10 dic. 2008

Algunos siguen erre que erre...


Hoy aparecía en la prensa la noticia de que los presos de ETA más disidentes con la banda asesina estaban siendo acercados a cárceles próximas al País Vasco. A pesar de la coherencia y la forma de actuar de Federico Trillo, respaldando tal decisión ( conste que no es santo de mi devoción) algunos que no saben ni han aprendido otra cosa que usar los cádaveres de las víctimas como arma política, trataban de poner el grito en el cielo por dicha decisión.


En primer lugar, acusar al Gobierno de estar negociando con la ETA, despúes de las múltiples decisiones tomadas, como buscar la forma de desalojar a ANV de algunos ayuntamientos, asi como la cadena de detenciones registradas, no sólo es engañar sino servirse de la forma más pérfida de hacer política, a la que algunos están acostumbrados, y es usarse de la sangre de los inocentes para elaborar o machacar al adversario.


Seguidamente, he de señalar, que junto a la acción policial, la mejor forma de acabar con ETA, es dejarla sin argumentos y dar alas a sus detractores internos. Vamos a ver, una de las cosas que más unen a la izquierda abertzale proetarra es el "tema de los presos". En su momento, Aznar inició una tregua con ETA en 1998 comenzando por un reagrupamiento de presos. Además hay que tener en cuenta que "los presos" son el banderin de enganche e incluso de unión dentro de la izquierda radical vasca.


Tanto esa cuestión, el supuesto maltrato a los presos, alejandolos de sus familias como la irreal "represión policial" han servido de gasolina para que la llama abertzale nunca se apagara entre los fieles a la secta asesina. Pues bien, el Gobierno socialista ha tomado dos iniciativas: primera, grabar las detenciones e interrogatorios a presos etarras para evitar el típico victimismo de los abertzales. Y en segundo lugar la noticia de hoy.


Cabe señalar que mandar a un recluso a un lugar lejano no es un castigo para el recluso, sea de la condicion que sea, sino un castigo para su familia y ayuda a crear odio entre los conocidos, amigos y familiares de este. Porque... Que culpa tiene la madre o el padre o el abuelo de un etarra de las acciones de su hijo. Lo que hay que hacer, a parte de aislar al preso, si cabe, es que las penas se cumplan, cosa que este Gobierno aprobó hace tres semanas, endureciendo el Código Penal. Pero castigar a la familia mandando al preso a, por poner un ejemplo, Canarias, es un absurdo, porque castigas a gente que, sean cual sean sus ideas, no es culpable de nada. Y encima consigues dar la razón a los que alientan el aberzalismo.


Contra un enemigo como ETA, contra gente que actúa de manera despiadada, las visceras y usar los instintos primarios, como hacen ellos, además de ayudar a que te rebajes a su altura, es cargarlos de argumentos que luego darán a la gente de su entorno. Para solucionar un problema como el terrorismo hace falta mucho trabajo, mucho tiempo y mucha entereza, como la que demuestran muchos socialistas o populares en el País Vasco. Determinados "aggitadogges" radiófónicos no ayudan en nada a acabar con esta lacra. Más bien al contrario

1 comentario:

  1. Ya le hemos tenido por aquí,y por cierto, muy interesantes sus charlas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar