creado unos 40.o00 empleos y que hubiera sido rentable dejar a esas personas en el INEM cobrando el paro máximo. Al final solo ha servido para que las contratas de construcción, muchas veces amigas de los alcaldes de cada pueblo, se hayan beneficiado. O privatizando cosas tan ridiculas e innecesarias de ser sostenidas con dinero público como las Cajas de Ahorro o las Televisiones públicas autonómicas. Los 9,000 millones de Caja Castilla la Mancha (cuyos jefes políticos no han sido procesados) o los miles de millones de las televisiones públicas que solo sirven para que el político de turno se de publicidad podían haber servido para evitar ese déficit. O también se podrían haber eliminado organismos que solo sirven para que exista una duplicidad de administraciones. Por no hablar de la ridiculez de "MENESTERIOS" que no sirven para nada como Vivienda, Igualdad o la Vicepresidencia Tercera. Lugares donde se dilapida el dinero público como en el caso de un loco al que le toca la lotería. O adelgazar el excesivo numero de asesores que no asesoran que habitan en muchas administraciones.

Y en el lado de ingresos, no hace falta subir ningún impuesto. Simplemente con acordar cosas como la eliminación o cambio de color de los billetes de dinero negro, aflorarían miles de millones de pesetas y se sabría quienes lo poseen para luego fiscalizar mejor a esos defraudadores. O aumentando la inspección de Hacienda y de la Seguridad Socia y Trabajo, donde se conseguiría erradicar a esos sinverguenzas que cohabitan en la Economía Sumergida y que representan un 20% del PIB que no declara impuestos.

En lugar de eso, se castiga a quien hace las cosas bien, a quien no disfruto de los billetes de 500 en época de "vacas gordas". Se castiga al pensionista de a pie, que a duras penas la pensión le llega para poder sobrevivir. Se castiga al trabajador público, cuyos sueldos son bajos o bajos comparados con la actividad que desempeñan (¿un policía nacional merece ganar sólo 1.300 euros por jugarse la vida a diario, por poner un ejemplo? ¿Un médico merece ganar lo que gana por salvar vidas?¿O un docente, mientras muchos asesores les doblan el sueldo por estar simplemente?). Se castiga al dependiente, que no puede quejarse, que más quisiera el. Se castiga a las madres, que se ven obligadas a compaginar el trabajo, si lo tienen, con el trabajo de ser madre.

El presidente del Gobierno pedía sacrificios. Pero no se sacrifican los banqueros, cuyas pensiones y sueldos aumentan después de haber sido rescatados con dinero público; no se sacrifica la casta política del país, cuyos privilegios provocan vergüenza ajena, que gozan de pensión en 8 años mientras un trabajador tiene que esperar 20 años y nunca con una pensión integra, por poner un ejemplo. Ni se sacrifica a los defraudadores, ni a los que se lucran con la Economía sumergida.

Por eso, da vergüenza la injusticia manifiesta de esta medida. Da vergüenza que quienes no nos beneficiamos de la burbuja inmobiliaria seamos los que paguemos, mientras los LADRONES, VIVIDORES Y SINVERGÜENZAS se van de rositas. Yo solo espero que la gente, tan latina como es en este país, no se cabree en exceso. Más que nada para evitar una crisis social que nadie desearía provocada por los mismos que se van de rositas esta vez: los políticos, los banqueros y los defraudadores (empresarios ilegales, que no merecen llamarse empresarios, por respeto a los verdaderos empresarios, creadores de riqueza) cuyo máximo exponente preside la Patronal.

España: el país donde la cigarra se descojona de la hormiga y la hormiga calla y tiene que mantener a la cigarra en pleno invierno. Ya veremos por cuanto tiempo. España: El MUNDO AL REVES.

14/5/2010

SOCIALISTA Y OBRERO NUESTRO GOBIERNO… Y lo dirán sin que el rostro se les caiga.


Nuestro bienamado SOCIALISTA Y OBRERO presidente del Gobierno nos despertaba el martes con un plan para la reducción del déficit. Ese déficit que el mismo se ha encargado de ahondar, desde que España tuviera un 2,28% de superávit del PIB en 2008. Casi diez puntos del PIB derrochados.

El presidente pedía solidaridad y acto seguido anunciaba la reducción del salario de los trabajadores públicos en un 5% de media, la congelación de las pensiones para 2010 y 2011 y la supresión de la ayuda del cheque-bebe, además de castigar a las personas con dependencia por la no retroactividad de las ayudas y el recorte de 6000 millones en infraestructuras, que generara 800.000 nuevos parados. Eso sin caérsele la cara de vergüenza, diciendo que son medidas sociales.

