31 de dic. de 2009

MIS PREVISIONES PARA 2010

Ayer en el mensaje de fin de año, la canciller alemana, Angela Merkel, señalaba que la supuesta recuperación de la economía iba a ser débil y que no se podia afirmar que lo peor había pasado. Y eso lo dice la jefa de Gobierno de un pais que tiene el mayor superávit comercial del mundo, lider en investigación y desarrollo, un pais que en plena crisis ha conseguido hacer descender la tasa de paro del 7,9% al 7,6%.

Mientras, a la misma hora, en Borregolandia, es decir, España, salía Zapatero para insuflarnos ánimo y decir que 2010 será el año de la recuperación. Después de ser lideres en la Unión Europea (en paro) da la sensación, escuchando los dos discursos, que las cosas en España van a ir mejor que en Alemania. Es triste, sobre todo porque detrás de esas palabras hay seres humanos que lo pasan mal.... Sino, seria para descojonarse, literalmente, de las tonterias que llegan a decir los políticos en España desde hace un tiempo. Y no es sólo que haya perdido la fe en Zapatero, la perdí hace tiempo, sino aún estaria militando en el PSOE. Sino que directamente no me creo sus palabras, y tiene narices que siendo socialista (aunque no tenga el carnet del PSOE) tenga que decir yo esto. Pero es que es como si nos tomaran por imbéciles, la verdad.

Dejando de lado este alegato comparando a Dios con un gitano (no me pregunten quien es Dios o Diosa, que se sobreentiende) trataré de dar mi pronóstico. Si alguien como Zapatero se atreve a decir eso sin que se le muevan los músculos de la cara, porque no iba a hacer yo lo mismo.

Mi previsión para el año que comienza es débil recuperación en la primera mitad y estanflación en la segunda.
En la primera parte veremos un aumento del paro en los primeros meses, que descenderá posteriormente, coincidiendo con la ultima bocanada de aire al ahogado empresariado nacional. Se podrá reactivar un poco la economía. Pero el crédito permanecerá congelado, pues las entidades financieras comenzarán a entrar en pérdidas por el aumento de la morosidad, y eso al final afectará a los balances y generará mayor desconfianza para conceder créditos. Resultado: Ventas de pisos cero y consiguiente descenso leve del precio de la vivienda. Descenso leve, porque las mayores inmobiliarias serán los bancos y Cajas de Ahorro, que no pueden hacer descender los precios bruscamente, pues de hacerlo su balance entraria en números rojos bien grandes y al final acabarían siendo intervenidos. Cosa que no descarto, especialmente alguna cajita de por aqui cerca, si no se logra la fusión.

Al mismo tiempo, el paso del tiempo irá confirmanco algo que comienza a entreverse. SUBIDAS DE PRECIOS, es decir, INFLACION. Y esta será algo dominante, pues como se consume menos y se produce menos, incluyendo algunas malas cosechas en ciertos lugares, entre ellos España, la recuperación leve de otros países, el excesivo endeudamiento público mundial, junto a la posibilidad de que parte de los miles de millones inyectados comiencen a salir, da el caldo de cultivo perfecto para que los precios empiecen a subir. Y eso, a medio plazo, será la tumba para caer de nuevo en la recesión. Porque hasta un alumno de Secundaria sabe la fórmula matemática que dice que al aumentar la inflación aumentarán los tipos de interés, lo que presionara no solo a las empresas, que verán más restringido el crédito, sino a las familias españolas, muchas de ellas hipotecadas.

En resumen mi previsión es la siguiente:

- Paro a 31 de diciembre de 2010. Cifras oficiales de 4.500.000 de parados, una tasa según la EPA del 21-22% aunque posiblemente lleguemos al 20% en mayo e incluso antes.
- Déficit público alarmante, superior al 12%, cifra que de confirmarse sería la cifra más alta desde la postguerra, en los años 40.
- Crecimiento de la Economia. El PIB se contraerá en un 0,3-0,5, aproximadamente.
- Inflación final en el entorno del 3 y medio por ciento, con posibilidad de que sea superior, dependiendo de las condiciones de las economías de Francia y Alemania.

Cabe la posibilidad de intervenciones del Banco de España en entidades financieras. Cabe la posibilidad de que las Agencias de Calificación rebajen nuestro Rating en una calificación o dos (de AA a A-). Ni decir tiene que la inflación provocará las respuestas sociales que no ha provocado el desempleo, dado que esta no puede suavizarse como el paro con economía sumergida.

Me gustaría equivocarme, ojala lo hiciera y acertase ZP. Pero me temo que la realidad se acerca más a mis previsiones que a las suyas.

Pasen buena noche de fin de año ....y buena suerte.

30 de dic. de 2009

La crisis sirve para destapar a los sinvergüenzas. Hoy Gerardo Diaz Ferran, empresaurio

Texto extraido del Confidencial, vale la pena leerlo.


Aquel palacio tenía que ser para él. Algo más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en tres plantas al pie de la bahía de Palma, justo donde el Mediterráneo se viste de azul turquesa. ¿Reformas? Las que hicieran falta, que para eso a Gerardo Díaz Ferrán le había castigado Dios con dinero. ¿Que se nos va el presupuesto a los cuatro millones de euros? Ningún problema, que ya se sabe que el mármol es para toda la vida. ¿Que qué pasa con este pagaré que me han devuelto, Gerardo? Nada, Joan, esta tarde lo arrreglo y te mando 30.000 euros para que pagues los andamios. ¿Que te debo ya medio millón de euros y que me llevas a los tribunales? No te preocupes, que estoy pendiente de que me paguen tres ayuntamientos y de vender tres cosas y me pongo con lo tuyo. ¿Que tienes que suspender pagos por mi culpa? Pues lo siento, chico, porque esta semana ando fatal de calderilla. Recién salida del concurso de acreedores, Jojaina, la constructora de Joan Rigo, presentó en los tribunales una demanda para obligar a Díaz Ferrán y a tres de sus empresas a suspender pagos por una deuda de 750.000 euros. Un par de meses antes había recibido el último SMS del presidente de la CEOE: “Esto es un desastre; no sabes lo preocupado que estoy...”.

Gerardo Díaz Ferrán ha seguido preocupado. “Llega un momento en el que no puedes hacer más”, ha dicho para justificar que el cierre esta semana de Air Comet haya dejado a miles de pasajeros en tierra y a 600 empleados en la calle. Y no es que no sienta los perjuicios causados a sus clientes, aunque esto les haya pasado por ilusos, porque ante el panorama de huelgas que se vivía en la compañía ni él mismo la hubiera elegido para volar a ningún sitio. Pese a que el escándalo ha sido mayúsculo, los trabajadores pueden estar tranquilos. “No sé si podremos inyectar algún recurso más a la compañía para poder pagar (las nóminas), pero los 20 días (del ERE al que obliga la ley) los cobran seguro”. Tienen la palabra de Gerardo. ¿No les basta?
A estas alturas es difícil soprenderse por algo, aunque hay que reconocer que no es habitual que el estandarte de la patronal arrostre con orgullo la condición de moroso, que exhiba sin pudor sus deudas con Hacienda o con la Seguridad Social, que asuma con naturalidad una investigación judicial por el presunto desvío de ayudas públicas, y que, como contrapartida, reciba el apoyo unánime de su organización, que ya se sabe que van a por ti, Gerardo, querido. Es legítimo que la CEOE exija una rebaja de las cotizaciones sociales y el abaratamiento del despido, o que denuncie que la banca tiene cerrado el grigo del crédito. Pero lo sería aún más si el hombre que pone voz a esas demandas no debiera hasta de callarse, abonase religiosamente la nómina de sus trabajadores y no fuera, en su condición de consejero de Caja Madrid, el principal beneficiario de unos ventajosos préstamos que tampoco paga.

