26 feb. 2007

Y tú...¿Qué ves?




¿Y TU QUE VES? Publicado en el Diario Información el día 24 de febrero por el Secretario General de JSPV Mutxamel

Como viene siendo habitual, el Gobierno del Señor Camps ha gastado una ingente cantidad de dinero público, es decir, del dinero que los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos, para malvender su nefasta gestión al frente del Gobierno autonómico.

Sin embargo, en esta ocasión, la campaña de publicidad llega a herir la sensibilidad de gente que, como mi caso, siente que le están intentando tomar el pelo. Y es que a veces uno se pregunta si nuestros gobernantes piensan que los ciudadanos, los discapacitados, los jóvenes, las mujeres, somos idiotas; o si por el contrario, tratan de parecer tan listos y avispados que, sin saber como ni porque, acaban pareciendo justo lo contrario.

Seguramente ustedes lo hayan visto también anunciado en estos últimos días. El lema de esta infame y bochornosa muestra de omnipotencia del PP es: “¿Y tu qué ves?, pregunta a la que se responde con un sinfín de bondades y mejoras, supuestamente por obra y gracia de nuestro querido gobierno autonómico: mejoras en la Educación, en la Sanidad, en Servicios Sociales, en políticas de vivienda y de juventud. Mostrando, en definitiva, lo que esta comunidad es por fuera: una bendición divina.

El problema es que la realidad está por dentro de esa casa. Estamos en una Comunidad que bien podríamos asemejar a una casa con una fachada esplendorosa, de color de rosa, que sería lo que Camps y el PP nos muestran en “su” televisión. Pero al entrar a esa casa, todo son ruinas y el techo está tambaleándose sobre nuestras cabezas. Es una casa inhabitable, una casa que no se ha cuidado y cuyos “dueños” durante doce años han estado de vacaciones, discutiendo entre ellos y derrochando el dinero. Y mientras, valga la redundancia, “la casa sin barrer”.

Por ello, cuando escuchamos el lema podemos dar un sinfín de respuestas. Veo que la Sanidad pública está en niveles alarmantes, que ir al médico o al Hospital esta comenzando a ser un problema, y no una solución, por la falta de camas, de hospitales y de personal. Veo que los niños tienen que estudiar en barracones, en condiciones deplorables, cuando hace quince años lo normal era hacerlo en un colegio “sólido”, con calefacción y condiciones aceptables. Veo que quien debe impartir las clases es alguien con un contrato eventual, lo que impide el normal funcionamiento del sistema educativo de nuestra Comunidad. Veo que las personas mayores disfrutan de una vida más cómoda en Andalucía o en Cataluña, porque aquí no se hacen Centros de Día ni se les tiene la más minima consideración. Veo que los jóvenes somos los más perjudicados, porque no podemos acceder a una Vivienda de Protección Oficial, ni siquiera en alquiler, por mucho que diga el anuncio de la Generalitat. Veo un endeudamiento crónico, fruto de la irresponsabilidad política de unos gobernantes que no merecen tal nombre, por haber lapidado el dinero que pagamos los contribuyentes en cosas inútiles como un Parque Tematico, de cuyo nombre no me quiero acordar, mientras las necesidades básicas son desatendidas de un modo insultante. Y veo, que seremos los jóvenes, los que cargaremos mañana con el despilfarro de hoy.
Para concluir solo señalaré una cosa. Veo esperanza. La esperanza de que los ciudadanos y, en especial, los jóvenes, con su voto el 27 de mayo, comiencen a ver un nuevo futuro. Un nuevo gobierno para esta comunidad que se encargue de solucionar los problemas de la gente, de los jóvenes, de los emprendedores, de los ancianos, de las mujeres, de todos. Un gobierno progresista y de izquierdas, responsable y humilde, que no se dedique a hacer propaganda al estilo Goebbels, como hace el PP. En definitiva, UN GOBIERNO QUE GOBIERNE.

1 comentario:

  1. Estoy contigo, pero no creo que el PSOE sea la solucion, ya que tuvieron su oportunidad con Lerma con el que empezaron el saqueo continuado por Zaplana. Es una pena que en las proximas elecciones los votantes y ciudadanos de la Comunidad Valenciana lo tengamos tan mal, la vida politica esta muy degradada. un saludo

    ResponderEliminar