Lo primero que debo y quiero señalar es la injusticia de estas propuestas. Huelga decir, a bote pronto, que mi condición de funcionario público, puede hacer pensar que si o si estoy en contra de la medida. Pues no. Perfectamente aceptaría ese sacrificio a costa de que España mejorase. El problema es que aquí hay muchas cosas que cambiar, que bajar el sueldo a los trabajadores públicos y pensionistas.

En primer lugar miremos porque tenemos ese agujero en las cuentas públicas. Durante estos dos años se ha estado derrochando dinero a expuertas sin parar. Casi 200.000 millones de Euros, el 20% del PIB. ¿Y donde ha ido ese dinero? Pues principalmente a rescatar de la quiebra mediante el FAAF y el FROB, a la banca, amén de salvar sus humildes salarios de miles de millones de euros y que, con lo solidarios que son ellos, cotizan muy muy poco, pues tienen ese humilde salario en los paraísos fiscales del mundo.

A pesar de ser los principales responsables de la crisis económica y de haber hundido a los países por completo y a España en la crisis, hemos salido todos en ayuda de ellos. Y para nada, porque el crédito sigue congelado. Eso si, se han subido las pensiones de los banqueros con el dinero que el trabajador paga de impuestos.

Ahora se deciden tomar medidas como:

El recorte de los sueldos de los empleados públicos de un 5% a un 9%. Personas que trabajamos en la Administración, ya sea en Administración, en Educación, en Seguridad, en Defensa, en Sanidad, en Justicia. ¿Por qué no se han bajado los sueldos tresmileuristas o superiores de asesores que lo único que han hecho es lamer la solapa en el PP o en el PSOE? Cuyo único merito es “asesorar”. Mientras ellos muchas veces sin otra función que estar al lado del jefe cobran sueldos de 5000 y más euros, se nos baja el sueldo a gente que ejercemos profesiones necesarias para la sociedad: médicos, profesores, Policia, Guardia Civil, empleados de correos, de hacienda, del INEM, administrativos y conserjes. Muchos de los cuales no llegan ni a mileuristas. Mientras nosotros trabajamos por la sociedad todos los días, no como los amigos políticos, que muchas veces ni siquiera van al trabajo. Mientras nosotros nos pagamos todo. Soy profesor y estoy pagando de mi bolsillo fotocopias porque no hay presupuesto pero nuestros políticos siguen comiendo en marisquerías de alto standing, volando gratis, etc. Y ahí no hay recorte que valga. SOCIALISTA Y OBRERO.

La congelación de pensiones. Medida nunca tomada por ningún gobierno. Un palo a todos los mayores del país, a los débiles, mientras los poderosos banqueros se suben un 20% las pensiones. Tengan en cuenta que muchos pensionistas cobran pensiones tercermundistas de menos de 700 €. Mientras nuestros políticos tienen pensiones blindadas con solo cotizar unos añitos. ¿Por qué no se han bajado las suyas? ¿Por qué no han puesto un impuesto a la de los banqueros? SOCIALISTA Y OBRERO

Recorte de gastos de farmacia y de dependencia. Nada que decir. Aquí se ve lo SOCIALISTA y OBRERO que es este Gobierno.

Recorte de inversiones públicas en 6.000 millones para infraestructuras necesarias como el AVE a Valencia. 800.000 puestos de trabajo directos e indirectos en el aire sin contar la reducción del consumo con la bajada de sueldo a los empleados públicos.

Por todo ello, por la injusticia de que los débiles pagan y los fuertes se ríen, gracias a este gobierno SOCIALISTA y OBRERO, o debería decir, HIPOCRITA Y RICACHON. Porque solo hay que ver lo mal que viven algunos miembros de mi ex partido para que sientas vergüenza ajena. Siento mucho si algún ex compañero socialista se siente mal por este artículo, pero llegados a este límite, a mí se me caería la cara de vergüenza de apoyar estas medidas que ni el PP cuando gobernaba fue capaz de tomar, mientras siguen las subvenciones a sindicatos, siguen las subvenciones a la Patronal, siguen las subvenciones a los actores de reparto (de los millones que se reparten), siguen las dietas y los lujos de la clase política, seguimos teniendo más coches oficiales que EEUU. Si aun siguiese en el PSOE, estoy convencido que esto hubiera sido la gota que colma el vaso, porque una persona que se llame socialista no puede apoyar esta injusticia.


Yo en su día ya dije que el camino que seguía el Gobierno acabaría mal. Y me llamaban de todo. El tiempo da y quita razones. Que cada cual actue de acuerdo con sus principios y coherencia personal.