En realidad, no es Díaz Ferrán el que ha entrado en quiebra sino toda una clase empresarial que ha medrado con las concesiones públicas, que se ha enriquecido gracias al amiguismo y a la connivencia con el poder político y que, lejos de aprovechar una coyuntura favorable de década y media para fortalecer sus empresas se ha limitado a levantar castillos de naipes que se han ido al suelo con la primera brisa. Aquí ha habido pocos empresarios y muchos especuladores, cuyos conglomerados sólo han servido para dar apariencia de legalidad a sus operaciones financieras. ¿Es normal que un mayorista turístico como Marsans haya actuado como broker hasta acumular una cartera de acciones de casi 90 millones de euros? ¿Era razonable que el presidente de la CEOE y su eterno socio Gonzalo Pascual destinaran casi 100 millones de euros de sus empresas a hacerse con el 5% de un grupo de alimentación como SOS para dar un pelotazo finalmente malogrado? ¿O que se lamentaran de que Fernando Martín sólo les permitiera entrar con 25 millones en Martinsa? Visto así no es tan descabellado que Díaz Ferrán represente a la clase empresarial de este país, porque no deja de ser uno de sus retratos más fieles.
Eso es, al menos, lo que dice su propia trayectoria. Emparentado su socio con la familia de Arias Navarro, a la pareja no le fue difícil conseguir las primeras adjudicaciones de las líneas de transporte que ya entonces empezaban a privatizarse en Madrid. Del sector público también les llegó Marsans y Aerolíneas Argentinas. Con esos antecedentes no es extraño que la obsesión de Díaz Ferrán haya sido conseguir la privatización de la EMT, con la que “podrían dedicarse miles de millones de pesetas a otros bienes sociales”. Así es este endeudado millonario que cuando pintaba en oros sostenía que la mejor empresa pública era la que no existía –es decir, la que se le adjudicaba al ser privatizada- y que cuando el palo cambió a bastos pidió hacer un kit-kat en el capitalismo para que el Estado corriera a socorrerle.

Con lo público el patrón en jefe ha vivido como un marajá, sobre todo desde que se convirtió en el ojo derecho de Esperanza Aguirre, “que es cojonuda” y con razón. Viajes de mayores, subvenciones para vehículos, contratos de gestión de centros culturales, lo que hiciera falta para alguien generoso con las finanzas del partido, a quien no le dolían prendas en entregar unos decenas de miles de euros para ayudar en las campañas. Había dinero hasta para contribuir al gotelé de Barceló en su cúpula ginebrina. El secreto era estar a bien con todos y estrechar la mano o besar en la mejilla de todos y cada uno de los miembros de la nueva Ejecutiva del PSOE en su último Congreso, no fuera a ser que el Gobierno se olvidara de que los Kirchner le deben una pasta con Aerolíneas y le dejara de su mano.

Díaz Ferrán es el símbolo del fin de una época, en la que como él mismo ha reconocido en El Mundo llegabas a los bancos “les pedías que te financiaran un 70% y te decían que no, que el 100%, faltaba más”, sobre todo si eras consejero, había que comprar casa a los niños y bastaba con pedíselo a Blesa, que no se entiende lo que le ha pasado ahora a este hombre con lo comprensivo que fue siempre. ¿Acaso va a quebrar la caja por 32 millones de euros más o menos?

Es evidente que permanecer al frente de la CEOE no es un lastre para este moroso compulsivo, aunque es razonable pensar que sí representa un carga para la patronal mantener a Díaz Ferrán en la presidencia, justo cuando se inicia una nueva ronda del diálogo social. ¿Para qué querrá Gerardo que se recorten las cuotas a la Seguridad Social si él no las paga? Pues eso.

28 de dic. de 2009

Economía Sumergida. Los defectos de un país de pícaros

En el dia de hoy el periódico el Economista sacaba un artículo en el que señalaba que según un estudio de Deustche Bank, los países con mayor economía sumergida estaban pasando con menores dificultades la crisis. Y no se trata de una inocentada.

Que en nuestro país hay una gran bolsa de economía sumergida, eso lo sabe hasta el más bobo. Yo mismo hace años para poder trabajar haciendo extras y poder pagarme los estudios, llegaba a restaurantes varios de playa y preguntaba. Y la respuesta era, si, pero sin contrato. Y como eso, hay miles de personas, y no lo hacen de manera "sumergida", sino con total descaro. Simplemente conociendo un poco a la gente, se puede ver donde está "el tinglado". Sin embargo, parece que eso no es prioridad del Gobierno, sea este o del PP, sea el Gobierno de la Generalitat o un Gobierno de la Generalitat socialista.

En primer lugar, en España la cultura de pagar impuestos no ha sido asimilada. Quiza los gobernantes no han hecho pedagogia suficiente. La gente tiene la impresión de que paga demasiados impuestos y que se gestionan mal, primer punto, para que la gente común de la calle incluso simpatice con los sinvergüenzas que defraudan. Por otro lado es cierto, y en eso coincidimos muchos, que los autonomos y las PYMES están sangrados a pagos, entre impuestos, Seguridad Social, al no tener la posibilidad en muchos casos de reducir esos gastos de forma legal, por no tener la asistencia juridica y fiscal que tienen las grandes empresas. Y algunos de estos, optan por reducir esos pagos defraudando. Pero esa no es la solución, es una estafa a los contribuyentes, es decir, a todos.

Todo ello, unido a la picaresca española, hace que muchos creen empleo sumergido. Y el Estado, que tiene la obligación moral de reprimirlo, no hace gran cosa, o no pone todo los recursos que debiera. Por cada inspector fiscal que contratase, amortizaría el sueldo con creces, devolviendo a las arcas del Estado gran parte de los recursos estafados. Porque la situación es, directamente, un mundo al revés con todas las letras. Los que defraudan tienen todos los servicios del Estado: Educación, Sanidad, Justicia Gratuita. Y ganan más que los que cumplen. Con lo cual, se produce una brutal paradoja: El autónomo o pyme responsable gana menos, pero paga más y además recibe menores servicios del Estado, pues muchos de ellos no le corresponden por su nivel de ingresos. Mientras el estafador tiene todos los servicios, pues su renta es igual a cero, costeados por el honrado, y encima gana más que el otro.

El resultado que se está produciendo por ello es que los negocios de la gente decente se hunden, mientras los negocios de la gentuza, pues no tienen otro calificativo, prosperan. Hace poco tiempo la asociación de inspectores de Hacienda, GESTHA, denunciaba la inacción de las administraciones para perseguir la economía sumergida. Cifrana en 100.000 millones de euros el coste de dicha economía y los ingresos que genera. Simplemente, simplificando, si el 20% de este dinero fuera a las arcas del Estado, no solamente no sería necesaria una reforma de los impuestos, sino que se podrian bajar.

Pero es el deber de quienen tienen la responsabilidad de Gobierno de hacer que la gente interiorice eso, que quien defrauda, que quien tiene un negocio sin declarar no es un espabilidado, ni un listillo, ni un emprendedor. Es, simple y llanamente un LADRON y un SINVERGÜENZA. Y si los diferentes gobiernos no lo persiguen ni ponen los recursos que solo tiene la Administración para hacerlo, se convierten en COMPLICES.

Dice el dicho que no hay peor ciego que el que no quiere ver.... Pues asi estamos, señores.

7 de dic. de 2009

Las razones de mi baja en el Partido Socialista

Hace unos días, se consumó una decisión que fue muy dura de adoptar, a nivel personal. Una decisión que llevaba tiempo planteándome y que después de muchas reflexiones internas me decidí a adoptar: dejar mi militancia en el PSOE.

Para quienes hayan tomado esa decisión, sabrán que es algo que no surge de la noche a la mañana. Para quien no lo haya hecho, seguramente será algo incomprensible. ¿Por qué alguien deja de sentirse parte de un proyecto político que ha defendido? En ocasiones, no se trata solo de que la persona haya cambiado de manera de pensar, sino que aquella organización a la que defendía también lo haya hecho, y desgraciadamente, a peor.

Empecé a militar en 2003 en el PSOE, pero he sido simpatizante desde 1998, en la Agrupación de San Vicente. Alli pude ver como una agrupación local fuerte, en un pueblo de izquierdas de siempre, se disolvía como la espuma en medio de guerras internas, luchas, rencillas personales, etc. Era muy joven, y por ello muy ingenuo, y entendi que se trataba de un problema de gente, no de la organización.

Mi simpatia con el PSOE me viene de familia, familia humilde, que siempre se ha considerado de izquierdas, con un bisabuelo fusilado en Toledo por defender las mismas ideas o parecidas a las que yo he defendido hasta ahora. Mi apoyo al PSOE era fundamentalmente por estar en consonancia con sus ideas socialdemócratas, sus valeores de justicia social, libertad, igualdad, aunque en mi caso, siendo franco, me encontraba más a la izquierda que la linea oficial de mi partido, seguramente debido a mi juventud e ingenuidad. Algo que el paso del tiempo, la experiencia, el conocimiento y el "dia a dia" ha ido modificando un poco, haciendome más moderado, más de centro-izquierda. Es la evolución natural, pocas personas defienden las mismas ideas a los 15 años que cuando tienen 65. Bien por excesivo apego a unas ideas, por diversos motivos, o bien por intransigencia pura y dura.

Estuve en las movilizaciones anti LOU de 2001, en las manifestaciones contra la Guerra de Irak en 2003, y apoyando a mi partido, el Partido Socialista en cada una de las citas electorales, colaborando en la elaboración de varios programas electorales, tanto a nivel local, como autónomico e incluso nacional desde mis responsabilidades en Juventudes Socialistas. Donde, dicho sea de paso, fui fundador de la Agrupación de Juventudes Socialistas en Mutxamel, donde muchas veces me toco luchar para sacar el proyecto adelante.

No creo que tenga que justificarme en exceso, quien me ha conocido sabe que he tratado de contribuir a difundir las ideas de mi partido, tratar de ser consecuente con ellas y luchar por que mi partido ganase las elecciones, no como un fin en si mismo, sino como un medio. Porque ganar elecciones es el medio para aplicar el programa socialista y solucionar los problemas de la gente. La gente de izquierdas nos debemos a la gente, trabajamos para la gente, y somos parte de la gente, ni más ni menos. El socialista que no sigue con esos principios no es un socialista, es un socialisto.

De mi paso por responsabilidades de partido e institucionales me llevo muy buenos recuerdos, aunque quiza también otros recuerdos, quiza no tan buenos. Más adelante, si lo considero oportuno, será el momento de entrar en detalle. Pero sobre todo recuerdo los buenos, la gente excepcional que existe dentro del Partido Socialista, gente humilde, noble, sincera, que es socialista de los pies a la cabeza, que luchan dia a dia por construir un mundo mejor, bien desde un cargo institucional o desde la base del partido. A ellos les doy las gracias por el trato dispensado y les deseo mucha suerte, esperando que consigan hacer realidad sus anhelos y sus esperanzas.

Las discrepancias con mi partido son principalmente por dos motivos fundamentales: una política errática y cobarde en muchos aspectos; y la organización interna del PSPV-PSOE a nivel autonómico.

La negación de la crisis a comienzos de 2o08 fue el inicio del divorcio entre la linea oficial de mi partido y yo. ¿Como que no hay crisis?¿Como que no se debe ser pesimista? Como defender este discurso cuando ves en la gente que te rodea, como se van quedando sin trabajo tus conocidos, como empiezas a conocer casos cercanos de gente que esta siendo embargada, que no llega a fin de mes. ¿No se supone que nosotros debemos estar al lado de la gente? Nos estábamos separando de la gente, de quienes hacen que el PSOE este gobernando, para defender una idea que estaba en la cabeza de nuestros "líderes". Y ello a pesar de que muchos dirigentes del PSOE se mostraban disconformes, entre ellos el mayor lider y el mejor presidente que ha tenido el país: Felipe Gonzalez. Alguien que no tuvo miedo en reconocer los problemas de España, en esforzarse en explicar a los ciudadanos lo que iba a hacer, en ser sincero y en adoptar las medidas necesarias: para entrar en la UE, para mejorar los derechos de los trabajadores, para hacer una Reconversión Industrial dolorosa, pero necesaria, para universalizar la Enseñanza y la Sanidad, para dar pensiones a quienes estaban abocados a una pobreza durante su vejez.

Además cuando ya se reconoció la crisis las medidas tomadas fueron erráticas. En primer lugar el FAAF y el FROB: un rescate de esa banca tan solvente española con el dinero del contibuyente para que diera créditos. Ha pasado un año y estamos con 4 millones de parados, la banca volviendo a ganar dinero, pero los ciudadanos cada vez peor. ¿Es eso una política de izquierdas? Porque no hacer como en EEUU, donde se deja quebrar al banco, se garantizan los depósitos, y luego las propiedades del banco se liquidan y pasan al Tesoro Público. No. Es mejor coger el dinero del ciudadano para darselo a la banca.... Si esto es socialista.... apaga y vámonos.

Luego las medidas tomadas: un endeudamiento público brutal, que pagaremos tarde o temprano, la ausencia de reformas para empezar a salir de la crisis, no solo de la crisis, sino empezar a ser un país decente: ¿por que no buscar las bolsas de fraude y economia sumergida?¿Por que no dejar que los promotores se coman los ladrillos de los cuales se han empachado? ¿Por que no hacer una reforma laboral igualitaria, para que no haya unos trabajadores con derechos, y otros sin ninguno?¿Por que no hacer una reforma necesaria del sistema educativo, que esta claro que tiene un problema de raíz que si no solucionamos lastrará a España durante décadas? NO... En lugar de eso, anuncios, publicidad, y viendo como los dos partidos se dan de tortas mientras nadie busca soluciones a los problemas de la gente. Y que conste que esto no sólo es una crítica al PSOE. Aun espero una rebelión de los afiliados de base del PP, viendo que su partido se hunde entre mentiras y corrupción, con un lider que no les convence ni a ellos mismos. Con estos políticos, asi va el país.

Ese es uno de los motivos de mi discordancia con el PSOE, la segunda es la forma de hacer las cosas en la Comunidad Valenciana. Una Comunidad lastrada por un Gobierno del PP que no sabe hacer nada, paralizado por los procesos judiciales contra sus miembros, que no está haciendo nada frente a la crisis en el ámbito que le compete, sólo publicidad, en lugar de medidas, vender humo. Y sin embargo, en caso de elecciones, el resultado sería claro... VICTORIA APLASTANTE DEL PP. ¿Por que? Pues porque no hay ninguna oposición real al PP. Y los ciudadanos no quieren experimentos con cosas desconocidas, más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Y es que la oposición, el PSPV, es un partido lastrado por años de guerras internas entre sus miembros por coger las migajas de la oposición, dando a entender, a todos, que el objetivo es el poder, pues si no fuese asi, el objetivo seria conseguir el poder para cambiar las cosas y eso NUNCA se puede hacer desde la oposición.

El PSPV es un partido sin rumbo, con largos años en manos de un sector del partido apolillado del tiempo que llevaban alli, cansando a los votantes, puesto que siempre estaba la misma gente, las mismas caras, y aunque la experiencia es un grado para un grupo político, también lo es el recambio y el aire fresco, para que entren ideas nuevas.

Sin embargo, hace un año se eligió una nueva dirección. Se ha cambiado la gente y teoricamente ha entrado aire fresco.... o eso pensabamos. Pero todo continúa igual o peor... las luchas internas entre afines a uno y a otro continúan, mientras los problemas de los ciudadanos no se resuelven. En lugar de crear un programa político y difundirlo, para crear una alternativa al desgobierno que existe en la Comunidad Valenciana, el PSPV-PSOE se dedica a sus asuntos internos, a difundir un mensaje pobre y como siempre, sin nada nuevo, y a convertirse en un mero partido sucursalista que sólo se ocupa de anunciar las bondades del Gobierno de Madrid, como si fuera una simple delegación del Gobierno. Sin luchar, si hace falta, contra el mismísimo Gobierno, por defender un futuro próspero para esta tierra, que merece lo mejor, un Gobierno decente y una oposición trabajadora. Pues ni una cosa ni la otra. Y eso, poco a poco, desmotiva a cualquiera, a cualquiera que quiere lo mejor para su pueblo y para su tierra.

Estas son las razones de mi baja, en principio temporal, del PSOE. Además de motivos estrictamente personales, como son el inicio de mi profesión vocacional, la Enseñanza, donde he podido ver las carencias de la Generalitat en la Escuela Pública, pero también el fracaso de un sistema educativo que no es viable, un sistema educativo que no funciona y que no sirve para desarrollar al país, un sistema viciado desde el origen, y al que no se dota de los recursos suficientes para lograr unos buenos resultados.

Espero que muchos de los que lean esto y me conocen, entiendan y comprendan. Sé que habrá muchos que lo harán y otros que no, pero eso ya queda en la valoración personal de cada uno.

Un antiguo militante del Partido Socialista
Julián Jimenez García

5 de dic. de 2009

La sostenibilidad de España

El Gobierno socialista ha sacado de la chistera una ley de Economia Sostenible, que pretende ser el paladin para conseguir sacar a España de la recesión. El problema es que esta ley no ataja los problemas de base, no se centra en los principales problemas de España. Los que hacen que España este a la cola, los que hacen que España tenga una tasa de paro del 20%, mientras en Alemania baja el desempleo en plena crisis.... si, en plena crisis, lo han oido bien.

Trataré de ser muy didáctico con el problema, y explicar mi planteamiento.

El primer mal de España es el sistema educativo. Es la raíz del problema. Una educación para mediocres y donde lo que se pretende es igualar en la mediocridad. Convertir la Enseñanza Secundaria, que es la más importante, en una Guarderia de Adolescentes. Explicaré brevemente: soy profesor en un centro de Secundaria. La obligatoriedad de la Educación Secundaria es el mayor lastre. Se obliga a una persona que no tiene la intención de estudiar en la Universidad a estar por decreto durante toda la semana en un sitio donde no tiene ganas de estar. En lugar de hacer como en Alemania, donde desde los 13-14 años, la formación es para especializarlos de cara al mercado laboral, aqui se les tiene metidos en un aula, aprendiendo nada, puesto que no quieren aprender, además de impidiendo el aprendizaje de los que si quieren aprender. El resultado es claro: LA TASA MAS ALTA DE FRACASO ESCOLAR DE LA UNION EUROPEA.

Además se acostumbra a los padres a que todo se lo debe dar la escuela, que ellos no tienen ninguna responsabilidad sobre sus hijos. El profesor ya no es quien enseña a sus hijos, sino quien se los cuida, con lo cual la actitud de los padres suele ser innombrable: desde el que justifica a su hijo, dado que no vale para ocuparse de él, hasta el que, segun la mentalidad "progresista", entiende que el mal es producto de la Sociedad. El resultado está ahi.

Se supone que lo progresista es una educación integradora, donde se integra, se comprende, se baja el nivel.... Suspender es malo, aunque no merezca el aprobado. Se iguala en la mediocridad, y el resultado es un pais de mediocres, un pais farolillo de cola de la UE. A mi no deja de sorprenderme que lo progresista sea bajar el nivel. Yo siempre he entendido que de izquierdas es garantizar la educación al pobre, para que este nunca sea engañado por el rico, que era el que tenía antes en exclusividad el acceso a la Educación. Y una vez que has garantizado la igualdad de oportunidades, hay que explotar la capacidad del alumno, para lograr el mejor resultado.

No quiero extenderme, pero en menos de un año de docente he encontrado de todo. Desde alumnos a los que han ido pasando de curso sin saber hacer lo más básico. Convirtiendolos en semianalfabetos, ni siquiera en tiempos de la Segunda República, donde los legisladores y políticos se esforzaron en erradicar el analfabetismo. Estamos peor que en 1931, señores.

O docentes, a los que su progresismo les induce a dar el titulo de Graduado a cualquiera. Consecuencia clara: lo que no hace la escuela, ejercer de filtro, lo hace el mercado laboral... Y tenemos la paradoja de que quien tiene el Graduado es como quien tiene un tio en Granada... que ni tiene tio, ni tiene nada. O chavales con un coeficiente intelectual altísimo, que dado que nadie piensa en ellos, pues se convierten en "gamberretes", porque están aburridos de las bobadas que dicen en clase y terminan perdiendo sus capacidades.

En fin, y ahora se plantean alargar la obligatoriedad a los 18 años. ¿Para qué? Para parecernos a Francia, donde los institutos tienen un calabozo y policias en el centro, donde las palizas, los problemas son el pan nuestro de cada día. O quizá asi baje la tasa de paro... Pero la medida no traería nada bueno. Es decir, que en lugar de ir p'alante, vamos p'atrás....